Finalizada la inyección se aplica una bolsa de hielo en la zona para evitar la aparición de inflamación o de posibles hematomas.

Finalizada la inyección se aplica una bolsa de hielo en la zona para evitar la aparición de inflamación o de posibles hematomas. Normalmente la infiltración provoca ligero edema y leve enrojecimiento los cuales llegan a provocar la desaparición de las arrugas o disminuyen la profundidad del surco pero estos efectos, claro está, desaparecen en un par de días cuando se ha resuelto el edema. La paciente se podrá maquillar y volver a su vida cotidiana. En caso de hematoma podrá disimularlo con maquillaje aunque, en ese caso, no deberá tomar el sol hasta que éste desaparezca por completo.

Dependiendo de las características del implante podemos diferenciar dos respuestas:

  • Inmediata: la producen aquellos productos cuya aportación de volumen o corrección del defecto ocurre en el mismo momento de la infiltración: colágeno y hialurónico (inmediata y temporal), poliacrilamida, alquilimida (inmediata y de duración indeterminada).
  • Diferida: Aquellos cuyo efecto inicial es efímero y que paulatinamente van proporcionando volumen por formación de nuevas fibras conjuntivas: metacrilato, ácido poliláctico…

Normalmente el resultado definitivo de cada sesión se verá de 30 a 45 días después de la inyección, cuando los tejidos han solucionado su proceso inflamatorio inicial y la dermis ha reaccionado de manera adecuada a la presencia del implante.

De todas formas, los resultados y el número de sesiones necesarias para conseguir el resultado deseado dependerán del tipo de alteración, de las características de la piel, de la edad del paciente y de la zona a tratar. No es lo mismo tratar una arruga a los 30 que a los 60.

En el tratamiento de las arrugas se busca la atenuación, ya que no suele ser conveniente eliminarlas completamente.

Un surco nasogeniano precisa de 3 ó 4 pinchazos de ácido poliláctico, para corregirlo, 2 ó 3 de ácido hialurónico y, normalmente 1 ó 2 de hidroxiapatita.

En el caso de lipoatrofia facial suelen ser necesarias de tres a cinco sesiones para mejorar el aspecto de los rasgos faciales y de seis a siete en casos severos.

Dependiendo del plan de tratamiento y, especialmente del producto, se realiza una normo-corrección o una leve hiper-corrección. Hay que recordar que hoy en día no existe ningún material que permita corregir simultáneamente todos los niveles y que la sobrecorrección de un nivel nunca nos corregirá el defecto de otro.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

0 1972
Ha tenido lugar el XXVI Congreso Nacional de la Sociedad Española de Medicina Estética, con 80 ponentes representando a más de...

0 2121
Es una técnica no quirúrgica, que se realiza en consulta, y que permite seguir con la actividad normal. Los implantes...
Rinomodelación, estética de la nariz sin cirugía

10 23125
Arreglar su nariz sin pasar por el quirófano ya es posible. Entre una nariz con gancho y una nariz recta hay...

NINGÚN COMENTARIO

Responder