por -
5 13034

Sólo en nuestro país, cada año se pierden 20 millones de jornadas laborales por dolores de cabeza.

De hecho, el dolor de cabeza o cefalea es una de las patologías más frecuentes y el motivo de consulta más habitual, de entre los problemas neurológicos, en la consulta de atención primaria. En 2005, esta dolencia afectó aproximadamente a 4 millones de españoles entre los que encontraban casi 264.000 niños.

El término cefalea (del lat. cephalaea, y este del gr. κεφαλαία, de κεφαλή, cabeza) se refiere a los dolores o molestias localizadas en cualquier parte de la cabeza, aunque en la práctica se aplica al dolor de la bóveda craneal. El dolor facial, faríngeo, dentario, lingual y de cuello constituyen grupos específicos de cefaleas que deben considerarse por separado.

Diagnóstico

En el 90% de los casos, se trata de cefaleas tensionales o migrañas, que aunque son menos frecuentes, son mucho más incapacitantes.

A pesar de que no se trata de un trastorno grave, resulta clave diagnosticarlo adecuadamente, puesto que un tratamiento inadecuado no hará sino agravar el problema (desencadenando, incluso, cefaleas por abuso de fármacos). Por eso, es necesario desterrar el mito de que es difícil identificar el trastorno. El migrañoso estándar es muy fácil de diagnosticar. Basta con realizar un buen historial del paciente (de la frecuencia e intensidad de sus crisis, de otros síntomas que padece…) y un examen físico.

Tipos

La cefalea generalmente es benigna y de origen desconocido (cefalea primaria), no es habitual que se deba una enfermedad subyacente (cefalea secundaria). Dentro de las cefaleas primarias destacan la migraña, la cefalea tensional y la cefalea en racimos.

  • La migraña (también conocida como jaqueca) se caracteriza por episodios repetidos de cefalea de gran intensidad, que puede durar varios días y que impide al enfermo desempeñar sus actividades cotidianas. Es más frecuente en mujeres, y generalmente se inicia antes de los 30 años. Suele haber antecedentes familiares de cefalea y puede desencadenarse por diversos estímulos como alimentos (queso, vino tinto, chocolate), olores intensos, luces brillantes, cambios de tiempo, alteraciones del ritmo de sueño, variaciones hormonales (menstruación, ovulación) y estrés. El dolor es típicamente unilateral (migraña viene del latín hemicranĭa, y este del gr. ἡμικρανία, media cabeza), de carácter pulsátil (como un latido), y puede acompañarse de náuseas, vómitos, e intolerancia a la luz y el ruido.Se distinguen dos clases de migraña: migraña con aura y sin aura. El aura es un conjunto de síntomas neurológicos generalmente visuales (luces centelleantes o visión borrosa) que suelen preceder al dolor de cabeza. En ocasiones con hormigueos en el brazo o incluso en la lengua, esto suele suceder en el lado contrario del cuerpo respecto al lado que duele la cabeza. Ocurre a entre un 20 y un 30% de los migrañosos. Los más típicos son los síntomas visuales, pero en casos aislados puede incluso paralizarse el brazo, esto sólo ocurre en la que llamada migraña hemipléjica, que es poco frecuente y, generalmente, hereditaria.

  • La cefalea tensional es la más frecuente. Afecta sobre todo a mujeres, puede comenzar a cualquier edad y no tiene carácter familiar. El dolor aparece de forma episódica y puede durar varios días. Se trata de una molestia de intensidad leve o moderada, localización bilateral (duele toda la cabeza), carácter opresivo, y no se acompaña de náuseas, vómitos ni empeora con la actividad física.
  • La cefalea en racimos es poco frecuente y afecta sobre todo a varones jóvenes. Se caracteriza por crisis de cefalea siempre unilaterales y de corta duración (menos de 3 horas), que se repiten varias veces al día durante unos meses al año. La cefalea es de gran intensidad, con frecuencia despierta al paciente y le obliga a deambular de un lado a otro de la habitación. Acompañando al dolor el paciente puede presentar enrojecimiento ocular, lagrimeo, congestión nasal, hinchazón facial, edema de los párpados y rinorrea del mismo lado en el que duele la cabeza.

