La sal no es un buen aliado de la salud. Aunque todos lo sabemos, parece ser que los españoles hacemos “oídos sordos” a las recomendaciones de los expertos, ya que somos uno de los países que más sal consumimos.

Un mal dato

El dato no engaña: los españoles consumen más sal que muchos de sus vecinos europeos. Según diversos estudios llevados a cabo, España es el segundo país que consume más sal dentro de la comunidad europea, tan sólo por detrás de Portugal que ocupa el primer lugar. Este dato sin duda no es un bueno, dado los problemas para la salud que suelen ir añadidos a un consumo alto de esta sustancia. No cabe duda que disminuir la sal en la dieta española es tarea difícil, ya que ésta goza de un papel importante dentro de nuestra dieta y nuestra cultura.

Un consumo elevado de sal es perjudicial para la salud

La sal es mala para la salud en dosis elevadas fundamentalmente por que un exceso de sal en el cuerpo lleva consigo “retención de líquidos” que produce un aumento de la tensión arterial. Si no se consume demasiada sal en las comidas se favorece la eliminación de líquidos por medio de la orina, evitando de esta forma la hipertensión.

Cantidades aconsejables de sal

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), para mantenerse sano no es conveniente consumir más de 5 gramos diarios de sal para poder mantener los niveles aceptables de presión arterial los cuales, para ser aceptables, tienen que ser más o menos de 140/90 mm Hg.

La sal oculta

Para estar sano es básico controlar la sal en la dieta diaria, no solamente vigilando el salero, sino teniendo en cuenta que algunos alimentos pueden “disparar su consumo”. Es la llamada “sal oculta” que se encuentra en muchos alimentos procesados. Estos alimentos forman parte de la alimentación normal y son por ejemplo: las aceitunas, los embutidos, la bollería, las conservas y en mayor medida las sopas, caldos y salsas preparadas a las que se recure con mayor o menor frecuencia. Por este motivo el Ministerio de Sanidad inicia una campaña de información en la que pretende prevenir al consumidor e informarle de algunas de las claves de la nutrición, evitando así prolongar una serie de “costumbres” que permiten que más de diez millones de españoles tengan presión alta debido a un consumo excesivo de este producto.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

0 4034
La búsqueda de la salud mediante métodos naturales es una constante en el hombre, quizás porque cada vez y de manera más...
Antioxidantes, la paradoja de la dieta mediterránea

0 3709
El uso de antioxidantes como medicina se extendió coincidiendo con la popularización del estudio sobre la paradoja de la dieta mediterránea. La paradoja de la...

0 1900
El Ministerio de Sanidad y Consumo presentó el pasado mes de julio una nueva Web con información sobre las “dietas milagro”....

NINGÚN COMENTARIO

Responder