Los factores de crecimiento son proteínas que tienen un papel fundamental en los complejos procesos que permiten la regeneración de tejidos y su renovación. Su obtención y su posterior aplicación acelera y precipita la recuperación de los tejidos.

¿Qué son los factores de crecimiento?

Los factores de crecimiento son fragmentos proteicos que son secretados por las células y que desempeñan funciones de regeneración y reparación de tejidos. Existen varios tipos de FC en función de las acciones biológicas que realizan. Su papel fundamental es que provocan la regeneración de tejidos blandos y duros. Por ejemplo cuando se trata de factores de crecimiento epidérmicos promueven el aumento de los fibroblastos, aumentan la síntesis de colágeno, y contribuyen a la formación de keranocitos.

Como consecuencia, los factores de crecimiento remodelan la piel, mejorando considerablemente su aspecto y sirviendo como ayuda para recuperar la actividad que se ha perdido con el paso de los años. Su papel es por lo tanto clave para estimular y acelerar los procesos de cicatrización de tejidos dañados y para conseguir procesos de rejuvenecimiento de la piel.

¿Dónde se encuentran los factores de crecimiento?

Los factores de crecimiento se encuentran concentrados en la parte interior de las plaquetas y en el plasma sanguíneo. En concreto en el caso de las plaquetas se encuentran de forma concentrada en los llamados gránulos alfa. Su obtención y su posterior preparación para su infiltración los convierte en un material de primera calidad para la regeneración de tejidos.

Factores de crecimiento: un avance científico de posibilidades ilimitadas

Con los llamados factores de crecimiento la ciencia ha avanzado en un campo el cual tiene posibilidades ilimitadas. Los factores de crecimiento se pueden utilizar como métodos terapéuticos- para tratar con éxito lesiones hasta ahora inabordables- pudiendo llegar a evitar incluso la pérdida de visión, o la amputación de un miembro.

Además, todo ello se produce de forma simple, a través de la sangre del propio paciente, lo que evita posibles complicaciones de rechazo o alergias, y permite tantas aplicaciones como sean necesarias para conseguir una completa regeneración de tejidos. En cuanto a sus posibles aplicaciones, éstas parecen ser ilimitadas dado que cada vez se descubren nuevas utilidades. Por este motivo los factores de crecimiento son considerados en la actualidad verdaderos”arsenales tanto terapéuticos como estéticos”. 

ARTÍCULOS RELACIONADOS

rejuvenecimiento facial, los factores de crecimiento epidermico

0 12411
El factor de crecimiento epidérmico es capaz de aumentar el grosor de la piel, devolverle su elasticidad y firmeza, disminuir los efectos...

0 1700
Se trata de sustancias que fomentan tanto la proliferación celular como su supervivencia. La utilización de una nueva generación de materiales...

0 5246
Sus excelentes resultados terapéuticos en diversas áreas de la medicina, acelerando de forma natural los mecanismos de reparación de los tejidos...

NINGÚN COMENTARIO

Responder