El azúcar es el responsable de algunos problemas de salud, como la diabetes o la obesidad. Por mucho que nos gusten los alimentos ricos en azúcar, como los dulces que podemos encontrar en cualquier pastelería o supermercado, es imprescindible moderar su consumo. Te contamos cómo reducir el consumo de azúcar en tu dieta, con estos sencillos consejos:

1. Antes deberás comer los alimentos más importantes. En tu dieta necesitarás muchas verduras, y no podrás olvidarte de la fruta. Come primero estos alimentos y, si sigues con hambre o si todavía te apetece, disfruta de un rico helado o bollo. Posiblemente después de haber comido dejarás de querer probar estos postres, o reducirás el tamaño del postre pero, si apuestas por los alimentos ricos en azúcar antes de haber comido tu plato principal, es mucho más probable que disfrutes de esos postres, y en grandes cantidades.

2. Aprende recetas riquísimas… y sanas. Muchas veces recurrimos a la bollería porque asociamos la comida sana con comida aburrida. No hay nada más lejos de la verdad. Aprende a hacer postres muy sanos pero ricos, como por ejemplo batidos de frutas, y consigue un libro de recetas sanas para aprender a disfrutar de las verduras, que descubrirás que no tienen nada de aburrido.

3. Pregúntate por qué quieres comer ese postre dulce. Muchas veces recurrimos a la comida cuando nos sentimos aburridos o estresados, pues es nuestra manera de sentirnos mejor. Descubre por qué recurres con tanta frecuencia a estos postres y, si la razón es el aburrimiento o el nerviosismo, descubre otra manera de sentirte mejor, como por ejemplo practicando un deporte.

4. Descubre las consecuencias de un consumo alto en azúcar. El azúcar en exceso puede perjudicar nuestra salud, pues puede provocar la aparición de caries y puede resecar nuestra piel y darnos enfermedades tales como la hipoglucemia, la hiperglucemia o la diabetes.

5. Modera las cantidades. Una cosa es comer un trozo pequeño de tarta, pero no deberíamos añadir mucha cantidad a nuestro plato o repetir cinco veces por día, por muy rico que esté este postre.

6. Reserva estos dulces para las ocasiones especiales. Hay una razón por la cual los cumpleaños están asociados con tarta y golosinas. Puedes disfrutar de dulces y postres en tu cumpleaños, en los cumpleaños de tus seres queridos o cuando hayas alcanzado una meta que te has propuesto durante mucho tiempo.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

0 8142
Estudio del caso clínico de un paciente de 57 años que acude a consulta ante el fracaso reiterado de dietas de...

0 3062
Hasta hace pocos años los tratamientos para adelgazar se centraban únicamente en la alimentación y en el ejercicio físico. Sin embargo,...

0 3959
La búsqueda de la salud mediante métodos naturales es una constante en el hombre, quizás porque cada vez y de manera más...

NINGÚN COMENTARIO

Responder