El Botox se presenta como una alternativa efectiva para hacer frente a los efectos devastadores de las migrañas. Pacientes tratados con botox encuentran una considerable mejoría en sus problemas de migrañas.

Toxina Botulínica y migrañas

Nadie duda ya del botox como alternativa efectiva contra los dolores de cabeza y las migrañas. El uso del Botox en este tipo de pacientes aumenta considerablemente su calidad de vida. Se puede considerar a la toxina botulínica no sólo como herramienta estética de belleza sino como herramienta estética que aumenta la calidad de vida.

¿Cómo se administra el Botox para curar las migrañas?

El Botox utilizado para tratar migrañas se inyecta en intervalos de 12 semanas. Las inyecciones se realizan en la zona de alrededor de la cabeza y en el cuello con el fin de mitigar aquellos síntomas propios de las migrañas.

El tratamiento debe ser realizado por un médico especialista y cualificado para usar toxina botulínica en el tratamiento de migrañas. Este especialista puede realizar hasta 31 inyecciones en el área de la cabeza y en zonas específicas y recomendadas. Los resultados beneficiosos pueden durar hasta un periodo de tres meses dependiendo en gran medida del paciente, y de las propias características de la migraña. Conociendo la enfermedad y el carácter marcado y crónico que adquiere en algunas personas que ven de forma definitiva mermada tanto su vida laboral, como social por este tipo de padecimiento, se puede hablar de un verdadero avance en el mundo de la medicina.

La toxina botulínica y su efecto paralizante

La toxina botulínica fue en un principio utilizada para dar solución a los problemas de estrabismo dado su efecto beneficioso y paralizante en los casos que existe un músculo más activo de lo normal. Luego llegaron las aplicaciones de tipo estético dado su poder para disminuir considerablemente las arrugas de la cara. Este efecto estético es sin duda el más popular, conocido con el nombre comercial de Botox, pero desde entonces se han descubierto más de 20 aplicaciones médicas diferentes. Entre ellas se encuentra la solución a las migrañas, algunos trastornos de movilidad, vejiga hiperactiva, e incluso soluciones a problemas de sudoración como la hiperhidrosis.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

0 2376
Un alto porcentaje de las aplicaciones con toxina botulínica tipo A, en las clínicas médico-estéticas, tiene como objetivo atenuar las líneas de...
Consejos para curar el dolor de cada parte del cuerpo

0 4098
No nos gusta sentir dolor, y si existiese una fórmula secreta para combatir esta molestia la aceptaríamos. Para sentirnos mejor debemos conocer...

0 3032
Oftalmólogos y neurólogos llevan varios años utilizando dicha toxina para la corrección del estrabismo, del blefaroespasmo y de la tortícolis congénita.

NINGÚN COMENTARIO

Responder