por -
0 3326

Los celos generan sospecha, recelo e inquietud de que la persona amada cambie el objeto de su deseo. Recientes investigaciones tratan de descubrir las diferencias entre hombres y mujeres a la hora de experimentar esta angustiosa y peligrosa emoción.

Entre el amor y el odio

El término “celos” procede del griego Zealous y define a la emoción que surge ante la sospecha real o imaginaria de amenaza de una relación que consideramos importante.

Los celos surgen partiendo de una falsa creencia de posesión del ser amado que lleva unido sentimientos de desconfianza que generan un coctel tremendamente dañino para la persona y como consecuencia para el bienestar de la pareja.

Los individuos que tienden a sufrirlos suelen tener problemas de inseguridad y autoestima aunque nadie en determinados momentos de su vida está excluido de tenerlos ante diferentes situaciones. De hecho, este sentimiento puede haber sido el resultado de una educación adquirida desde niño.

Diferencias entre ambos sexos

Los celos son experimentados tanto por hombres como por mujeres pero existen diferencias entre unos y otros.

Según los descubrimientos de la neurociencia, los cerebros de hombres y mujeres son química y estructuralmente diferentes respondiendo ante los celos de forma distinta. Mientras que las mujeres prefieren hombres con estatus social alto para que así haya un mayor compromiso y solvencia para mantener el núcleo familiar, los hombres sin embargo, desean parejas con atractivo físico que indiquen buena salud y gran fertilidad.

Tras estas afirmaciones se deduce, que los hombres se sentirán celosos de otros hombres con alto nivel social mientras que las mujeres lo harán de otras más bellas. Por otra parte recientes estudios llevados a cabo por Achim Schützwohl, de la Universidad Brunel de Uxbridge, en Inglaterra encuentran otra diferencia. Ésta es, que las mujeres dirigen sus celos más hacia su rival que hacia su pareja.

Una vez se produce la infidelidad…

También los hombres reaccionan de forma diferente ante una infidelidad descubierta. Mientras que los varones tienden a estallar de cólera, que en casos extremos se expresa violentamente, abandonando de forma definitiva la relación, las mujeres, por su parte, tienden a responder con depresión, culpándose a sí mismas, e intentando recuperar al hombre. En suma, el hombre intenta “recuperar su autoestima dañada” mientras que la mujer intenta volverse más atractiva para “recuperar su relación”.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

0 8305
Recientes investigaciones sugieren que existe un gen que puede predisponer hacia la vida en pareja. Dicho gen no sólo facilitaría la...
Implante de pene para cuando todo falla

16 69711
Cuando todo falla, la solución para un problema de impotencia es un implante de pene. Esta prótesis permite devolver al hombre...

0 10465
En la actualidad surge un nuevo grupo de individuos, los cuales son difíciles de identificar. Hombres o mujeres de todas las...

NINGÚN COMENTARIO

Responder