por -
2 1970

La osteopatía se presenta en la actualidad como un método efectivo y natural para devolver al cuerpo la flexibilidad perdida. Su efectividad se observa sobre todo en aquellos casos en los cuales el dolor y la hinchazón impiden llevar una vida normal.

¿Qué es la osteopatía?

La osteopatía es una terapia natural manual que tiene como objetivo el reequilibrio del paciente. Se entiende “reequilibrar al paciente” como el alcance de la armonía entre los distintos sistemas del ser humano, fluidos, y estructuras que forman parte del cuerpo y la mente. La osteopatía considera al propio paciente como un ser que está compuesto de una parte física y de una parte mental interrelacionadas, por lo tanto indivisibles y dependientas una de otra. Debido a ello es necesario abordar sus problemas desde un punto de vista integral y no de forma aislada.

Los fundamentos de la osteopatía

La osteopatía trata pues de armonizar al individuo en su conjunto concentrándose no sólo en la enfermedad en sí misma, sino también buscando el origen del trastorno que en muchos casos puede estar escondido. Así, toda alteración en la propia estructura corporal tiene sus consecuencias en el funcionamiento de esas estructuras lo que termina provocando una serie de síntomas. Es fundamental no sólo tratar de mitigar o eliminar estos síntomas, sino hallar cuál es la causa que los provoca. Por este motivo no sería suficiente examinar una zona lesionada, sino se observa todo el sistema músculo-esqueleto en su conjunto.

Así por ejemplo, al tener un dolor en un pie y tratar de evitarlo se puede generar un apoyo mayor en otro determinado miembro, con lo cual se ocasiona un segundo problema que tiene su origen en el mal funcionamiento del propio pie.

Consulta de osteopatía

Una consulta de osteopatía consta de una parte evaluativa en la que el especialista realiza un estudio general del paciente y aplica una serie de palpaciones que determinen el origen del problema, y una parte terapéutica en la cual se aplican una serie de técnicas manuales con el fin de normalizar el funcionamientos de las estructuras. Dichas manipulaciones son de varios tipos dependiendo de las propias necesidades del paciente: técnicas de tejidos blandos, movilizaciones rápidas, manipulaciones lentas y técnicas miosfasciales para mejorar el funcionamiento de los músculos y su interrelación con los demás músculos y vasos. En cualquier caso el especialista tendrá siempre en cuenta el umbral del dolor del paciente a la hora de aplicar cualquiera de estas técnicas.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Tratamientos para combatir el dolor de espalda

9 21362
Al perdurar las dolencias en el tiempo, las personas modifican desde su conducta hasta su carácter. Por esta razón queremos insistir...
La importancia del masaje en nuestro organismo

0 6912
El masaje terapéutico es una técnica multidisciplinar que aglutina unas interesantes herramientas que facilitan el mantenimiento y restablecimiento, en muchos casos, del...

2 COMENTARIOS

  1. Hola! Hace algo màs de un año q comencè a tener dificultades de movilidad inferior, sin que los estudios me dieran alguna señal de dificultad fìsica. Aparentemente es un “·bloqueo emocional”… Puede la osteopatìa ayudarme en esta situaciòn?…Gracias!!!

    • Hola Elsa. Honestamente, no se puede decir que sí rotundamente, aunque sí creo que la osteopatía puede ayudarte con tus problemas. Te recomendaría además que la combinases con algún tratamiento homeopático como las flores de Bach. Un saludo.

Responder