por -
0 9957

En la actualidad surge un nuevo grupo de individuos, los cuales son difíciles de identificar. Hombres o mujeres de todas las edades, de cualquier estrato económico o educativo que llegan a casarse. Su gran secreto: su ausencia total de libido.

Ausencia de libido

Recientes estudios confirman que existe una parte de la población con una ausencia casi total de líbido. El término clínico que los define es hiposexual y hace referencia a aquellas personas que en la mayoría de los casos debido a deficiencias hormonales no tienen casi nunca ganas de tener contacto sexual con los demás.

¿Eres un hiposexual?

Si pertenece al grupo de personas que huye de tener relaciones con su pareja durante meses o años, o al de de maridos que después de aceptar a regañadientes un encuentro sexual con su mujer se duerme en el momento más importante, o eres una persona joven que rara vez fantasea o se produce placer, quizás, tú mismo seas uno de ellos.

Los hiposexuales se masturban cada seis meses y, si acaso, tienen relaciones una vez al año. Las hormonas, los genes y el exceso de trabajo son los mayores culpables de que en muchos casos esta ausencia total de deseo se produzca.

Según cifras no oficiales, citadas por la Agencia de Noticias sobre Diversidad Sexual, tres de cada 10 personas en el planeta encajan en esta descripción.

En los Estados Unidos se conoce a este grupo con el término de asexuales. Se trata en su mayoría de un grupo de crecimiento que ya tienes sus propios blogs y sitios de Internet. Uno de los más importantes y que tiene más adeptos es el “Asexual Visibiliy and Education Network “(Red y Visibilidad y Educación de la Asexualidad).

Falta de deseo

Los hiposexuales se diferencian sin embargo, de todas aquellas personas que por motivos personales- enfermedad, infidelidad o problemas de todo tipo– presentan o padecen episodios de falta de deseo o de ausencia de entusiasmo por las relaciones de tipo sexual. Se trata de problemas pasajeros y no permanentes que no formen parte de su personalidad propia.

Las causas de la ausencia del deseo

Las causas del desinterés en el sexo pueden ser físicas o mentales o, en muchos casos, una combinación de las dos. Puede darse por poca o nula producción de las llamadas hormonas del deseo o por una condición genética que hace disminuir los receptores cerebrales de dichas hormonas. Así, los hiposexuales simplemente, no piensan en sexo o se tienen que forzar para pensar en ello.

Así mismo, existe una cierta predisposición en ese grupo de individuos, jóvenes o maduros, a sentir que no tienen tiempo para nada sino para su trabajo y sus tareas laborales bien sea por propia naturaleza o para suplir otra falta de intereses.

Tres tipos de personas asexuadas

Existen tres tipos de personas según el tipo de inapetencia sexual que presenten:

  • Hiposexuales son aquellos de muy bajo deseo sexual. Normalmente esta clase de personas genera relaciones sentimentales y ocasionalmente sexuales. Suelen ser además buenos conversadores e incluso bastante sociables.
  • Los apragmáticos rehúsan por completo cualquier contacto sentimental, debido en la mayoría de los casos al arrastre de una vida familiar poco social y afectiva cuando eran niños.
  • Los anedónicos se escapan a la vida amorosa por ser extremadamente solitarios.

Los síntomas por lo tanto son similares, pero las causas van cambiando de acuerdo a las experiencias vividas. En realidad es muchas veces difícil afianzarse sexualmente y cuando en algunos casos se producen muchos cambios de pareja el ser humano se encuentra a veces incomprendido en sus formas de amar y es entonces cuando se produce la abstinencia sexual lisa y llanamente hablando.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Implante de pene para cuando todo falla

16 66779
Cuando todo falla, la solución para un problema de impotencia es un implante de pene. Esta prótesis permite devolver al hombre...

0 4853
El beso es una forma de comunicación y algunos incluso hablan del arte de besar. En la actualidad este acto tiene...

0 1521
Surgió como producto “estrella” y como “avance para la salud sexual de la mujer” y sin embargo los resultados parecen ser...

NINGÚN COMENTARIO

Responder