por -
0 4553

La búsqueda de la salud mediante métodos naturales es una constante en el hombre, quizás porque cada vez y de manera más clara nos alimentamos con productos artificiales sometidos a todo tipo de conservantes y productos químicos.

¿Qué es la Frutoterapia?

La frutoterapia es una técnica que tiene como fin la búsqueda de la salud mediante el estudio de las propiedades nutricionales y medicinales de los frutos de la tierra.

La frutoterapia como término no es conocido en Europa hasta que se publica por primera vez en 1998 el libro: Frutoterapia, los 105 frutos que dan la vida. Su autor, Albert Ronald Morales, precursor de la frutoterapia, logró ser el número uno en ventas en su país, Colombia, con este libro. Morales estudió y clasificó las frutas por sus nutrientes, realizando un inventario de recetas para curar enfermedades. El doctor Morales prometía incluso resolver algunos problemas sexuales mediante la fruta asegurando una eficacia equivalente al viagra pero sin riesgos.

La salud mediante las frutas

Numerosos estudios han reconocido la correlación existente entre un consumo elevado de frutas y la ausencia de enfermedades. Así, la fruta es rica en vitaminas y minerales así como en oligoelementos que ayudan a reforzar nuestro sistema inmunitario. Además, hay que tener en cuenta que la fruta no suele engordar, contiene grasas saturadas en muy pequeñas proporciones y, exceptuando el coco, no sube el colesterol.

Regla de oro de la frutoterapia

Aunque la fruta tiene muchas cualidades positivas es importante saber que la regla de oro de la frutoterapia es no consumir fruta en cantidades excesivas, sino de forma equilibrada y de una manera lógica. Por eso es necesario saber que el consumo de frutas también lleva consigo una serie de peligros. Según el doctor Morales, la fruta no sólo aporta beneficios sino también pueden dañar el organismo y es necesario tener en cuenta a qué hora del día se realiza su consumo.

Frutoterapia, los mejores consejos

Aspectos a tener en cuenta a la hora de consumir frutas:

  • La fruta se debe de comer siempre antes o después de las comidas. Evitar tomarla durante el transcurso de la comida.
  • Por la mañana se deben de consumir frutas ácidas que aportan vitaminas-naranjas, uva, piña, maracuyá, limones.
  • Al medio día son aconsejables los frutos secos que son ricos en ácidos grasos esenciales.
  • En la cena deben de consumirse frutas dulces, pero nunca cítricos antes de acostarse por que perjudican las células del hígado.
  • Cuidado con agregar azúcar a la fruta pues se pierden sus propiedades nutritivas y terapéuticas. Se aconseja endulzar con miel.
  • Las frutas se pueden mezclar entre sí, excepto la sandía.
  • Cuidado también con la sandia pues es altamente tóxica. Justo en el momento que entra en contacto con el oxígeno, al ser abierta, genera un uno por ciento de arsénico, el cual ataca al corazón y puede ser riesgo de infarto. Si se mezcla con otra fruta, lácteo o alcohol podría llegar a contener hasta un 3 por ciento de arsénico.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

0 1792
Los suplementos nutricionales o dietéticos se conciben como ingredientes alimenticios destinados exclusivamente al complemento de una alimentación equilibrada....
alimentos depurativos y desintoxicantes para el higado

0 4173
En numerosas ocasiones y por diferentes motivos el cuerpo no consigue eliminar las sustancias de desecho de forma correcta y los...
Antioxidantes, la paradoja de la dieta mediterránea

0 4127
El uso de antioxidantes como medicina se extendió coincidiendo con la popularización del estudio sobre la paradoja de la dieta mediterránea. La paradoja de la...

NINGÚN COMENTARIO

Responder