Las piernas son una de las grandes protagonistas de nuestro cuerpo. A pesar de ello, una de cada diez personas, en su mayoría mujeres, se resisten a mostrarlas. El motivo, la aparición de antiestéticas varices que disminuyen su belleza.

Las causas de su aparición son en muchos casos genéticas y hormonales, pero también hay otros factores que las provocan como son los embarazos o el exceso de peso.

Desde un punto de vista médico, se puede decir que las venas están formadas por unas válvulas cuya misión es hacer retornar la sangre al corazón. Cuando estas válvulas fallan, el cuerpo no consigue que la sangre fluya con rapidez y se estanca produciéndose una dilatación e hinchazón de la vena que se denomina variz.

Las personas que tienen varices, además del problema estético que esto supone, pueden sufrir otras disfunciones de carácter leve que disminuyen su calidad de vida como picores, calambres y pesadez de piernas. En algunos casos más extremos, se puede producir incluso, trastornos circulatorios más graves como la trombosis o la embolia pulmonar.

Factores de riesgo

  • Mujer fumadora
  • Uso de anticonceptivos o medicamentos hormonales
  • Factores hereditarios
  • Embarazos
  • Sobrepeso

Prácticas para acabar con las varices

La medicina actual tiene técnicas de todo tipo para poner fin a las antiestéticas y molestas varices. La elección de una u otra solución depende en gran medida del tipo y tamaño de la variz. Éstas se dividen en tres y su volumen es muy importante a la hora de pasar por el quirófano: varices de gran tamaño, de tamaño mediano y muy pequeñas o planas.

La Flebectomía es el tratamiento quirúrgico de erradicación de varices de gran tamaño en el cual el cirujano extrae los trayectos varicosos tratados y se desarrolla a través de anestesia local. En una primera etapa, el cirujano realiza un meticuloso diseño, mediante un lápiz dermográfico, de todos los trayectos a eliminar. Esta fase se realiza con el paciente de pie para facilitar que las venas sean visibles y estén dilatadas. Más tarde, durante la intervención, el paciente permanecerá con las piernas elevadas para que las varices se vacíen. La operación se lleva a cabo a través de pequeñas incisiones de menos de medio milímetro efectuadas con una aguja o la punta de un bisturí. El especialista extrae con un ganchito, especialmente diseñado para el tratamiento, el trayecto varicoso. Tras la intervención se coloca un vendaje en la zona y el paciente debe guardar reposo durante veinticuatro horas.

La siguiente técnica llegó a España hace once años y recibe el nombre de TRV o Técnica de la Microespuma. Este método se caracteriza porque permite resolver sin cirugía cualquier tipo de variz que mida más de 5 milímetros. Dicho sistema se aplica como alternativa a otros métodos más drásticos y en aquellas personas cuyo estado impide la cirugía. La primera sesión implica una exploración detallada de las piernas mediante una ecografía que permite vitalizar las varices y por medio del Sistema Doppler, basado en ultrasonidos, se puede escuchar si existe circulación de la sangre a través de las venas. En un primer momento el paciente siente un ligero pinchazo en la variz, más tarde ésta se vacía mediante un método sencillo de elevación de piernas. El médico introduce entonces varios cateter de plástico y los rellena de espuma, tras la inyección de esta emulsión los vasos se atrofian y desaparecen.

La técnica más utilizada recibe el nombre de Esclerosis vascular y consiste en introducir de forma directa en la vena una sustancia esclerosante que provoca la eliminación de los vasos. Este tratamiento se puede utilizar en caso de que las varices sean recientes y que el paciente colabore con la realización de ejercicios de forma constante. La esclerosis vascular está contraindicada en aquellas personas cuyas varices son demasiado pequeñas y en aquellas que presenten algún tipo de alergia al producto introducido.

Otro método muy novedoso es el Láser vascular, su utilización está especialmente indicada en el tratamiento de varices pequeñas y de las arañas vasculares. Su aplicación es muy sencilla y los resultados son muy efectivos. Por último, la Crioesclerosis es una fórmula variante de la esclerosis que combina las quemaduras físicas y las químicas, ya que se introduce el líquido esclerosante a una temperatura de menos de cuarenta grados. El tratamiento es prácticamente indoloro.

Consejos para prevenir la formación de varices

  • Evitar ropa demasiado ajustada
  • Evitar el sobrepeso
  • En el caso de tener que permanecer de pie durante mucho tiempo, utilizar medias de compresión.
  • Tratar de dormir con los pies elevados
  • Masajear los pies en sentido ascendente del tobillo a la rodilla
  • Evitar en la medida de lo posible las temperaturas muy altas.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

0 2859
Provoca la vasodilatación de las venas y recrudece los síntomas de las varices. · El Capítulo Español de Flebología recomienda...
Hemorroides interas y externas soluciones y tipos

12 40248
La mitad de la población tiene o ha tenido hemorroides. Esta patología afecta al doble de hombres que de mujeres.

0 6044
Antes de su aplicación, es necesaria la valoración del paciente por parte de un angiólogo o cirujano vascular que descarte cualquier otra...

NINGÚN COMENTARIO

Responder