por -
2 7663

El diagnostico Bo Shin confirma que los rasgos físicos vienen a ser el espejo de nosotros mismos y de nuestra alma. La cara y la estructura ósea de una persona nos trasmiten mucha información sobre ella de la que en un principio puede ser vista.

Cada rasgo: espejo de un órgano

Según el diagnostico Bo Shin cada rasgo de la cara es el reflejo de un órgano del cuerpo. Así por ejemplo, la forma de la cara de una persona puede servir para conocer su constitución, su personalidad, y las posibles enfermedades que tiene, de la misma forma que al observar una planta se puede deducir si está sobrevive en un ambiente seco o por el contrario húmedo.

Observar para diagnosticar

En el diagnóstico Bo Shin existen dos categorías a tener en cuenta:

· La observación de la constitución. Esta viene definida de forma básica por el desarrollo que se produce dentro de la matriz de la madre. En esta etapa es crucial el tipo de alimentación de la progenitora que marcará el desarrollo del embrión durante sus primeras semanas de vida. De esta forma y sin ser muchas veces consciente, ésta condiciona al futuro hijo desde su etapa más temprana ya que con lo que come influye en el aspecto físico de su futuro vástago. Una dieta equilibrada (equilibrio entre el Ying y el Yang)proporcionará el desarrollo correcto del embrión.

· La observación de la condición. La define la apariencia que van tomando los rasgos. La forma de la cara transmite mucha información sobre el individuo y la manera con la que hace frente a la vida.

Los rasgos hablan por si solos

La forma de los rasgos aporta gran cantidad de información:

Mandíbula: Cuando se trata de una mandíbula ancha y prominente que suele ir con una coronilla más estrecha, es indicativo de voluntad y de una persona más agresiva y activa. Una mandíbula opuesta y una coronilla ancha es símbolo de una persona más pasiva y pensativa.

Cejas: Cuando son escasas denotan constitución débil. Aquellas que tienen inclinación hacia el centro denotan familias que tienden a comer mucha carne, mientras que si sus cejas se dirigen hacia abajo comen más vegetales.

La nariz: En la mayoría viene marcada por la estructura de los dientes que a su vez está influida por la propia alimentación. Si ésta es más vegetariana se suelen tener los incisivos más salientes por lo que la nariz se torna más aplastada; si por el contrario es más carnívora los dientes son más verticales y hacia arriba lo que hace empujar la nariz hacía delante.

La boca: El labio inferior hacia abajo, muy común en nuestros días e incluso considerado sensual es, según este tipo de diagnóstico, señal de enfermedad. La boca es la entrada al sistema digestivo por lo que los labios deben estar tensos y el labio inferior debe ser fino para ser expresión de un estómago fuerte y sin problemas.

Licenciada en Medicina y Cirugía, especialista en medicina china y dietas macrobióticas.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

medicina tradicional china

0 7031
Numerosos estudios muestran el aumento exponencial de población que recurre de forma regular a métodos de tratamiento situados al margen del ámbito...

0 6033
El Shiatsu es un masaje oriental relativamente moderno. Aunque sus orígenes daten del siglo XIX, las leyendas cuentan que sus raíces son...

0 1902
La madre transmite al feto durante el periodo del embarazo y sin ser consciente de ello, la ansiedad y los problemas...

2 COMENTARIOS

    • Hola Dina. Me temo que no hacemos talleres de ningún tipo, por lo que no podemos ayudarte con lo de la lectura facial. ¡Que tengas un buen y feliz día!

Responder