por -
0 4087
Historia de la Liposucción

Hasta que apareció la liposucción, el exceso de grasa se trataba extirpándolo junto con la piel dejando, en consecuencia, grandes cicatrices.

Hay que decir, por cierto, que fue el médico francés Pierre Fournier, en 1985, quien inventó esta técnica, denominada lipoescultura manual con jeringa. Hasta que apareció la liposucción, el exceso de grasa se trataba extirpándolo junto con la piel (dermolipectomias) dejando, en consecuencia, grandes cicatrices.

Aunque los inventores del concepto de liposucción, así como del equipamiento para llevarla a cabo, fueron Arpad y Giorgio Fischer en 1974. La técnica de liposucción fue introducida por Illouz en Francia, en 1977. Acopló una cánula a un aspirador e introduciéndola bajo la piel, con movimientos de vaivén, el tejido graso era desprendido y aspirado.

Desde esa fecha se han producido modificaciones y novedades en lo referente a cánulas, aspiradores, anestesia, y sobre todo, indicaciones más precisas.

Al principio esta intervención se practicaba con anestesia general. La liposucción era realizada sólo en las porciones más profundas de la grasa y se empleaban cánulas de gran diámetro. Si el cirujano se acercaba excesivamente a la piel existía, debido al tamaño de las cánulas, un alto riesgo de irregularidades. La intervención era muy traumática y la paciente se quedaba varios días ingresada en la clínica y las transfusiones de sangre eran prácticamente la norma.

Todo esto se considera hoy en día inaceptable. La mayoría de las intervenciones se realizan bajo anestesia local o loco-regional. Las cánulas son de pequeño diámetro permitiendo realizar liposucciones superficiales con escaso riesgo de irregularidades. La intervención se realiza de forma ambulatoria en prácticamente todos los casos y la pérdida de sangre no es significativa.

Actualmente la liposucción se ha consagrado como la mayor revolución de la cirugía plástica, siendo el procedimiento quirúrgico mas realizado en esta especialidad. Hace veinte años, cuando apareció, era imposible imaginar cómo llegaría a cambiar el resultado en los tratamientos de contorno corporal.

Aunque el principio continúa siendo el mismo, hoy en día se utilizan varias técnicas de liposucción: con jeringa, con ultrasonidos, con fibroliposucción y actualmente para determinadas zonas concretas del cuerpo se está utilizando la liposucción con láser. Puede realizarse en la grasa superficial y en la grasa profunda. La liposucción también nos ofrece la posibilidad de recolocar parte de la grasa superflua extraída como injerto, siendo entonces denominada lipoescultura.

El concepto de liposucción ultrasónica aparece en 1997. Los efectos clínicos de los ultrasonidos eran conocidos desde hacía tiempo en fisioterapia, dónde se utilizaba el efecto de calentamiento generado por las ondas ultrasónicas en el tratamiento de lesiones músculo-esqueléticas. Basándose en este principio se desarrollan liposuctores ultrasónicos que realizan una destrucción selectiva de las células, preservando vasos y nervios. Esta especificidad es debida al distinto cociente de absorción de energía ultrasónica que presentan las células del cuerpo humano. En estética es aplicada en tratamientos corporales de lipodistrofias localizadas, celulitis y principalmente postliposucción, para reducir las irregularidades.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Liposucción con láser o laserlipólisis

0 19506
La liposucción con láser ha generado mucho interés. Los expertos la recomiendan como un método que produce menor trauma en los...

0 7976
Mientras los cirujanos y el mundo de la estética en general se afanan por conseguir eliminar las antiestéticas “cartucheras”, los médicos...
Gluteoplastia, nalgas brasileñas

23 72711
El aumento o elevación de los glúteos se está convirtiendo en una de las intervenciones de Cirugía Estética más demandas, puede...

NINGÚN COMENTARIO

Responder