Tratamiento

Las cefaleas primarias no se curan (aunque la migraña puede mejorar en la menopausia), pero un tratamiento adecuado puede aliviar el dolor y prevenir su aparición.

Es fundamental insistir en que la ausencia de un tratamiento curativo no debe conducir a una actitud de abandono o control de la cefalea por parte del paciente. De hecho, las perspectivas del paciente se han modificado radicalmente en los últimos años gracias a los modernos antimigrañosos.

Dentro del tratamiento no farmacológico es muy importante que el paciente trate de identificar y evitar los desencadenantes específicos de su cefalea.

Uno de los tratamientos innovadores más destacados es el aparato médico de electroterapia analgésica craneal CEFALY®, un aparato simple y ergonómico, destinado directamente al usuario final para que pueda utilizarlo fácil y cómodamente en su hogar. Es totalmente seguro y minimiza el consumo de medicamentos. Los parámetros sumamente precisos de Cefaly permiten adecuarse a la fisiología del sistema nervioso para obtener una acción eficaz contra el dolor con una sensación muy agradable de cosquilleo en el cráneo.

La fisioterapia puede resultar útil en algunos casos.

Para el tratamiento farmacológico de la cefalea se utilizan dos grupos de medicamentos: sintomáticos o abortivos que se prescriben durante el acceso de dolor para aliviarlo, y preventivos o profilácticos que tratan de prevenir la aparición de la cefalea.

En el grupo de tratamientos sintomáticos destacan los antiinflamatorios, paracetamol, ergotamina y sus derivados, y un nuevo grupo de fármacos denominado genéricamente triptanes.

Este tratamiento está indicado cuando la cefalea es muy frecuente o no responde adecuadamente al tratamiento sintomático. Entre los fármacos con actividad preventiva destacan algunos antidepresivos (amitriptilina), antiepilépticos (ácido valproico), antihipertensivos (beta bloqueantes), y antagonistas del calcio. La elección del tratamiento sintomático y preventivo debe realizarse y controlarse por un médico, que decidirá qué fármaco es más adecuado para cada enfermo dependiendo, fundamentalmente, de las características de cada paciente (enfermedades concomitantes), del tipo de dolor de cabeza, la frecuencia del mismo y sus características (forma de instauración, duración y síntomas acompañantes).

Es importante evitar la automedicación para evitar la aparición de la cefalea crónica diaria, que se desencadena por abuso de medicación analgésica.

Ahora que los triptanes se consolidan como el tratamiento óptimo en la mayoría de las crisis, lo que queda por aclarar es cuándo tomarlo. Cuando se introdujeron estos fármacos, se aconsejaba esperar a la aparición de la crisis, actualmente se tiende a empezar en fases más precoces de las que hasta ahora se habían recomendado. En cuanto a la cefalea tensional, el tratamiento se basa en analgésicos simples o antiinflamatorios.

Prevención

El tratamiento preventivo se recomienda a pacientes que tengan al menos una crisis importante a la semana durante un mínimo de dos meses o bien para los que el tratamiento sintomático no logre controlar los episodios. También la profilaxis de las cefaleas se ha modificado en los últimos tiempos.

Ciertos antiepilépticos se han erigido como un tratamiento preventivo idóneo de la migraña, para disminuir tanto la frecuencia como la intensidad de las crisis. Sin embargo, a la par que novedad son una asignatura pendiente en nuestro país. Se usa muy poco, y eso que no sólo el tratamiento de las crisis es importante, sino que la prevención mejora mucho la calidad de vida del paciente.

Otras opciones para la profilaxis de la migraña son los betabloqueantes, flunaricina (un tradicional fármaco para la migraña) o los antidepresivos tricíclicos. Estos últimos también son eficaces en la prevención de las cefaleas tensionales.

