El problema de la calvicie afecta, sobre todo, a la autoestima del que la sufre. Pero hoy en día el 90% de las alopecias hormonales tienen solución si se tratan de forma adecuada.

Las alopecias de tipo hormonal son aquellas en las que la testosterona se convierte en dihidrotestosterona (DHT), causante de la caída del pelo, y tienen solución si se tratan de forma adecuada, a tiempo y en las primeras fases de la caída del cabello.

La finasterida es uno de los mejores tratamientos hormonales contra la calvicie, ya que consigue que el vello capilar “se convierta en pelo”.

La eficacia contrastada de este tratamiento oral se basa en la acción inhibidora que ejerce en la 5-alfa-reductasa de tipo II, una enzima intracelular que metaboliza la testosterona para convertirla en un andrógeno más potente, la dihidrotestosterona (DHT). Esto es, el verdadero causante de la caída del pelo (responsable también del acné, los problemas de la próstata, el crecimiento del vello en las orejas, la barba, etc.)

Pero vayamos por partes, ¿cómo se forma el cabello?

El cabello se produce dentro de un órgano llamado: folículo pilosebáceo y se forma a partir de una invaginación tubular. La estructura del folículo pilosebáceo se compone de: papila dérmica y bulbo piloso.

  • La Papila dérmica: está formada por las células fibroblásticas y es la responsable del control del ciclo piloso.
  • El Bulbo piloso: es la parte proliferativa y está compuesto por dos o tres capas de células basales precursoras de los elementos celulares, que emigrarán a la superficie por el interior de la vaina externa.

En la parte inferior se hallan las células germinativas que se diferencian en anillos concéntricos celulares, los tres anillos externos producirán las capas de la vaina pilosa interna y los tres anillos internos darán lugar al futuro cabello.

El cabello se divide en dos partes: raíz y tallo.

  • Raíz: En la raíz hay una gran actividad metabólica y mitótica. La raíz termina en un bulbo, que en su hueco central alberga la papila dérmica. Mediante el aporte sanguíneo que recibe va a nutrir el pelo. Cuando la circulación es activa el crecimiento del pelo es rápido.
  • Tallo: Está formado por tres partes concéntricas: cutícula, córtex y médula. Tiene un diámetro de, aproximadamente, 70 a 100 micras y la carga de ruptura del cabello es de aproximadamente de 40 a 60 gramos.
  • – La Cutícula (A): Ocupa el 9% de la superficie total del cabello y es una capa protectora frente a las agresiones de origen interno y externo; su integridad proporciona brillo al cabello y facilita el deslizamiento cuando se cepilla.
  • - El Córtex (B): Constituye la capa media del tallo piloso, ocupa el 70% de la superficie total del cabello, es el responsable de las propiedades mecánicas del cabello.
  • - La Médula (C): Representa el 21% de la superficie del cabello, se encuentra en la parte central y está compuesta por células córneas redondeadas, sin núcleo y poco pigmentadas; no existen ni en el vello, ni en el laguno de los fetos.

El ciclo piloso

El folículo piloso no tiene un crecimiento continuado, sino que se produce en distintas fases que constituyen el ciclo piloso. Las fases que componen el ciclo piloso son:

  • Anágeno: Es la fase de formación activa en la que tiene lugar la formación del cabello, la duración media de esta fase es de tres años.
  • Catágeno: Es la fase de regresión, se detiene la división celular y el folículo se encoge, su duración es de dos a cuatro semanas.
  • Telógeno: Es la fase de reposo durante la cual se produce la caída del cabello; la duración es de dos a cuatro meses y la reposición se produce mediante una nueva fase de anágeno.

En un estado normal el porcentaje de las tres fases es del 14% en telógeno, 1% en catágeno y un 85% en anágeno.

Composición química del cabello

El cabello tiene la siguiente composición elemental:

  • 28% de proteínas, la proteína más abundante es la queratina, una proteína compuesta por cadenas polipeptídicas muy ricas en cisteína
  • 2% de lípidos
  • 70% de agua
  • los principales elementos son: carbono, hidrógeno, oxígeno, nitrógeno y azufre, en menor cantidad pueden encontrarse: calcio, cobre, cadmio, mercurio, zinc, plomo, hierro, arsénico, silicio, magnesio, uranio, vanadio, sodio y potasio.

Coloración del cabello

La coloración del cabello está determinada por los pigmentos presentes en el córtex; eumelaninas para los morenos y feomelaninas para los rubios, los pelirrojos poseen una melanina especial: eritromelanina.

Alopecia de la palabra griega y esta de (zorro) en alusión a la pérdida natural de pelo de este animal durante la primavera y el otoño.

La alopecia androgenética afecta a más del 50% de los hombres de más de 50 años.

Según los expertos hay que ponerse siempre en manos de un dermatólogo, puesto que, la mayoría de las veces, los tratamientos que se dispensan en los centros e institutos capilares “tienen una eficacia mínima o casi nula”. Frente a un champú u otro producto cosmético del tipo que se ofertan, por ejemplo, en peluquerías, el dermatólogo realiza un estudio individualizado de cada caso y le realizan todo tipo de pruebas, como mediciones de la densidad capilar o tricograma: una técnica en la que, tras extraer un mechón de pelo del paciente, se prepara para su estudio al microscopio y se observan las alteraciones para diagnosticar las enfermedades del cabello.

La alopecia suele aparecer principalmente por un factor genético, hormonal o causado por el estrés.

Para los casos de origen genético, en unos 30 o 50 años el futuro será la terapia génica, puesto que ya se ha descubierto el gen implicado en la caída del pelo. En caídas muy acusadas de pelo, sean del origen que sean, habrá que recurrir al trasplante capilar.

Dos de cada diez varones de entre 18 y 25 años (el 20%) sufren alopecia o pérdida definitiva del cabello, mientras que un 20% de las mujeres de todas las edades presenta algún tipo de alopecia. Además, a partir de los 35 años, el 40% de las mujeres sufre lo que se denomina “adelgazamiento del cabello“.

Dentro de la Dermatología es la Tricología la que se ocupa del estudio de las alteraciones del pelo y no sólo incluye la alopecia, sino otras afecciones comunes como la caspa o el aumento de vello en la mujer. Esta especialidad de la dermatología también trata, por ejemplo, las enfermedades de las uñas.

Alopecia: la caída del pelo
  • 0.00 / 5 5
0 votos, 0.00 valoración media (0% puntuación)

ARTÍCULOS RELACIONADOS

0 445
Sufrir la caída de cabello es difícil de asimilar, Toppik es el nuevo y revolucionario producto para ocultar la caída de...

0 248
El 90% de los hombres mayores de 21 años manifiesta algún tipo de pérdida de cabello en la zona fronto-temporal y...

1 530
La caída del cabello es un tema que acompleja a los hombres y preocupa a las mujeres a las que afecta...

1 COMENTARIO

  1. quisiera preguntar si tiene alguna contraindicacion,los tratamientos con MINOXIDIL ,O FINASTERIDA,no soy calvo pero se me cae el cabello y tengo 35 años de edad,o que puedo hacer.gracias

Responder