por -
0 187

La llegada del otoño significa, para muchos, sustituir las prendas de verano por otras más abrigadas y de entretiempo. Sin embargo, este descenso de las temperaturas provoca a su vez un aumento considerable de infecciones respiratorias como pueden ser los resfriados y otros malestares.

Y es que no hay que olvidar que, además de la ropa, también cambiamos los hábitos alimenticios, los cuáles influyen sobremanera en nuestro sistema inmune, que es el máximo responsable de proteger al organismo frente a cualquier agresión externa.

¿Por qué con el frío enfermamos más?

Cuando llega el calor, aumenta el consumo de verduras y frutas frescas, ya sea por el objetivo de cuidarse más de cara al verano o por la necesidad de alimentos frescos que ayuden a combatir el calor. Sin embargo, con el frío solemos dejar de lado el gazpacho o el hummus con verduras para sustituirlos por guisos, reduciendo en gran medida todos esos nutrientes tan beneficiosos en ese tipo de alimentos.

Aprende a reforzar el sistema inmune

En nootric.es recomendamos siempre llevar una dieta saludable y equilibrada durante todo el año. Y cualquier alimentación sana necesita una gran cantidad de vitaminas y minerales –muchas de las cuáles se encuentran en los vegetales–, para fortalecer las defensas y preparar nuestro cuerpo para afrontar la llegada del frío. Para ello, no hay nada mejor que habituarse a seguir: cinco porciones diarias de fruta y verdura para mantener el organismo en esas condiciones óptimas que necesitamos y si quieres más consejos, siempre puedes seguir las siguientes dietas sanas. Aunque, a pesar de que con el frío siempre apetece más un plato caliente, lo que realmente necesitamos es un mayor aporte de antioxidantes y vitaminas para reforzar el sistema inmune, pues será el que haga frente a cualquier infección respiratoria como pueden ser los catarros y dolores de garganta.

Los nutrientes más indispensables para combatir el frío son las vitaminas A, C, E y B. En cuanto a las dos primeras, A y B, están presentes tanto en frutas como el limón y la naranja, como en vegetales como el tomate, la zanahoria, la acelga o la espinaca entre muchas otras. Sin embargo, las E y B se encuentran en mayores dosis en los frutos secos, como las almendras o las nueces. Igualmente, cereales como la avena, el trigo o la cebada presentan grandes cantidades de vitaminas del complejo B, tan necesarios para el sistema inmune como el resto, con el aporte extra de fibra si se eligen integral. Además, su aportación en selenio protegerá contra las enfermedades infecciosas.

Recomendaciones para mantener una dieta saludable

• A pesar del frío, nootric.es recomienda mantener un consumo diario de ensaladas durante todo el año, variando los ingredientes. En contra de lo que muchos piensan, el tomate aporta mayores cantidades de vitamina C que la naranja, por lo que es beneficioso consumirlo casi de forma diaria, junto con otros ingredientes como la zanahoria o los pimientos. Y si además, utilizas verduras de hoja como las acelgas o las espinacas, el aporte nutricional será aún mayor.

• Los smoothies o licuados de frutas y vegetales pueden ser una gran opción para mantener una dieta saludable tanto en desayunos como en meriendas. Eso sí, recomendamos consumirlos inmediatamente tras su preparación.

• En la medida de lo posible, opta siempre por cocinar los vegetales al vapor para que pierdan así la menor cantidad de nutrientes. Si en cambio, decides cocerlos, siempre puedes emplear el agua de cocción resultante para hacer sopas o salsas, ya que ahí se quedarán muchos de los nutrientes perdidos.

• Si eres más de guisos, opta por incluir una mayor cantidad de vegetales en ellos. Algunos como los pimientos, tomates o zanahorias son muy recurridos y beneficiosos, aportando además un gran sabor a tus comidas.

• Igualmente, el consumo de frutos secos como tentempié a media mañana puede ser muy beneficioso por su aporte de energía y vitaminas.

• No olvides que, cualquier dieta saludable debe ir acompañada siempre de actividad física de unos 30 minutos al día, descansar correctamente por las noches y aprender a controlar el estrés, uno de los principales causantes de las bajadas de defensas y un gran enemigo de nuestro sistema inmune.

Si pones en práctica todos estos consejos de nootric.es sobre cómo llevar una dieta saludable, conseguirás tener tu sistema inmune en perfecto estado para mantener unas defensas altas que logren combatir tanto las agresiones externas como las nuevas temperaturas.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

La importancia de la alimentación en la fertilidad

0 14393
Para muchas parejas es un duro golpe descubrir que en algunos casos existen problemas de fertilidad que dificultan la capacidad de tener...
Cabello sano y alimentación

0 9360
Una alimentación rica en minerales, vitaminas, ácidos grasos esenciales y proteínas vegetales ayuda a dar más salud y vitalidad al cabello...

0 3457
El embarazo es uno de los momentos más importantes en la vida de las mujeres que deciden tener hijos. Son nueve meses...

NINGÚN COMENTARIO

Responder