Un buen blanqueamiento dental puede reducir varios tonos el color original de las piezas dentales aportando a la sonrisa un aspecto más sano y juvenil de dientes blancos y brillantes.

No cometer errores en el blanqueamiento dental

Para que un blanqueamiento dental se realice de forma correcta, sin malgastar el dinero o dañar las piezas dentales, es necesario acudir a un buen especialista odontólogo que lo lleve a cabo y que realice un seguimiento de los resultados. Dicho especialista determinará, en el caso de que algunas piezas tengan manchas, si éstas se pueden eliminar a través del blanqueamiento, o serán necesarios otro tipo de tratamientos de tipo odontológico estético para lograr su desaparición.

Dientes blancos, necesarios para el éxito profesional y personal

Un blanqueamiento dental es un tratamiento que pertenece a la odontología estética que permite aclarar varios tonos el color de las piezas dentales. En la actualidad se cuida mucho las piezas dentales pues su aspecto se relaciona con el éxito tanto personal, como profesional. Así hoy en día, un color admitido como normal hace unos años, se considera un tono oscuro para las tendencias actuales. Sin embargo, hay que tener en cuenta que los dientes tienen que tener un color blanco natural pues sino parecerían falsos.

Tipos de blanqueamiento dental

Existen dos tipos de blanqueamiento dental que a su vez pueden combinarse uno con otro con el fin de lograr una mayor efectividad.

Blanqueamiento dental en consultorio. Se trata de un proceso que se realiza por el especialista por medio de la utilización de peróxido de hidrógeno (en concentraciones de 35 y 38%) y que se activa mediante la utilización de luz o de calor. Este proceso es indoloro siempre que se realice por el odontólogo de forma correcta. Se trata de geles que actúan a través del oxígeno que contienen y que logran aclarar varios tonos el color de los dientes mediante la aplicación de luces adicionales. El tratamiento tiene una duración de una hora y conviene repetir el proceso a los seis meses o al año para lograr la permanencia de los resultados. Antes de que se realice un blanqueamiento dental es aconsejable, para obtener mejores resultados, la realización de una limpieza bucal profesional (ultrasonidos y cepillado profesional).

Blanqueamiento dental ambulatorio. Este tipo de blanqueamiento suele complementar en gran medida el anterior y se hace con la finalidad de conseguir unos resultados mejores y más duraderos. Se le entrega al paciente un molde de plástico y una jeringa de peróxido de carbamida para aplicárselo en su casa. Éste, deberá aplicar el gel en el molde y colocárselo en los dientes durante un periodo de 7 a 10 días durante dos horas. Una vez transcurrido este tiempo deberá asistir de nuevo al especialista para que se produzca una revisión del color de sus dientes. Se finaliza normalmente con un pulido de los dientes y aplicación de flúor.

Licenciado en Odontología, cursó postgrados en Urgencias, Atención Integral, Prótesis, Implantología y Periodoncia. Responsable del área de Cirugía Bucal y Maxilofacial de la Clínica Dr. Arquero.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

0 4921
Con la llegada del hip hop y el reggaeton el arte dental ha alcanzado unos niveles de glamour y ostentación insuperables....

0 2748
La higiene dental de los más pequeños es de especial importancia. La vuela al colegio es una fecha muy indicada para recuperar...

0 1743
Las diversas terminales del instrumental permiten adaptarse a las especificidades y abordaje de cada situación anatómica intraoral. Desde su...

NINGÚN COMENTARIO

Responder