por -
    0 6977
    Especial infiltraciones faciales

    En los últimos años la medicina estética ha evolucionado considerablemente, de hecho lo ha hecho en mayor medida que la cirugía plástica. Esta evolución se ha visto plasmada en la aparición de multitud de nuevas técnicas de tratamientos estéticos. La mayoría de cirujanos y médicos estéticos se han dado cuenta de que el futuro pasa por los tratamientos no invasivos, especialmente los realizados mediante infiltraciones.

    Infiltraciones más utilizadas

    Ácido Hialurónico

    Es un polisacárido de formación natural presente en todos los humanos. La mayor cantidad de ácido hialurónico reside en el tejido cutáneo. Como ya existe en el cuerpo humano, al infiltrarlo el tiempo de reabsorción es bastante elevado. Oscila entre los 12 y los 24 meses de duración según el tipo de ácido hialurónico empleado (depende de su densidad).

    La función principal del ácido hialurónico es eliminar las arrugas, reafirmar la piel y evitar la flacidez. Además estimula la producción natural de colágeno. Se usa principalmente para aumentar el volumen de los labios y los pómulos. También se administra para reducir las cicatrices del acné severo y otros problemas cutáneos que ocasionen pérdida de piel.

    Aparte de las infiltraciones existen otras maneras para obtener sus beneficios. En la actualidad las que más se han extendido son las cápsulas de ácido hialurónico.

    Para más información visita nuestro artículo todo lo que necesitas saber sobre el ácido hialurónico.

    Botox

    Tras más de 20 años la toxina botulínica sigue siendo uno de los tratamientos más eficaces para luchar contra los efectos del paso del tiempo. El uso tradicional del botox ha sido como tratamiento para inmovilizar la musculatura para un rejuvenecimiento general de cara, cuello y escote. En la actualidad existe una técnica novedosa para rejuvenecer que simplemente relaja la musculatura, esto se consigue inyectando la toxina más diluida o inyectando una menor cantidad de la misma.

    La duración habitual de este producto oscila entre 6 y 12 meses. No obstante, al tratarse de una toxina su efecto es similar al de un veneno. Por tanto cuanto más se usa, menor es el efecto que causa, por eso actualmente hay verdaderos adictos al botox ya que necesitan usar el producto frecuentemente para que les haga efecto.

    Otros tipos de infiltraciones faciales

    Existen otros productos además del ácido hialurónico y la toxina botulínica. En la actualidad el más empleado de ellos es el ácido poliláctico.

    Hay que prestar especial atención a los biopolímeros que se han convertido en un auténtico problema para la salud pública por lo que ya no se usan, o al menos no deberían usarse dado los malos resultados que han generado a medio plazo.

    NINGÚN COMENTARIO

    Responder