por -
0 1918

Los avances tecnológicos en materia de ortodoncia ha conseguido que se haya producido un aumento muy considerable de tratamientos de ortodoncia en adultos, que ya representan casi el 50% de los casos. El objetivo, acabar con el aspecto de los dientes torcidos y mal alineados.

Las nuevas técnicas ortodóncicas han introducido, además, numerosas ventajas desde el punto de vista estético, ofreciendo una mayor comodidad al paciente, que puede olvidarse de los clásicos brackets metálicos y optar por tratamientos más ligeros, menos llamativos a la vista y con unos grandes resultados.

El equipo de la clínica Médico Dental O´Donnell explica que, de entre todas las opciones, cuatro de ellas son las que más acogida tienen entre la población adulta: la técnica Invisalign, la ortodoncia lingual y los brackets tanto de porcelana como de zafiro. La decisión final sobre el tratamiento más adecuado depende de un estudio pormenorizado de cada paciente, los resultados que se puedan conseguir, así como el análisis conjunto con el ortodoncista de las opciones más eficaces.

Principales técnicas de ortodoncia en adultos

1. Invisalign. Es el tratamiento de ortodoncia que más se ha incrementado en los últimos años, especialmente, por su grandes propiedades, comodidad y alto grado de eficiencia. Se trata de una novedosa forma de alinear los dientes de una forma prácticamente invisible. Su funcionamiento se basa en la colocación por parte del ortodoncista de una serie de aligners transparentes, invisibles extraíbles (removibles). Con ellos se consigue modificar, de forma gradual, la posición de los dientes hasta obtener los resultados esperados. Con este método se pueden corregir maloclusiones, arcadas estrechas, espacios entre las piezas dentales dientes torcidos o dientes que se han desplazado tras un tratamiento convencional de ortodoncia.

2. Brackets linguales. Una técnica revolucionaria que se ha convertido en una gran alternativa en corrección dental es la denominada “ortodoncia lingual”. Se trata de un innovador método de corrección de la alineación de los dientes también invisible. En este caso, el tratamiento que realiza el ortodoncista se basa en la colocación de los “brackets” por la parte interna de los dientes. Al estar pegados en la cara interna de la cavidad bucal, pasan completamente desapercibidos a la vista. Lo grandes avances conseguidos en los últimos tiempos en Europa ha permitido que esta técnica se perfeccione al máximo y se hayan mejorado la técnica de colocación y la composición de los materiales de los conocidos como “brackets linguales”.

3. Brackets de zafiro. La tercera alternativa más demandada, de grandes resultados, son los brackets de zafiro. Su transparencia consigue que se camuflen con el color de los dientes. Al ser muy pulidos, se reducen al máximo las posibles molestias asociadas a la ortodoncia clásica. En este caso, se emplea el mismo método que la ortodoncia convencional (arcos y brackets), pero usando diferentes materiales que son los que permiten su disimulación.

4. Brackets de cerámica. Hay casos en los que se opta por brackets de cerámica. Unas pequeñas piezas translúcidas que se colocan  en la cara externa de los dientes, tal como se hace como en una ortodoncia tradicional. Aunque tiene una gran aceptación, existen técnicas más indicadas para los adultos, como las anteriores. El empleo de brackets de cerámica destaca por ser una cómoda técnica. El paciente suele adaptarse muy bien tras su colocación, ya que es un proceso sencillo que no dificulta las actividades cotidianas asociadas a la alimentación e hidratación.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Información para personas que usan aparato dental o se plantean la posibilidad de utilizarlo.

0 3121
Si necesitas utilizar aparato dental o te estás planteando la posibilidad de utilizarlo, te gustará conocer primero toda la información necesaria sobre...

0 4742
La razón por la que la mayoría recurren a la ortodoncia es de tipo estético, pero también existen motivos de índole...

0 197
Hay que ver cómo ha cambiado la odontología en pocos años. ¿Quién se acuerda ya de aquellos tratamientos que infundían temor solo...

NINGÚN COMENTARIO

Responder