¿Es dolorosa la extracción de las muelas del juicio? ¿Cómo se realiza?

La extracción de muelas del juicio es el procedimiento mediante el cual se retiran los molares de la zona posterior de nuestra boca. Estos molares se llaman muelas del juicio, y también reciben el nombre de cordales.

Se retiran las muelas del juicio normalmente entre los 17 y 24 años, con el objetivo de evitar los problemas que podrían ocasionar. En el caso de que estas muelas no causen ningún problema no será necesario realizar la extracción.

¿Es dolorosa la extracción de las muelas del juicio?

Debido a que esta operación se lleva a cabo con anestesia local, estarás despierto pero no sentirás dolor.

Muchas personas sienten miedo cuando deben ir al dentista, pero debemos tener en cuenta que la extracción no duele y no sentiremos nada. Para estar más tranquilos conviene dormir bien la noche anterior.

¿Qué pasa después de la extracción?

Una semana después de la operación, algunas suturas desaparecerán sin la ayuda del dentista. El especialista retirará las suturas que todavía queden después de la semana posterior a la operación.

Es posible que las encías sangren después de la extracción. Si esto sucede, dobla una gasa o pañuelo limpio y utilízalo para morder en la zona de la boca donde sangras. Al morder durante 30 minutos podrás detener el sangrado. Aunque sangres poco, recuerda morder durante media hora.

¿Qué debería comer y beber?

Tu alimentación durante los días posteriores a la extracción de las muelas del juicio debería incluir mucha comida blanda. El yogur, los purés y las sopas son algunos ejemplos ideales. Evita los alimentos crujientes y picantes.

En vez de tomar bebidas a base de cafeína o alcohol, toma agua. Recuerda que no debes beber alcohol ni fumar durante las tres semanas posteriores. Evita las bebidas calientes.

Algunos cuidados necesarios tras la extracción de cordales

Para evitar posibles infecciones después de la extracción es importante que la persona no fume durante los días posteriores.

En el caso de que la operación se haya realizado con anestesia general o sedación, será fundamental que otra persona conduzca por ti y que esté contigo durante las 24 horas posteriores a la extracción.

Para que la inflamación baje podrás utilizar una almohada que mantenga la cabeza elevada durante la noche. Además, puedes colocar hielo contra la mandíbula para reducir la inflamación de manera más rápida, y también para reducir el dolor.

Cepíllate los dientes como siempre, y también podrás usar hilo dental. Sin embargo, cuando te cepilles deberás evitar acercarte a la zona operada. 

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Qué hacer ante el dolor de muelas

0 3488
Ante un dolor de muelas existen muchas soluciones, y dependiendo de la causa de este dolor elegiremos una alternativa u otra.

NINGÚN COMENTARIO

Responder