por -
0 1289

Aparte de los humanos, ninguna otra especie toma leche después de la infancia y ninguna otra especie bebe la leche de otra especie a no ser los gatos y perros domésticos que adquieren este hábito del hombre.

¿Es perjudicial la leche?

Algunos artículos recientes promovidos por medicinas alternativas han culpado a la medicina occidental y concretamente a la FDA -Food and Drug Administration- de promover el consumo, según ellos, de un alimento perjudicial para el organismo humano: la leche.

En algunos de sus artículos estos grupos afirman que la leche produce alergia, asma, cáncer de pulmón y de ovario y un sinfín de enfermedades que harían de ella una sustancia altamente peligrosa. Lo que sí es cierto, es que aunque la leche es considerada un alimento completo en periodos de crecimiento como la infancia o la adolescencia por su aporte de calcio y vitaminas, esta sustancia termina por generar intolerancia en la edad adulta.

Intolerancia a la leche

La mayor parte de los humanos termina desarrollando en un gran número de casos intolerancia a la leche. Dicha intolerancia consiste en la incapacidad del organismo humano para digerir el carbohidrato lactosa presente en esta sustancia. Las personas con este tipo de rechazo pueden sufrir al ingerir leche calambres estomacales, gases y diarreas. Según numerosos estudios hasta un 70% de la población mundial presenta este tipo de intolerancia. Este trastorno afecta aproximadamente a un 50% de hispanos adultos y a un 75% de descendientes de africanos, asiáticos o indígenas de los Estados Unidos.

A tener en cuenta

  • La leche de vaca se considera una sustancia óptima para las necesidades nutricionales de los terneros y quizás no tanto para el consumo de los humanos. Nos basta con saber que los terneros, a diferencia de los bebes humanos, duplican su peso en 47 días, desarrollan 4 estómagos y llegan a pesar entre 1100 y 1200 libras en dos años. Además la leche de vaca contiene aproximadamente tres veces más proteínas que la leche humana y casi un 50% más de grasa.
  • Los perros no pueden digerir la lactosa (azúcar presente en la leche de vaca) ya que no producen lactasa (enzima que sirve para digerir este azúcar), por lo que suelen presentar cuadros de diarrea cuando la consumen.
  • El consumo de leche se debe de evitar en aquellos momentos en los cuales se está tomando antibióticos pues impide la asimilación de estos medicamentos.

Carne líquida

El doctor John Mc Dougall afirma que la leche y los productos lácteos son perjudiciales para el consumo humano. Además denomina a estos alimentos carne líquida porque dice que su contenido nutricional es muy parecido al de la carne. Además declara que productos como la mantequilla, el queso, la leche, el yogurt, y el suero presente en muchas margarinas y productos horneados favorece la aparición de algunas enfermedades cardiacas y algunas formas de cáncer por su alto contenido en grasas y colesterol.

Por otra parte Robert Cohen autor de” “Milk, the deadly poison””, (“La leche, veneno mortal”), calcula que para cuando un estadounidense corriente cumpla 50 años, él o ella habrá consumido en productos lácteos la misma cantidad de colesterol que el presente en un millón de rodajas de tocino.

La leche y la osteoporosis

Contrariamente a las afirmaciones de la industria láctea la pérdida de masa ósea no se detiene con un incremento en el consumo de calcio sino con una disminución en el consumo de proteínas. En Estados Unidos se realizo un estudio de la dieta de 78.000 mujeres de este país durante un periodo de más de 12 años. Dicho estudio fue llevado a cabo por la prestigiosa Universidad de Harvard, y concluye que es poco probable que un consumo elevado de leche u otros productos lácteos prevenga contra las fracturas de cadera o de huesos. Por otra parte, tras esta investigación se consolida la idea de que los alimentos ricos en proteína animal como la carne, los huevos, y los productos lácteos separan el calcio del organismo para regular los derivados ácidos que provoca el exceso de proteínas lo cual causa una gran pérdida neta de calcio.

La leche y el asma

El asma es otra de las enfermedades relacionadas con la ingesta de cantidades altas de productos lácteos. Gran parte de las alergias infantiles se deben a las proteínas de la leche de vaca y a la intolerancia a la lactosa. El 90% de los pacientes asmáticos que fueron sometidos a una dieta vegetariana (sin carne, huevos o productos lácteos) experimentaron gran mejoría en la curación de esta enfermedad. Según la Academia de Alergia, Asma e Inmunología de Estados Unidos, la leche es la causa principal de alergias en niños causando síntomas de mucosidad nasal, dolores en los oídos, fatiga muscular y dolores de cabeza.

Alternativas para la leche

Existen actualmente en el mercado leches de origen vegetales que pueden sustituir a la leche de vaca.

  • Leche de almendras. Antiguamente la tomaban las personas enfermas. Es rica en calcio y magnesio.
  • Leche de soja. En la actualidad se ha puesto de moda. Sin embargo recientes estudios afirman que su consumo puede afectar al tiroides si no se toma con pescado o algas como lo hacen los orientales.

También se pueden encontrar en el mercado leche de avena, de arroz y la horchata que es la leche que se obtiene de la chufa.

La leche alimento sano o perjudicial
  • 3.00 / 5 5
3 votos, 3.00 valoración media (66% puntuación)

ARTÍCULOS RELACIONADOS

0 206
Existen diversas alteraciones respiratorias como el asma, la rinitis y la sinusitis, que pueden tener su origen en la alimentación, ya...

0 160
El doctor Antoni Tramullas, médico del F.C. Barcelona y Director Médico del Sports Medicine Barcelona nos responde a unas cuestiones sobre...

0 1715
El equilibrio ácido-básico en el organismo Inicialmente conviene explicar lo que significa acidez y alcalinidad. Estos dos términos responden...

NINGÚN COMENTARIO

Responder