Mitos y verdades de las prótesis mamarias durante la lactancia

El Dr. Mato Ansorena nos aclara y desmiente los principales mitos y verdades que giran alrededor de las prótesis mamarias durante la lactancia.

“Los pechos se caen por amamantar al bebé”

FALSO. Los pechos no caen por amamantar a un bebé, sino por los embarazos y el paso del tiempo. Durante el embarazo el pecho suele crecer de tamaño, esto es debido a cambios hormonales y al aumento de peso propio del embarazo, acumulando grasa y tejido mamario que al final puede hacer que los pechos caigan. Por tanto, los cambios hormonales, el aumento de peso en el embarazo y el número de embarazos, son algunos de los factores de riesgo implicados en la caída de los pechos de la mujer.

“Las madres operadas, son menos propensas a dar el pecho a sus bebés”

CIERTO. Un porcentaje de mujeres operadas piensan erróneamente que la lactancia materna empeora el aspecto de sus senos. Como se ha indicado anteriormente, los cambios hormonales, el aumento de peso en el embarazo y el número de embarazos, son algunos de los factores de riesgo implicados en la caída de los pechos de la mujer.

Es muy importante elegir correctamente la vía de acceso a la hora de colocar los implantes mamarios. La vía periareolar es la que mayor riesgo presenta de afectar la lactancia. La ubicación de la incisión alrededor de la areola o en el medio de ella, puede dificultar la lactancia porque se pueden lesionar en la cirugía los conductos galactóforos (los que conducen la leche).

Lo ideal para ara no interferir en la futura lactancia, es la utilización del surco submamario o la axila como vía de acceso para la operación.

“Los implantes no son dañinos para la lactancia”

CIERTO. No existe ningún problema para amamantar al bebé con un implante de pecho. Los implantes no están en contacto con la glándula mamaria ya que en el 90% de los casos se coloca por debajo del musculo.

“Es conveniente esperar al menos 6 meses para operarse después del parto”

CIERTO. El tiempo de espera para operarse tras el embarazo es de 6 meses. Se recomienda ya que durante un embarazo el cuerpo sufre muchos cambios y también depende de si ha habido lactancia o no después del parto, ya que el resultado de un aumento de mamas puede variar.

Una mujer que lleve implantes mamarios puede dar el pecho

CIERTO. Una mujer que haya optado por un aumento mamario no tiene ningún problema para amamantar a su bebe durante el periodo de lactancia, siempre que se haya utilizado el surco submamario o la axila como vía de acceso para la operación.

“No se puede dar el pecho si las prótesis se han puesto antes de un año del nacimiento del bebé”

FALSO. No tiene nada que ver, no es cuestión de tiempo, si no de la vía de acceso para la colocación del implante, y por supuesto que se trate de prótesis de calidad.

“Dar el pecho empeorará el resultado estético de la intervención”

NO NECESARIAMENTE. No tiene por qué, dependerá de lo indicado anteriormente, los cambios hormonales, el aumento de peso en el embarazo y el número de embarazos, duración de la lactancia, etc.

“Es necesario una revisión o recolocación de las prótesis después la lactancia”

FALSO. No, no es necesaria, las prótesis no se modifican por la lactancia.

“Se pueden estropear las prótesis mamarias tras dar el pecho”

FALSO. No, las prótesis se colocan debajo del músculo por lo que la lactancia no influye en ellas.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Cuidados antes y después de la operación de aumento mamario con prótesis

4 20360
La cirugía de aumento mamario es sin duda una de las operaciones de cirugía plástica más solicitada por las mujeres, y en...

0 1488
La lucha contra el cáncer de pecho es muy dura. Tras pasar por muchos altibajos y tener que sufrir quimioterapia, es difícil...

0 8091
En el mercado actual encontramos un sujetador creado "expresamente" para ser utilizado de forma habitual tras una operación de aumento de...

NINGÚN COMENTARIO

Responder