por -
0 8476

Madrid da “luz verde” a su normativa contra la anorexia y la bulimia. Se creará un Instituto de Nutrición y Trastornos Alimentarios.

Más de 200 entidades públicas y privadas se han adherido al Pacto Social de la Comunidad de Madrid contra la Anorexia y la Bulimia, un plan pionero en el mundo por las medidas que contiene para acabar con los trastornos alimenticios, como la creación de un Registro de Enfermos que permitirá mejorar su atención.

La presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, presentó este viernes el Pacto en la sede del Gobierno regional, donde se congregaron, entre otros, el Defensor del Menor, Arturo Canalda, y representantes de asociaciones de familiares de enfermos de anorexia y bulimia, del mundo de la publicidad, del deporte, de la danza y de la moda, como los diseñadores Roberto Torretta, Modesto Lomba o Jesús del Pozo.

Esta normativa pretende establecer límites en la participación de modelos menores de edad en las pasarelas exhibiendo ropas de adultos, que nutricionistas y expertos avalen las dietas de adelgazamiento e intensificar los controles de venta y publicidad de productos dietéticos, así como la puesta en marcha de un Registros de Enfermos, entre otras medidas.

El Pacto Social de la Comunidad de Madrid contra estos dos graves trastornos del comportamiento alimentario se ha puesto en marcha justo unos días antes de la próxima edición de la Pasarela Cibeles -que comienza el 12 de febrero-. Este acuerdo pretende evitar que desfilen, por segunda vez, modelos con una relación entre peso y la talla –Índice de Masa Corporal (IMC)menor de 18, siguiendo las recomendaciones de los expertos. También se incidirá en los comercios para que ofrezcan una variedad de tallas acorde a la población.

En este sentido el pasado 23 de enero la ministra de Sanidad y Consumo, Elena Salgado, firmó un acuerdo con el sector de la moda “para homogeneizar las tallas de la ropa y promover una imagen saludable”.

A la firma con los empresarios y creadores de moda asistieron también la directora general de Consumo y Atención al Ciudadano, Ángeles Heras, y el presidente de la Asociación de Creativos de Moda, Modesto Lomba. Para el desarrollo de este compromiso alcanzado se realizará a lo largo de este año un amplio estudio antropométrico con 8.500 mujeres de entre 12 y 70 años como modelos, para así conocer cuáles son las medidas corporales más frecuentes entre la población femenina actual.

La disparidad de tallas entre tiendas y sobre todo, los patrones cada vez más grandes para que parezca que se tiene una talla pequeña se ha convertido en la tónica imperante en el sector. En la actualidad no hay un criterio que unifique tallajes ni en España ni en Europa.

La Generalitat de Cataluña anunció, también, que consensuará con el sector de la moda catalana una serie de medidas que pasan por la no utilización de modelos de delgadez severa en las pasarelas y la unificación de las tallas con el objetivo de reducir los trastornos de alimentación, especialmente entre las jóvenes.

Asimismo, el Pacto propone evitar la aparición de dietas de adelgazamiento en publicaciones y programas destinados a menores de 18 años. En el caso de medios de difusión destinados a adultos, estos regímenes deberán aparecer en secciones de Salud bien especificadas y avalados por nutricionistas y expertos médicos, acompañados por su número de colegiado.

Cada una de las cinco Consejerías implicadas intensificará los controles de venta y publicidad de productos dietéticos y complementos alimenticios, así como de las denominadas “dietas milagro”, para lo que se fijará una campaña de inspección -con carácter anual- sobre la información y publicidad de los “productos milagro”.

El Pacto prevé la inmediata puesta en marcha del Instituto de Nutrición y Trastornos Alimentarios de la Comunidad, dedicado a la prevención de los trastornos del comportamiento alimentario y en el que el ciudadano podrá acceder -a través de una página Web- para cursar sus denuncias, recabar información e incluso adherirse al Pacto.

A su vez, el Servicio Madrileño de Salud pondrá en marcha un Registro de enfermos -en el marco del Plan del Trabajo sobre la Atención Sanitaria a pacientes con Trastornos de la Conducta Alimentaria (TCA)- con el fin de conocer el numero de afectados y realizar el debido seguimiento.

ADANER (Asociación en Defensa de la Atención a la Anorexia Nerviosa y Bulimia) cifra el número de afectados en la Comunidad de Madrid en 25.000. Según el Servicio Madrileño de Salud (Sermas) las personas atendidas en la Red de Salud Mental por este motivo, en 2004, fueron 1.836.

En la actualidad hay en la región cinco hospitales de Día con apoyo educativo, pero sólo uno, el del Hospital Niño Jesús, dispone de una Unidad específica para tratar trastornos alimentarios en niños y adolescentes, dispone, también, de una Unidad de Hospitalización Breve, que junto al Hospital Gregorio Marañón suman un total de 39 camas. Para los adultos no existen unidades específicas teniendo que ingresar los enfermos en las áreas de psiquiatría de sus hospitales de referencia.

El Pacto se promoverá, también, campañas de prevención e información de la anorexia y la bulimia, dirigidas a Asociaciones de Madres y Padres (Ampas), técnicos deportivos, entrenadores, responsables de gimnasios, monitores deportivos o de campamentos, escuelas de danza, etc. Además, la Educación para la Salud será una prioridad en los Planes Anuales de Formación permanente del profesorado.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

0 2871
'Alli' es el primer tratamiento autorizado y clínicamente probado para la ayuda a la pérdida de peso disponible sin receta en...

0 3647
Hasta hace pocos años los tratamientos para adelgazar se centraban únicamente en la alimentación y en el ejercicio físico. Sin embargo,...

NINGÚN COMENTARIO

Responder