Sentirte a gusto con tu cuerpo mejora tu autoestima. Más aun si al mirarte al espejo ves unos senos bonitos. Unos pechos demasiado pequeños o unos pezones invertidos son a menudo la causa de grandes complejos. Pero esto se puede solucionar con una sencilla intervención, ya sea  de aumento de mamas o una cirugía de pezones invertidos. Puedes realizarte una operación de aumento de mamas en Barcelona, Madrid, Sevilla y otras grandes ciudades, es muy fácil encontrar clínicas con este servicio.

¿Qué son los pezones invertidos?

Se trata de una patología congénita que puede afectar a una mama o a las dos. El problema ocurre cuando los conductos que llevan la leche hasta el pezón son demasiado cortos y provocan que los pezones se retraigan, o bien cuando el tejido existente entre la areola y el pezón es demasiado denso. En ocasiones, esta alteración puede llegar a imposibilitar la lactancia.

Además, existe otra forma de retracción de los pezones que tiene su origen en algunas cirugías o bien en ciertos problemas médicos, como tumores o infecciones. En estos casos no hablamos de pezones invertidos sino retraídos.

Cómo corregir los pezones invertidos

Como ocurre con el aumento mamario, la cirugía plástica puede resolver este problema estético. En una operación que dura menos de 30 minutos y sólo requiere anestesia local, el cirujano plástico realiza una pequeña incisión en el borde mismo de la areola, suficiente para poder sacar el pezón hacia afuera y suturarlo en esta posición después. Por el lugar y las dimensiones del corte, la cicatriz apenas es perceptible.

Algunas mujeres aprovechan que van a someterse a otro tipo de intervención quirúrgica de sus senos, para corregir de paso los pezones invertidos que les acomplejan. Los casos más habituales son las operaciones de aumento de pecho, aunque también es posible realizar la operación de pezones invertidos durante las intervenciones para reducir (reducción mamaria) o elevar el pecho (mastopexia). Cuando se trata de operaciones de aumento mamario utilizando prótesis, la inversión del pezón puede corregirse sin tocarlo si el grado de retracción es leve.

Los resultados de la cirugía y el posoperatorio

El resultado de estas operaciones es muy natural y la cicatriz que queda es muy pequeña. Además, al realizarse la incisión en el borde mismo de la areola, es prácticamente imperceptible. Por lo que se refiere a la funcionalidad de la mama, si el grado de retracción de los pezones no es muy severo, no es necesario cortar los conductos de la leche, denominados galactóforos, y es posible amamantar tras la operación. También conviene tener en cuenta que las técnicas que preservan los conductos pueden no obtener resultados permanentes.

La recuperación tras la cirugía suele ser rápida. En las primeras horas tras la operación, es habitual manchar un poco y en los días siguientes puede que notes cambios en la sensibilidad de la zona. Los puntos de sutura se retiran a la semana de la operación y las molestias desaparecen en dos o tres semanas más.

Al tratarse de una operación que no requiere ingreso hospitalario, puedes volver a tu actividad habitual inmediatamente, aunque no conviene que cojas pesos al principio. Tampoco podrás hacer deporte hasta que hayan pasado como mínimo 3 semanas desde la operación.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

0 1539
La incertidumbre económica afecta a todos los sectores pero no siempre de la misma forma y con la misma intensidad. Los...

0 1413
Andalucía exigirá un examen psicológico a los menores de 18 años que quieran someterse a una operación de cirugía estética.
La cirugía de cambio de color de ojos

0 9486
Hasta ahora el cambio de color de ojos sólo había podido realizarse por medio de lentillas o a través de un sistema...

NINGÚN COMENTARIO

Responder