Estudio del caso de una mujer de 31 años que acude a consulta por trastornos en la piel, presentando además otros síntomas del aparato digestivo.

Mujer de 31 años. 79 kg de peso, 1,66 m de altura, IMC 28.6 (sobrepeso).

MOTIVO DE CONSULTA:
Eccemas descamativos en las manos, habían sido biopsiadas por su dermatólogo, con diagnóstico de inflamación inespecífica. Aparecen con una frecuencia bimensual y le duran 8 a 10 días. Empeoran con el agua, el frío y al contacto con las fibras sintéticas. En ocasiones se ulceran. Se trata con corticoides.

ANTECEDENTES PERSONALES:
Colon irritable (alterna ciclos de diarrea y estreñimiento), rinitis alérgica (pólenes) y alergia a anisakis.
Está en tratamiento con un complejo polivitamínico y corticoides durante los brotes descamativos

PRUEBAS COMPLEMENTARIAS:
Ph orina 6. Se solicita Test de Alcat para hacer el diagnóstico de sus intolerancias.

EVOLUCIÓN:

Se trata a la paciente según las pautas del Protocolo TRIA®.

La piel mejora muy pronto, desaparecen los eccemas casi completamente y la calidad de la piel cambia, siendo menos sensible a agentes externos.

La sintomatología digestiva, en la revisión del mes y medio, han mejorado las digestiones pesadas y la sensación de plenitud posprandial, se ha empezado a regular el ritmo intestinal y ha disminuido el meteorismo. En este punto se le dan unas indicaciones básicas de deglución de líquidos y sólidos (masticación).

Presentaba dolores de cabeza ocasionales que han desaparecido en la primera revisión, al mes y medio.

La retención de líquidos, que era muy frecuente, en la primera revisión, se ha normalizado.

Las alteraciones del sueño y la fatiga crónica persisten, aunque mejoran algo.

RESULTADO FINAL:

En esta paciente la reintroducción de los alimentos retirados no se hace a los tres meses. Nos esperamos hasta 5 meses para hacerlo y asegurarnos la mejoría de la piel.

Ha adelgazado 9 kg en 5 meses.

Cuando es dada de alta mantiene algo de meteorismo, alteraciones del sueño y fatiga crónica residual.

Desde el año 2005, solo ha vuelto a tener dos brotes importantes de los eccemas descamativos en las manos, antes de examinarse de una oposición y tras la muerte de un familiar.

 

« Anterior caso clínicoSiguiente caso clínico »

Licenciada en Medicina y Cirugía, con un curso de especialización en Medicina Estética, y un Master en Medicina Biológica y Antienvejecimiento. Especialista en intolerancias alimentarias, responsable de ese área en la Clínica Dr. Arquero. Miembro de la Sociedad Española de Medicina Y Cirugía Cosmética (SEMCC) y de la Sociedad Española de Medicina Antienvejecimiento y Longevidad (SEMAL).

ARTÍCULOS RELACIONADOS

0 5515
Estudio del caso de una mujer de 25 años que acude a consulta por trastornos gastrointestinales que perjudican seriamente su actividad laboral.

0 1756
El doctor Antoni Tramullas, médico del F.C. Barcelona y Director Médico del Sports Medicine Barcelona nos responde a unas cuestiones sobre...

2 5040
Una dieta que evite posibles intolerancias alimentarias es básica para el tratamiento de este transtorno metabólico, que aunque no entraña mayor...

NINGÚN COMENTARIO

Responder