por -
0 8008

Muchas mujeres llegado el periodo menopáusico observan como su cuerpo cambia a la vez que constatan que cada vez les es más difícil perder peso y más fácil ganarlo sin ni siquiera cometer grandes excesos en la alimentación.

Menopausia: periodo de cambios

La menopausia es un periodo en el cual el cuerpo de la mujer cambia, debido en gran medida a los propios cambios de tipo hormonal que se producen en su organismo y que determinan sucesivas transformaciones. La actividad ovárica en esta fase desaparece, y como consecuencia la regla también. El cuerpo femenino tiene una mayor tendencia a acumular grasa, y la mujer debe de tener mayor cuidado con su alimentación al existir una mayor tendencia a engordar. Por ejemplo, según las recomendaciones realizadas por la National Research Council en 1989 para cubrir las necesidades de la población americana, una mujer menor de 50 años debe consumir para estar en su peso unas 2.200 calorías diarias, mientras que una mujer que haya sobrepasado esa edad debería consumir sólo 1900 calorías.

Engordar más comiendo menos

Con la llegada de la menopausia la grasa tiende a acumularse más en la zona abdominal. Esta zona es la más peligrosa para la salud, dado que está asociada a enfermedades cardiovasculares que ocasionan gran mortandad entre las mujeres. Así, en la época fértil de la mujer la grasa tiende a almacenarse en la zona de las caderas y en los muslos, donde recibe el nombre de ”ginoide”, que recuerda más bien la forma de una pera. Por el contrario, con la llegada de la menopausia el cuerpo femenino cambia tendiendo a adoptar una forma más “androide”, o más parecida a la de la manzana. Este cambio supone un mayor riesgo para la salud de la mujer. Por ejemplo, una persona cuya grasa se acumule en la zona del abdomen tiene más probabilidades de sufrir algún tipo de diabetes tipo 2, o de enfermedad cardiovascular. En general, los cambios se originan por que el cuerpo deja de generar determinadas hormonas, y como consecuencia éste pierde masa muscular mientras que gana grasa.

Algunas explicaciones

Durante la menopausia se produce una disminución creciente en los niveles de estrógenos que son esenciales para la mujer. Los estrógenos son hormonas responsables de las características femeninas y determinantes en el organismo ya que protegen contra la arteriosclerosis, y hacen los huesos más fuertes. Cuando estas hormonas empiezan a disminuir existe una mayor influencia de la testosterona, hormona masculina también presente en el cuerpo femenino. Ante esta mayor influencia algunos expertos dicen que el cuerpo femenino se ve más proclive a parecerse al cuerpo masculino, en el sentido de que acumula más la grasa en el abdomen, donde normalmente tiende a hacerlo el hombre.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

0 6819
Muchos estudios confirman los beneficios que la lactancia materna tiene tanto para la madre como para el bebé y para el...
Cuidados de la embarazada ante un embarazo de riesgo

12 26826
Un embarazo de riesgo lleva unidos una serie de cuidados especiales pues existe en estos casos un mayor peligro de aborto....

0 3287
Las patologías vasculares, la diabetes, los cánceres de mama y próstata y los accidentes cerebrovasculares guardan relación directa con las pautas...

NINGÚN COMENTARIO

Responder