En la actualidad todo es prácticamente válido cuando se trata de estimular el placer. En una sociedad cada vez más hedonista y quizás también más superficial, se busca y se elabora casi todo, para conseguir una excitación cada vez más intensa y duradera.

¿Dónde está el punto G?

Se trata de la zona genital del cuerpo de las mujeres localizada detrás del pubis y alrededor de la uretra. El punto G es una zona descubierta por el ginecólogo alemán Ernst Gräfenberg, a quien debe su nombre (el punto de Gräfenberg). Allí es donde se alcanzan niveles de excitación altos seguidos de fuertes orgasmos. En algunos casos, y en determinadas mujeres no es posible encontrarlo, por lo que a menudo en Occidente se pone en duda su existencia.

Inyecciones de colágeno para el punto G

Los últimos avances utilizan procedimientos inéditos para tratar de “despertar” la sensación orgásmica que se produce en esta zona del cuerpo. Las inyecciones de colágeno en este punto, surgen con la idea de estimular y aumentar la intensidad del placer. El procedimiento es simple, pues se trata de inyectar un compuesto de colágeno no invasivo en esta zona mediante una anestesia de tipo local, que no produce dolor, y que está respaldada por la Food and Drugs Administration. Tras una mínima intervención se consigue que la mujer experimente de forma más fácil los orgasmos, logrando incluso, una mayor intensidad de respuesta con una menor estimulación.

Desde el punto de vista visual, la zona inyectada se hincha ligeramente de forma temporal para permitir una mayor estimulación. La sustancia que se inyecta está elaborada y procesada de forma especial para el cuerpo femenino, y su aplicación resulta similar al método que se utiliza para conseguir el aumento de volumen de los labios.

La intervención es muy rápida, de una duración de unos 8 minutos aproximadamente, y para que se realice de forma óptima es necesario que el paciente señale al especialista dónde se encuentra su punto G con el fin de que sea ésta correctamente aplicada.

Terminada la intervención

Una vez terminada la pequeña intervención, es necesario esperar un mínimo de al menos 4 horas para considerar los resultados. La duración de este tipo de inyecciones permanece durante un periodo de 4 meses, lo cual hace el proceso bastante interesante a la hora de mejorar las relaciones sexuales de pareja y en concreto de permitir que la mujer tenga experiencias más placenteras. 

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Una combinación placentera: el punto G y el ácido hialurónico

4 10568
La sociedad actual se basa en la búsqueda del placer a toda costa. Hay varias formas de sentir placer y numerosas...
Cómo elegir el vibrador adecuado

2 17898
Los diseñadores han llevado muy lejos la estimulación sexual con vibradores, tanto como para diseñar no menos de 600 modelos diferentes tal...

0 1613
La vida sexual es fundamental para cualquier pareja. Y no solo por el innegable efecto físico y emocional...

NINGÚN COMENTARIO

Responder