por -
0 3056

Un equipo de neurocirujanos franceses ha logrado por primera vez, destruir metástasis tumorales en el cerebro de los pacientes con cáncer mediante un láser que se inserta en el cráneo del enfermo él cual es guiado por un aparato de resonancia magnética.

La investigación, publicada en la revista Neurosurgery, fue dirigida por el oncólogo Alexandre Carpentier y supone, según los científicos, un avance en la esperanza de vida de los enfermos con metástasis cerebral. Esta es la primera vez que se ha utilizado una tecnología láser en la caja del cráneo junto con un aparato de resonancia magnética nuclear que provee imágenes en tiempo real, subrayó Carpentier.

La nueva técnica que se ha puesto a punto en el Hospital Pitié-Salpêtrire de París es, en realidad, un procedimiento sofisticado donde se combina el poder de la tecnología láser con la precisión de la resonancia magnética para acabar con el tejido canceroso sin realizar intervenciones traumáticas ni soportar grandes efectos secundarios. El paciente permanece consciente en todo momento y puede irse a su casa 14 horas después de la intervención.

La investigación

Los pacientes sometidos a esta investigación oncológica han sido quince entre diciembre del 2006 y febrero del 2008. Los enfermos “padecían metástasis cerebrales “que surgieron tras diferentes tipos de cánceres –sobre todo de pulmón y mama-, los cuales, eran resistentes a todos los tratamientos. Hasta ahora, su esperanza de vida no excedía los tres meses ya que ni la quimioterapia ni la radiología habían funcionado en ellos sin embargo, en la actualidad, sus expectativas de seguir viviendo son mucho mayores. Así, el responsable de la investigación oncológica, Alexandre Carpentier, aseguró que en los seis casos en los que se dispone de resultados «concluyentes» se triplicaron las posibilidades de sobrevivir a la enfermedad. Además, en cinco de estos pacientes no han aparecido nuevos tumores nueve meses después del tratamiento experimental.

Intervención con anestesia local

Aunque la intervención como tal se realiza en unos pocos minutos es necesario una minuciosa y precisa planificación para localizar el tumor y su lugar exacto. Este proceso se lleva a cabo mediante técnicas de resonancia magnética nuclear en el cráneo del enfermo.

Seguidamente, proceden a ponerle anestesia local y le horadan la caja craneal con un orificio de tan sólo de 3 milímetros de diámetro para practicar la cirugía que erradique el tumor. Con un cable de fibra óptica, dotado en su extremo de un láser, los cirujanos proceden a quemar desde el interior de la metástasis cerebral el tejido tumoral y, finalmente, logran su necrosis. De ahí que el paciente pueda incluso estar escuchando los comentarios de los oncólogos que supervisan la intervención. Éstos son informados a través de las pantallas del ordenador y mediante resonancias magnéticas nucleares de cuál es la evolución de los tejidos tumorales durante la intervención.

El láser empleado posee una tecnología revolucionaria, diseñado para utilizarse sobre el cerebro, evita la formación de coágulos, edemas cerebrales y el riesgo de crisis epilépticas entre otras de las complicaciones habituales.

Por otro lado, el avance de esta nueva técnica también influye en el aspecto psicológico, ya que mejora el postoperatorio del recién intervenido y éste se puede ir ese mismo día del hospital. Así mismo la destrucción controlada de la necrosis del tejido tumoral no genera edema cerebral ni crisis epiléptica.

Por lo tanto se trata de una tecnología eficaz que acelera la recuperación del paciente. Sin anestesia general, grandes incisiones, ni largas horas de cirugía, las personas intervenidas pueden abandonar ese mismo día el hospital.

Ambicioso programa de investigación

Los neurólogos del hospital de la Pitié-Salpêtrière desarrollaron el estudio con tecnología puesta a punto en colaboración con el centro de oncología MD Anderson, de Houston, y con la firma BioTex, filial de la universidad UTMB de Texas.

En la actualidad el oncólogo Carpentier también desarrolla junto con el físico Julián Itzcovitz, un ambicioso programa de investigación quirúrgica, en el cual se intenta descubrir cómo utilizar de forma complementaria los ultrasonidos focalizados, bajo control de la resonancia magnética nuclear, para destruir los cánceres de cerebro.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Analizamos los tipos de peeling superficial,mecánico

0 28129
La piel con el paso de los años no solamente se arruga sino que puede parecer apagada y sin vida.

0 6547
Antes de su aplicación, es necesaria la valoración del paciente por parte de un angiólogo o cirujano vascular que descarte cualquier otra...

0 2135
Las recientes investigaciones persiguen hallar la relación entre el modo de vida y el cáncer con el fin de dar respuesta...

NINGÚN COMENTARIO

Responder