por -
0 136

Las alteraciones pueden ser de carácter funcional o estético.

Tradicionalmente se considera a la rinoplastia como la cirugía para el tratamiento de las narices muy grandes (rinomegalia) que normalmente presentan una elevación del dorso en forma de giba (rinocifosis). Pero las alteraciones estéticas normalmente estriban en algún tipo de desproporción: por exceso, defecto, asimetría o desviación.

La nariz recibe diferentes calificativos dependiendo del tipo de características que presenta. Las alteraciones pueden ser de carácter funcional o estético.

Las funcionales abarcan una serie de patologías que dificultan la respiración, alteran el olfato, provocan infecciones o conllevan sangrados. Las más frecuentes, sin embargo, son la desviación del septo y la hipertrofia de los cornetes.

Fisiológicamente, las fosas nasales tienen dos funciones principales: La respiración y la olfacción. Además en la formación del lenguaje, las fosas nasales actúan como órgano de resonancia para la voz.

Como órgano respiratorio, la nariz tiene por objeto calentar y humedecer el aire de la respiración, purificándolo de partículas de polvo. El relieve de los cornetes y la forma de los meatos hace que se formen unas turbinas de aire que favorecen esta función.

La lámina cribosa en la porción superior de la fosa nasal es donde se localizan las células olfatorias. Las podemos encontrar también en la parte media del cornete superior y una superficie equivalente en la parte alta del tabique.

Si la nariz se encuentra taponada la voz pierde timbre y resonancia, quedando apagada, este trastorno del lenguaje se denomina rinolalia.

La nariz también desempeña la función de ventilación y drenaje de los senos paranasales así como del aparato lacrimal.

Otras funciones accesorias son las motoras, sensoriales, tróficas y vasomotoras. Por ejemplo, si se excita la mucosa nasal, se produce una contractura refleja de los músculos faciales, un movimiento de los globos oculares y de la cabeza hacia un lado; estos fenómenos acompañados de una congestión de la mucosa nasal y de un aumento de la secreción de las glándulas nasales, todo lo cual termina con el estornudo.

Insuficiencia respiratoria nasal. Clasificación

A. Insuficiencia respiratoria de origen orgánico

En el lactante

  • Lo más frecuente son causas mecánicas u obstructivas: Hipertrofia adenoidea, imperforación coanal y oclusión de las narinas (por lo general incompleta, cutánea y unilateral).
  • Patologías agudas: Rinitis, adenoiditis, difteria, gonococia…
  • Patologías crónicas: Sífilis, malformaciones, neoplasias…
  • Atresia de las fosas nasales, es un dismorfismo maxilofacial que clínicamente cursa con estrechez osteocartilaginosa de las fosas nasales con una reducción de todos los diámetros transversales de la cara.

0100b Anatomía y Patología Nasal

En el niño

  • Causas obstructivas: Hipertrofia adenoidea y cuerpos extraños.
  • Causa crónicas: Catarros mucopurulentos persistentes de origen sinusítico y rinitis alérgica.

En el adolescente

  • Malformaciones de tabique:
    Desviaciones: Verticales, horizontales o mixtas (desvío vertical y anteroposterior al mismo tiempo). Los desvíos inferiores condrovomerianos son los más frecuentes.
  • Espesamientos:
    Generalizados o cola de tabique.
    Localizados: Crestas o salientes agudos alargados en sentido anteroposterior que siguen la línea articular condroetmoideovomeriana. A veces son exclusivamente óseos. Cuando son muy circunscritos se denominan espinas.
    Espolones, son espesamientos localizados.
  • Luxaciones, es una malformación que consiste en la perdida de contacto del borde anteroinferior del cartílago cuadrangular con la línea media del subtabique, el cual resulta desviado a derecha o izquierda. Raramente la luxación se produce en el borde cartilagovomeriano o cartilagoetmoidal.
  • Hipertrofia de cornetes, procesos nasosinusales y poliposis nasal recidivante o enfermedad de Woakes. Ocasionalmente puede aparecer un serio proceso, el fibroma nasofaríngeo.

