El cirujano plástico es el profesional ideal para tratar el proceso de envejecimiento facial a través de los años y debe asumir el liderazgo en este proceso.

“Muchos de los profesionales de la cirugía plástica ya se están dando cuenta del cambio pero la realidad es que hoy las tecnologías mínimamente o nada invasivas han cambiado para siempre a la cirugía plástica tal y como la hemos conocido hasta ahora”. Esta es la conclusión y, a la vez, visión de futuro que el estadounidense Rod J. Rohrich, uno de los máximos exponentes de esta especialidad médica en el ámbito internacional, ha expuesto en Bilbao durante su participación en Fibell 2008, el primer congreso médico internacional que aglutina a siete disciplinas diferentes relacionadas con la estética.

El doctor, profesor de la Universidad de Texas y director de la publicación científica más prestigiosa de la cirugía plástica se pregunta retóricamente si habrá llegado ya la hora para sumarse, de manera definitiva, a esta nueva corriente que ha irrumpido en la especialidad.

“Actualmente, los avances en cirugía estética han igualado los avances registrados en medicina estética, disciplina que no realiza intervenciones quirúrgicas mayores”. Sin embargo, enfatiza que “el cirujano plástico es el profesional ideal para tratar el proceso continuo del paso de los años desde la plena juventud a la cara de un hombre adulto o maduro”.

La razón que esgrime para apoyar su tesis estriba en que “el cirujano plástico posee una comprensión completa de los procesos de envejecimiento facial” pero además aboga por que “todos los miembros de esta especialidad debemos tener también un total conocimiento del rol de las técnicas y tecnologías nada o mínimamenteinvasivas”, entre las que cita el botox (una forma diluida de la toxina botulínica) y los materiales de relleno facial.

Tal y como asevera, “ninguna especialidad está más y mejor preparada que la nuestra (la cirugía plástica) para hacer este tipo de intervenciones y procedimientos”. Por ello, aboga y anima a sus colegas de especialidad a que “asuman el rol de liderazgo en la evolución de la medicina estética”.

Para apoyar sus tesis, hace hincapié en que la cirugía plástica “proporciona un conocimiento global y comprehensivo de la anatomía facial y de su estética. Además, también, por nuestra preparación, somos capaces de tener una visión holística del envejecimiento facial a través de los años, lo que nos proporciona una perspectiva a largo plazo que fundamenta de una manera más precisa la toma de decisiones con respecto al paciente o usuario”.

Cambio de conceptos en el rejuvenecimiento facial

“Los conceptos más modernos del rejuvenecimiento facial se han desarrollado de manera significativa en los últimos meses gracias a los recientes descubrimientos relativos a los compartimentos de grasa facial y el papel que desarrollan éstos en el proceso de envejecimiento facial”. De esta manera Rohrich valora los recientes hallazgos producidos en una zona del cuerpo, a priori, estudiada de manera exhaustiva.

Así, señala que “el proceso del rejuvenecimiento facial total requiere no sólo de un profundo lifting facial, sino también del uso de rellenos empleando los recientemente descritos compartimentos de grasa facial”. De este modo, asegura, “le permite al cirujano conseguir un rejuvenecimiento total de la cara”, llegando incluso a un estatus de “juventud natural”.

Según indica Rohrich, este mejor y mayor conocimiento de la anatomía facial y del análisis facial permite al cirujano plástico alcanzar un resultado “consistente y reproducible” del rejuvenecimiento facial. 

ARTÍCULOS RELACIONADOS

0 4160
Los cirujanos plásticos están alertando de la facilidad de importar silicona líquida a través de Internet, material que está rigurosamente prohibido...

0 2334
Oftalmólogos y neurólogos llevan varios años utilizando dicha toxina para la corrección del estrabismo, del blefaroespasmo y de la tortícolis congénita.

0 3100
La bacteria Clostridium Botulinum, antes temida como responsable del Botulismo, hoy es objeto de deseo: ¡su veneno es capaz de paralizar...

NINGÚN COMENTARIO

Responder