por -
0 3234

La fitoterapia es un medio natural que de forma cada vez más frecuente se utiliza para curar todo tipo de patologías. Tan sólo se trata de tener confianza en el gran poder que tienen las plantas y como llegar a utilizarlas de forma sabia.

¿Qué es la fitoterapia?

La fitoterapia es la ciencia que se encarga de curar las enfermedades mediante el uso de las plantas o de sus derivados. La ciencia moderna se ve cada vez más tentada a la investigación de los usos terapéuticos de las plantas para curar distintas dolencias. Las cualidades de estos productos obtenidos de la naturaleza eran ya conocidos por civilizaciones muy anteriores a la nuestra; culturas milenarias, las cuales sabían utilizarlas no sólo con la finalidad de sanar enfermedades, sino también de prevenirlas.

Cómo conservar las propiedades terapéuticas de las plantas

Para que cada planta conserve sus propiedades medicinales es necesario que sus principios activos no se alteren por lo que hay que tener en cuenta una serie de reglas a la hora de su recolección y de su desecación. Las plantas se pueden preparar de formas variadas para que no pierdan ninguno de sus beneficios:

  • Infusión. En agua hirviendo.
  • Decocción. Se cubre la planta de agua tibia y se deja reposar un tiempo mínimo de 10 minutos.
  • Maceración. Se deja en agua, aceite o vinagre durante un periodo comprendido entre 12 horas y 15 horas.
  • Polvo total. Preparado en polvo.
  • Extracto. Se obtiene una solución hidrosoluble tras la maceración de la raíz durante 6 días que luego se centrifuga a 280 grados.

Beneficios de algunas plantas

Achicoria. Se utiliza como sustitutivo del café, o mezclado con éste. Tiene propiedades digestivas y de secreción de bilis por lo que es eficaz para problemas de hígado y enfermedades hepáticas.

El ajo. Desde tiempos inmemoriales se considera a esta planta como el protector de epidemias. Una de sus propiedades es que mejora considerablemente la circulación sanguínea, baja la presión arterial y disminuye el colesterol y los triglicéridos en sangre. Los últimos estudios afirman que también aumenta el número de espermatozoides volviendo al hombre más fértil.

El anís. Es una hierba aromática que tiene propiedades expectorantes, expulsión de flemas y de mucosidad, y también evita los gases y la flatulencia dolorosa.

La alcachofa. Tiene un efecto beneficioso sobre la vesícula biliar, evitando la formación de cálculos. También ayuda a la regeneración de los tejidos hepáticos por lo que se utiliza con frecuencia en los casos de alcoholismo crónico. En la actualidad muchas medicinas se fabrican con este producto.

Tomillo. Tiene propiedades desinfectantes de la garganta y protege contra la tos. En general sirve para limpiar las vías respiratorios superiores y es efectivo para combatir la sinusitis, la bronquitis y disminuir secreciones nasales. Se puede usar como infusión, en gargarismos o en forma de inhalaciones.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Fitoterapia prevención de la caspa con plantas

0 2946
La Fitoterapia estudia lal propiedades de las plantas  y sus posibles usos medicinales con fin terapéutico, tanto a modo preventivo como a...

NINGÚN COMENTARIO

Responder