En el adulto

  • Malformaciones de tabique, hipertrofia permanente de los cornetes (alérgica, vasomotora o mixomatosa) y los pólipos.
  • Sinequias o adherencias anómalas entre la pared externa e interna de la fosa nasal. Las más comunes aparecen entre en tabique y el cornete inferior.
  • Malformaciones externas nasales:
    Deformaciones por exceso de caballete osteocartilaginoso:
    Rinomegalia o aumento de la nariz en todas sus dimensiones.
    Rinocifosis, giba osteocartilaginosa en el dorso nasal.
    Hipertrofia de cartílagos alares.
  • Deformaciones por defecto:
    Microrrinia o disminución en todas las dimensiones de la nariz.
    Nariz cóncava o en silla de montar con disminución del diámetro anteroposterior del caballete óseo, al que acompaña un aplastamiento cartilaginoso.
  • Deformaciones por desplazamiento:
    Laterorrinia o desplazamiento de la pirámide hacia uno u otro lado.
    Rinoscoliosis, el dorso se incurva en S.
    Insuficiencia alar, en la que durante la inspiración las alas de la nariz en vez de dilatarse se colapsan y se adosan al subtabique, cerrando la ventana e impidiendo así el normal paso del aire.
  • Procesos específicos tumorales o estenosantes en la nariz o en el cavum como lúes, tuberculosis, carcinomas, micosis…
  • Enfermedades orgánicas circulatorias.
  • Enfermedades sistémicas endocrinas.
  • Congestión medicamentosa (reserpina).
  • Inflamaciones de carácter laboral.

B. Insuficiencia respiratoria de origen funcional

Hábito funcional deficiente de los músculos respiratorios, por ejemplo cuando una obstrucción previa ya ha sido corregida y persiste la respiración por la boca.

Pacientes con hiporreflexia simpática trigeminal (de orden neuropático) que presentan insuficiencia respiratoria nasal con el aparato respiratorio anatómicamente normal.

La rinitis atrófica, que normalmente aparece en fosas nasales amplias, produce insuficiencia nasal. Se trata en realidad de una sensación sugestiva, motivada por la disminución de la presión del aire inspirado in situ y por la insensibilidad de la pituitaria.

Exploración diagnóstica

  • Punta caída
    Se explora tirando de la piel del dorso nasal hacia atrás, levantando la punta de la nariz.
  • Colapso de la válvula cartilaginosa
    Se colocan dos dedos a nivel de la apófisis ascendente de la maxila, en la raíz lateral de la nariz y se tira hacia fuera.
  • Hipertrofia vasomotora de cornetes
    Con un bastoncillo de algodón impregnado en adrenalina, se toca el cornete afectado, se produce una vasoconstricción y mejora la respiración.
  • Pólipos en los cornetes
    Se diagnostican por inspección directa.
  • Desvío de septo
    Se diagnostica por inspección con un rinoscopio y se confirma con una radiografía en proyecciones frontonasoplaca o mentonasoplaca. spot Anatomía y Patología Nasal
Anatomía y Patología Nasal
  • 0.00 / 5 5
0 votos, 0.00 valoración media (0% puntuación)
Doctor en Medicina y Cirugía cum laude, especialista en cirugía estética, plástica y reparadora. Ex alumno del conocido Dr. Ivo Pitanguy. Director de la Clinica Dr. Arquero, con centros en Madrid y Vigo. Actual Presidente de la AECEP.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

0 129
La rinoplastia es una cirugía que puede ser realizada bajo anestesia general o bien con anestesia local acompañada de sedación.

0 124
Aunque es una cirugía que raramente ocasiona complicaciones (hemorragias, infecciones, etc.) no es tan raro que aparezcan defectos que exijan pequeñas...

0 59
Consideraciones sobre la cirugía estética de la nariz una de los retos más complicados para los cirujanos plásticos. No es...

NINGÚN COMENTARIO

Responder

Current day month ye@r *