por -
0 1640

Aunque esta práctica ha ido asociada y vinculada a todo tipo de contraculturas musicales, sociales y alternativas; lo cierto es que hoy en día en casi una forma de vida.

Todo lo que rodea al término piercing (perforación) requiere unas medidas estrictas higiénico sanitarias que van desde un ambiente y un local adecuados a este fin, hasta la profesionalidad y saber hacer de un buen piercer. No menos importantes son los útiles y agujas desechables, al igual que las piezas que se van a colocar. Hay que utilizar piezas adecuadas para cada perforación de titanio, acero quirúrgico y en ocasiones de teflón. Otros materiales como el níquel o el cinc pueden contener componentes tóxicos como el vanadio, que son nocivos para la salud.

Cada perforación, para una óptima curación, requiere de un material específico, ya que en ciertas zonas es necesario colocar una pieza que tenga peso como el que nos da, por ejemplo, el acero quirúrgico, es el caso del lóbulo de la oreja. En otras zonas, en cambio, como en la ceja, no es aconsejable aportar peso y se utiliza titanio. Aunque luego cada piercer tiene sus trucos y sus propias ideas.

Según la legislación vigente las pistolas sólo se deben utilizar en el lóbulo de la oreja. En las demás perforaciones, para garantizar la máxima higiene, hay que utilizar catéteres estériles y desechables, siempre adaptados a cada piercing. El resto de los utensilios que no sean desechables (pinzas, tijeras, alicates, etc.) deberán estar siempre empaquetados para cada piercing, lo que garantiza su esterilización completa ya que quiere decir que han pasado por el autoclave.

TIEMPOS DE CURACIÓN APROXIMADOS POR ZONAS
GENITALES FEMENINOS GENITALES MASCULINOS
Clit vertical de 6 a 8 semanas Ampallang de 4 a 6 meses
Clit horizontal de 6 a 8 semanas Apadravya de 4 a 6 meses
Hood vertical de 4 a 6 semanas Dydoe o Corona de 3 a 5 meses
Hood horizontal de 4 a 6 semanas Prepucio de 6 a 8 semanas
Labia menor de 6 a 8 semanas Guiche de 2 a 4 meses
Labia mayor de 2 a 4 meses P.A. de 4 a 8 semanas
Hafada de 2 a 4 meses
Frenun de 4 a 6 semanas
OTROS
Lóbulo de 4 a 6 semanas Medusa de 6 a 10 semanas
Cartílago de 2 a 4 meses Ombligo de 3 a 6 meses
Tragus y Antitragos de 2 a 4 meses Pezón de 3 a 6 meses
Nariz de 2 a 4 meses Lengua de 4 a 6 semanas
Septum de 2 a 4 meses Surface de 2 a 6 meses
Ceja de 4 a 8 semanas Industriales y Orbitales de 2 a 8 semanas
Labio de 4 a 8 semanas
Labret de 4 a 8 semanas

Algo que no debemos olvidar es que la cicatrización depende en gran parte de nuestro sistema inmunológico y la cicatrización varia de una persona a otra. Otro dato a tener en cuenta es que no se debe realizar una perforación en ciertos casos como: embarazo, infección, hemofilia, tuberculosis e incluso diabetes. Y se desaconseja, también, en estados gripales, menstruales y anémicos.

En el caso de los piercings de lengua y labio no se deben compartir fluidos con otra persona. También el tabaco, el alcohol y otras drogas son contraproducentes pudiendo llegar a infectar la perforación. Siempre que fumemos, comamos o bebamos deberemos realizar un enjuague. Aunque normalmente este tipo de piercing cicatriza muy rápido, la higiene ayudará a la desinflamación de la zona.

Existe un debate sobre si se debe o no utilizar anestesia local, aunque cada profesional del body piercing tiene su manera de realizar las perforaciones, lo mejor es no utilizarla. En ocasiones, dependiendo del piercing, se utilizan inhibidores del dolor que disfrazan la sensación de dolor o pequeñas dosis de analgésicos acompañados de las pinzas que cauterizan la zona de la perforación.

Cuidados post-perforación

· Septum, lóbulo, cartílago, nariz, ombligo, cejas, pezón, genitales, superficiales, etc. La limpieza diaria, por lo menos tres veces al día, con jabón neutro es la base de la desinfección. También es de gran ayuda el uso de suero fisiológico, como apoyo a la limpieza drenando la perforación. Otra opción es el uso de antisépticos específicos para el piercing. Este producto deberá utilizarse dos veces al día. Se desaconseja el uso de alcohol, agua oxigenada, Cristalmina o soluciones yodadas como el Betadine ya que resecan la piel y retrasan la cicatrización. Además de resultar agresivas para la piel a largo plazo, las cremas antibióticas no son necesarias a no ser que haya infección o algún tipo de irritación, provocan en ocasiones que la zona se ablande impidiendo la cicatrización.

Es aconsejable no manipular el piercing y, por supuesto, siempre que se toque ha de hacerse con las manos limpias. Los cambios de las piezas nunca se harán antes del tiempo marcado, dependiendo de cada zona, entre 20 y 40 días. Otra cosa que nunca se debe hacer es automedicarse o poner en la zona remedios caseros ya que con ello se puede empeorar o retrasar el periodo de cicatrización. No se deben secar con algodón ni con nada que pueda obstruir o irritar la zona. Y menos con toallas que suelten partículas que puedan ocasionar una infección.

· Labio, lengua y parte interna de la boca. La higiene bucal con algún tipo de enjuague bucal es indispensable. Bien con un antiséptico comercial o con suero fisiológico, hay que enjuagarse por lo menos dos veces al día. No se recomienda tomar alimentos calientes o que contengan lactosa. Si existiera más inflamación de lo normal se utilizará algún antiinflamatorio y alimentos y bebidas frías.

Medidas higiénico sanitarias y cuidados post-perforación
  • 2.00 / 5 5
1 voto, 2.00 valoración media (61% puntuación)

ARTÍCULOS RELACIONADOS

0 354
Perforarse alguna parte del cuerpo es algo más que una moda, es entrar en un mundo de imaginación y creatividad donde aún...

0 1058
Diversos tipos frecuentes de piercings practicados hoy en día. Perforaciones genitales femeninas Labios majora y minora (Outer labia y Linner labia)....

NINGÚN COMENTARIO

Responder