El aumento o elevación de los glúteos se está convirtiendo en una de las intervenciones de Cirugía Estética más demandas, puede realizarse mediante implantes o inyecciones de grasa.

En la forma de las nalgas tienen que ver factores hereditarios y de constitución corporal. La estructura esquelética y la actitud de posición personal, los músculos glúteos, los depósitos de grasa y finalmente la piel, sufren constantes cambios durante toda la vida. Pero pueden ser modificados con dieta, ejercicios o con la intervención del cirujano plástico.

La elevación de los glúteos puede realizarse mediante la colocación de prótesis, injertos de grasa, colgajos dermograsos o a través de la resección de piel y grasa, dejando, únicamente una cicatriz a nivel del pliegue inferior de los glúteos.

El lifting de glúteos es la cirugía destinada a marcar el surco glúteo y a eliminar el exceso de piel y grasa en esa zona (dermolipectomía). Se puede realizar solo o asociado al lifting de la parte interna del muslo, a la lipoescultura o a la colocación de prótesis.

Cada persona tiene los glúteos de una forma diferente, hay glúteos con una adecuada tonificación muscular, glúteos con un exceso de tejido adiposo, con una pobre proyección superior, media o inferior. Por eso la evaluación de los glúteos debe realizarse en conjunto, para obtener un excelente moldeado corporal. De igual manera hay que observar la región lumbar, (grado de curvatura y componente graso), las caderas y parte superior de los muslos (exceso de grasa en la cara interna del muslo, o en la cara lateral, “cartucheras“, depresiones glúteas en la parte lateral de este, o la combinación de varios defectos). También hay que valorar el grado de turgencia (calidad y textura) de la piel.

En la actualidad existen dos tipos de intervenciones para realizar una gluteoplastia:

  • Con prótesis
  • Con inyección de grasa

La indicación de cada una de ellas es específica y depende de cada paciente.

Prótesis

Cuando los glúteos son planos y están poco desarrollados (hipotróficos) se puede aumentar el volumen colocando, bajo la musculatura glútea y a través de una incisión en la parte superior del surco interglúteo, un par de implantes diseñados especialmente para los glúteos. El implante es de gel de silicona cohesivo, y la prótesis es más plana y tiene más resistencia que la que se utiliza en el aumento de mamas. Esto permite que soporte la fuerza del músculo glúteo mayor al andar, correr o saltar y al hecho de sentarse.

En una zona poco visible del pliegue, entre los glúteos, se hace la incisión de unos cinco centímetros, luego se fabrican dos bolsillos entre los músculos que albergarán las prótesis y se realiza un cierre cuidadoso de las heridas una vez logrados el aumento, simetría y consistencia adecuados.

Los implantes de silicona se colocan por debajo del músculo glúteo mayor, haciendo que aumente su volumen y su proyección, aunque no se obtiene un aumento lateral de la cadera.

Normalmente está indicado en los casos de atrofia de la masa glútea.

Se realiza con anestesia epidural y son necesarias 24 horas de ingreso.

Durante los días anteriores a la Cirugía es conveniente utilizar un jabón germicida, tipo Lactacyd, para lavar todo el cuerpo.

No se deben tomar aspirinas u otros medicamentos que contengan salicilatos durante dos semanas antes y dos semanas después de la intervención.

Hay que usar una prenda elástica compresiva, pero suave, durante 15 días.

El paciente con implantes de silicona en los glúteos debe recordar que no deben ponerle inyecciones intramusculares en los glúteos, ante el riesgo de pinchar las prótesis.

En cualquier tipo de operación estética es conveniente elegir un cirujano plástico perfectamente cualificado y estar completamente segura de que quieres cambiar tu físico.

En esta cirugía es muy importante la colaboración del paciente. Los dos primeros días se pasan en la clínica, boca abajo. Luego es posible levantarse y durante 1 semana se debe estar sentado sólo lo imprescindible, y hay que hacerlo de forma que no se comprima la zona operada. Durante un par de semanas hay que dormir boca abajo. Hay que evitar cualquier tipo de ejercicio físico en el que participe el glúteo durante 5-6 semanas. Todo esto hace que la cicatriz que se forma alrededor de la prótesis quede estable y la prótesis no se desplace con la consiguiente asimetría.

La prótesis no se rechaza ni se encapsula. El riesgo de infección es mínimo, aunque la higiene ha de ser muy cuidadosa hasta la retirada de los puntos y siempre se dan antibióticos durante 10 días tras la cirugía para minimizar el riesgo.

