por -
0 2455

La liposucción con láser ha generado mucho interés. Los expertos la recomiendan como un método que produce menor trauma en los tejidos que otras técnicas, poco sangrado y una disminución del dolor y de las compliciones postoperatorias.

Diferentes técnicas de liposucción

Liposucción láser. También conocida en el mercado como laserlipólisis, es la técnica más moderna que existe en el campo de la liposucción. Es importante señalar que la liposucción láser difiere de la liposucción tradicional básicamente en que se utiliza el láser para destruir la grasa (para que se pueda succionar utilizando una cánula, como se hace en cualquier otra técnica de liposucción).

Liposucción tradicional (seca). Con esta técnica se succiona la grasa sin la ayuda de ningún líquido. Este método se utiliza muy poco ya que puede causar pérdida abundante de sangre y daños a tejidos y nervios que se encuentran junto al tejido adiposo.

Liposucción húmeda. Se trata de una de las técnicas más usuales, la cual consiste en inyectar un líquido con medicamento que provoca que los vasos sanguíneos se cierren, evitando así el sangrado excesivo y permitiendo al médico extraer mayor cantidad de grasa del cuerpo del paciente.

Liposucción tumescente. Se trata de una técnica similar a la técnica húmeda pero con una mayor cantidad de líquido. Esta cantidad de líquido es aproximadamente de 2 a 3 veces la cantidad de tejido adiposo que se va a extraer. La zona que se va a lipo-aspirar se hincha y se pone rígida. Esta técnica es la menos traumática para el tejido.

Liposucción asistida por ultrasonidos (UAL). Este método fue iniciado en Europa en el año 1993, y más adelante en los Estados Unidos en 1995. El principio en el que se basa éste tipo de liposucción es similar al mecanismo del aparato de ultrasonidos utilizado por los higienistas dentales para eliminar la placa dentaria. Una onda de sonido es enviada a través de la cánula para así ayudar a emulsionar la grasa que se encuentra en su proximidad.

El modo de oscilar de este tipo de cánula se puede comparar al movimiento de un cepillo dental eléctrico. La cánula vibra rápidamente dentro de un rango de espacio pequeño. Como en todas las modalidades de liposucción la cánula es conectada a la máquina de aspiración. La liposucción ultrasónica tuvo mucho auge hace aproximadamente 7 años y la ventaja que tiene esta técnica es que facilita la extracción de la grasa especialmente en zonas donde la grasa está mucho más adherida y es más difícil de remover como en la espalda.

Liposucción asistido por aire comprimido o medicinal: Lipomatic. Se trata de un método sencillo y que prácticamente no requiere mantenimiento, además de carecer de riesgos para el paciente.

Liposucción con láser

La liposucción láser se empezó a realizar en los Estados Unidos por equipos profesionales en el año 2007 y en nuestro país lleva poco tiempo aplicándose. Según los expertos la liposucción con láser es menos agresiva que la tradicional e incorpora varias ventajas respecto a ésta, como un postoperatorio menos doloroso y más rápido y menor tiempo de baja para los pacientes. Sin embargo, esta técnica no está indicada en todos los casos, sino sólo para algunas zonas concretas del cuerpo. La técnica obtiene mejores resultados para áreas específicas y no para grandes obesidades, en las que es más conveniente aplicar otras técnicas más tradicionales.

La laserlipólisis utiliza el haz de luz de un láser para destruir la célula de grasa (el adipocito). La novedad de esta técnica es que el láser no lesiona otros tejidos. De esta forma, al entrar en contacto con la grasa, la “derrite”, originando su licuefacción (la grasa se licua, convirtiéndose en una emulsión semilíquida que se puede extraer o succionar fácilmente). Esta cánula (tubito) que se introduce y por donde se emite la luz del láser mide tan solo un milímetro de diámetro (menos de la mitad del diámetro de las cánulas normales de liposucción) y tiene una gran precisión para deslizarse por toda la zona afectada.

Ventajas de la liposucción con láser frente a otras técnicas

La laserlipólisis es menos agresiva que otros métodos más tradicionales e incorpora varias ventajas respecto a ésta, como un postoperatorio menos doloroso y más rápido y menor tiempo de baja para los pacientes. Sin embargo, no está indicada en todos los casos, sino sólo para zonas concretas del cuerpo. Otra ventaja importante frente a los métodos tradicionales, es que al mismo tiempo que se va fundiendo la grasa se van calentando las fibras de colágeno de la piel por lo que se va creando un nuevo colágeno que regenera totalmente la piel y que estimula los tejidos.

En cualquier caso este tipo de técnica consigue unos resultados mejores que otros tipos de liposucciones mas invasivas pues al crear nuevo colágeno se obtiene una mayor tensión y reafirmación de la piel y por lo tanto el resultado estético es mejor. Por otra parte los pacientes están menos tiempo de baja y pueden en un tiempo corto retomar sus actividades normales. Así, por ejemplo si una persona es operada el fin de semana el lunes ya puede volver a su trabajar.

La liposucción láser se realiza generalmente bajo anestesia local o peridural, dependiendo ésta de que dependerá de la zona a tratar. La laserlipólisis puede durar de una a tres (o más) horas que variarán en función de la zona y de la cantidad de grasa que se vaya a extraer. Al no ser un tratamiento tan invasivo para el paciente, los dolores del postoperatorio serán menores que los de una liposucción tradicional. Lo mismo ocurre con la inflamación, ya que al no manipular las áreas con tanta fuerza, las zonas afectadas se hincharán menos.

Es importante saber que este tipo de liposucción sólo está indicada para zonas concretas del cuerpo como los párpados, la cara interna de los brazos, las cartucheras o las zonas que quedan debajo de las nalgas, pero no está indicada para eliminar grandes volúmenes.

Desventajas de la liposucción con láser

Entre las desventajas de la liposucción láser está que si se desea realizar una lipoescultura, la grasa extraída con la técnica del láser no se podrá injertar de nuevo en otras partes del cuerpo.

Contraindicaciones de la liposucción con láser

Este método está contraindicado en pacientes con problemas de coagulación, con una enfermedad sistémica o para aquellos que tengan intolerancia a los anestésicos. La utilización de láser para la liposucción es una técnica reciente pero sus resultados son prometedores; permite tratar la zona que se desea y con la menor baja social posible.

Liposucción con láser
  • 0.00 / 5 5
0 votos, 0.00 valoración media (0% puntuación)

ARTÍCULOS RELACIONADOS

0 452
El Doctor Guilarte, desglosa desde su propia experiencia, cuáles son por edades las cirugías más frecuentes a todas las edades desde...

0 274
La cirugía íntima tiene cada día más adeptos. Lo cierto es que cada vez más personas solicitan este tipo de servicios en...

0 311
Dentro de poco las mujeres podrán quitarse esos kilos de más de su abdomen y aumentar el tamaño de sus senos.

NINGÚN COMENTARIO

Responder