Cuando todos los tratamientos preventivos han fracasado, en estos momentos se está probando con asociaciones de los mismos y, si aún así no hay éxito, se administra toxina botulínica pericraneal en los casos rebeldes con migraña frecuente. Los resultados son prometedores con una tasa de respuesta cercana al 60%-70% en los casos con migraña rebelde a los tratamientos vía oral. Otra alternativa cuando esto fracasa, es la colocación de un estimulador suboccipital, pero esto está todavía en fase de experimentación, aunque ya se han colocado al menos seis o siete equipos en nuestro país.

El Grupo de Estudio de Cefaleas de la Sociedad Española de Neurología ha elaborado una guía, en cuya elaboración han participado más de 40 neurólogos, para que los médicos de atención primaria, urgencias y neurología tengan una referencia para el diagnóstico y el tratamiento de las cefaleas.

En esta guía se destierran algunos mitos. ¿Evitar chocolate, ciertos quesos o el café? Puede que no. “Hoy en día huimos de las listas de comidas prohibidas“, explica el Dr. Samuel Díaz Insa, secretario de la Asociación. Y es que “muy pocos” pacientes tienen en ciertos alimentos desencadenantes de sus jaquecas: “El mito del chocolate y su asociación con la migraña debe desaparecer. El migrañoso puede comer de todo, salvo que el propio paciente identifique un desencadenante“, matiza.

Así que la educación del paciente ‘va‘ por otro camino, en especial por evitar que se exceda con los medicamentos. “El abuso de fármacos es un importante motivo de que la cefalea se haga crónica“, matiza Díaz Insa. “Es un círculo vicioso del que resulta muy difícil salir, porque cuesta cambiar el concepto de que el fármaco es el que está agravando las cefaleas“.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Mapa del dolor crónico no oncológico

0 5452
Más del 60% de los pacientes con dolor crónico no oncológico no tiene su dolor controlado. La baja prescripción de opioides...
propiedades del romero en infusión o aceite

0 11328
Es verde oscuro aunque sus flores son azules, violetas o rosas. El romero alivia nuestros problemas respiratorios o digestivos y es ideal...
tila, beneficios y propiedades

0 31472
Existen muchas propiedades de la tila. Previene los espasmos, facilita la digestión y evita las inflamaciones. Elimina los líquidos que sobran en...

5 COMENTARIOS

  1. pregunto ,por un paciente,que padece la migraña y revelde,quiciera saber porque se llama revelde en su reconocimiento del estudio de la medecina,un saludo atentamente saludo

    • Hola Miguel. Lo siento, pero en lo referente a dolores de cabeza, ya sean de migrañas o cefaleas, no había oído nunca lo de la migraña “rebelde”, así que no puedo ayudarte! Un saludo.

  2. Hola,tengo dolor de cabeza día por medio desde hace un mes y sobre todo cuando hace mucho calor,tengo familiares que sufren de jaqueca, sera. Necesario que vaya al médico, me da miedo tener una parálisis cerebral nos si será para tanto, tengo un hijo y me dan dolores de cabeza también cuando ando en el período acompañado de bochornos y náuseas. por favor ayúdeme. Gracias tengo 23 años

    • Hola Natalia. Si llevas ya más de un mes con dolor de cabeza, sin duda lo mejor es que consultes a tu médico. Seguramente no será nada grave, y además con un poco de suerte podrán recetarte algún medicamento que mejore tu situación. Un saludo.

  3. buenos días, a cada uno y a cada una, hablamos de problemas que regenera nuestros cuerpo, y no sabemos porque causa motivas, estas derivación o sigtomas caecido, viene ya desde antaño,si hecharamo un vistazo hacia atrás,nos diéramos cuenta de la convivencia de la raza humana.La patología de como regenera nuestro organismo .somos personas no experimento.Cuestion del tema porque se produce estos sigtomas en nuestros cuerpo…tres punto clves sabemos quienes somos ..que estamos haciendo aquí….y a donde vamos ———-nuestros cuerpo es una belleza…..y si pensamos bien nuestro cuerpos será luz…..estamos aquí para sembrar bien o tener una cocecha buena…..¿sabemos pensar bien—–pues el resultado de loque pensamos si es malo se trata de infecciones interiores que trastorna nuestros cuerpos ….¡pensar bien es como comer bien …..tenemos que tener cuidado del corazón y de lo pensamos

Responder