Inyección de grasa

Conocida también como “Brazilian Butt Lift” o técnica brasilera de levantamiento de los glúteos, la técnica de inyección de grasa para el aumento de los glúteos es una novedosa técnica, que ofrece unos resultados muy naturales. Está indicada a aquellas personas que desean aumentar el volumen de sus glúteos y no quieren implantes de silicona.

La inyección de grasa tiene la ventaja de que permite al cirujano colocar la cantidad necesaria en aquellas partes que sean necesarias, facilitando el modelado de los glúteos.

Por otra parte la inyección de grasa no tiene los inconvenientes posibles de rechazo, de encapsulamiento, infecciones o asimetrías.

Es la técnica más utilizada para aumentar el volumen de los glúteos y consiste en aspirar grasa de alguna parte del cuerpo (caderas, cartucheras, cintura o espalda), para luego inyectarla en las zonas de los glúteos que necesiten ser tratadas, a través de dos incisiones pequeñas.

Las prótesis están más indicadas para personas cuyos depósitos grasos sean escasos, y por lo tanto no se cuenta con un volumen importante para la nueva estructura glútea.

La grasa inyectada de manera intramuscular se integra en el cuerpo en un porcentaje muy elevado, por lo que el grado de absorción es mínimo permitiendo excelentes resultados a largo plazo.

La técnica de inyección de grasa de los glúteos se realiza con anestesia epidural o local con sedación.

Se usará una faja quirúrgica especial durante 3-4 semanas después de la cirugía para mantener la nueva forma del glúteo.

A las 48 horas posteriores a la cirugía se deberá comenzar con unas sesiones de masaje de drenaje linfático y de ultrasonido para disminuir la inflamación, las durezas y acelerar el proceso de curación.

La mayoría de los pacientes pueden reiniciar su rutina de ejercicios progresivamente después de 4 a 6 semanas, de hecho realizar ejercicio de tonificación glútea mantiene un moldeado corporal perfecto.

Precaución con las inyecciones

Si la gluteoplastia se realiza con prótesis no se pueden aplicar inyecciones intramusculares glúteas, estas inyecciones se deben aplicar en otras partes del cuerpo como en el muslo o el brazo, si la gluteoplastia es realizada mediante inyección de grasa existe restricción durante el primer mes, posteriormente se podrán poner inyecciones sin ningún problema.

La gluteoplastia puede realizarse junto con otros procedimientos.

La gluteoplastia mediante lipoinyección requiere de una inmovilización mínima, se deberá usar unos pantis de licra durante un mes aproximadamente, durante el postoperatorio hay que tomar antibióticos y analgésicos.

Implantes irreabsorbibles

La silicona líquida, en forma de microgránulos o biopolímeros pertenece al grupo de los compuestos inorgánicos irreabsorbibles y su utilización con fines estéticos está prohibida en nuestro país.

El aumento de glúteos se puede realizar tanto en hombres como en mujeres. La técnica es la misma en ambos casos aunque estéticamente hay algunas diferencias. En el hombre se trata de potenciar la silueta del músculo glúteo mayor, de forma que la nalga parezca más musculosa. En la mujer se trata de darle una forma lo más redondeada posible, por lo que la liposucción y el “lipofilling” se asocian casi siempre a la colocación del implante.

En el caso de las mujeres se suelen asociar liposucción de la zona lumbar, cintura y flancos para modelar esta zona e incrementar la curvatura. La grasa que se obtiene es inyectada en la zona inferior, justo por encima del pliegue glúteo, para redondear la nalga a ese nivel. La prótesis rellena muy bien las dos terceras partes superiores de las nalgas, pero no la inferior. En los hombres es suficiente la prótesis, pero en las mujeres se ha de asociar algo de lipofilling.

Durante la lipoescultura de caderas, nalgas o muslos también se aprovecha esta grasa para reinyectarla en la zona central de la nalga, donde ésta ha de tener más proyección para dar la sensación de una nalga más juvenil y levantada.

Gluteoplastia: nalgas brasileñas
  • 4.75 / 5 5
4 votos, 4.75 valoración media (93% puntuación)
Doctor en Medicina y Cirugía cum laude, especialista en cirugía estética, plástica y reparadora. Ex alumno del conocido Dr. Ivo Pitanguy. Director de la Clinica Dr. Arquero, con centros en Madrid y Vigo. Actual Presidente de la AECEP.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

0 273
La cirugía íntima tiene cada día más adeptos. Lo cierto es que cada vez más personas solicitan este tipo de servicios en...

0 427
La lipoescultura es una técnica quirúrgica que consiste en extraer grasa de aquellas zonas del cuerpo donde se ha acumulado. La...

0 253
Hasta que apareció la liposucción, el exceso de grasa se trataba extirpándolo junto con la piel dejando, en consecuencia, grandes cicatrices.

1 COMENTARIO

Responder