por -
0 4912

Desde hace 25 años numerosos estudios americanos, italianos, israelíes y rusos constataron la gran potencialidad de las vibraciones del cuerpo en el campo médico de la rehabilitación, en el ámbito del fitness, y en general del bienestar humano.

Si con el ejercicio normal nuestras articulaciones realizan una contracción por segundo, con la plataforma vibratoria se llegan a produccir hasta 30 contracciones en el mismo período de tiempo. Ante ella han sucumbido estrellas como Eva Longoria, Gwyneth Paltrow o Madonna. Y no es para menos, ya que los beneficios son muchos y efectivos.

¿Qué es una plataforma vibratoria?

Se trata de una máquina que consigue los mismos resultados que el ejercicio físico, sin esfuerzo y en un tiempo récord: 10 minutos equivalen a una hora de actividad física. El principio sobre él que se basaron sus creadores fue la locomoción y como ejercicios de poca duración pero de alta intensidad producen efectos positivos sobre las estructuras óseo-musculares y articulares. Así, la plataforma vibratoria busca reemplazar o hacer complementario (dependiendo de la edad y de una serie de condiciones del paciente) la actividad física normal, reproduciendo las vibraciones beneficiosas que tenemos en una “locomoción” habitual. De esta forma, cuando caminamos, en el momento del impacto en el suelo, se generan innumerables vibraciones. Estas vibraciones se transmiten a través del pie, la pierna, la columna vertebral y el cuello con enormes beneficios para todo el sistema esquelético-muscular.

La tecnología espacial se pone al servicio del fitness y la estética

Las primeras plataformas vibratorias se utilizaron en las estaciones espaciales rusas las cuales permitieron a los astronautas rusos (usándolas tan sólo 10 minutos al día) permanecer en órbita durante 420 días frente a los 120 días que llegaron a resistir los astronautas americanos, los cuales debieron volver a tierra a causa de graves problemas musculares y óseos.

Fue más adelante, cuando se empezó a descubrir sus múltiples utilidades, cuando éstas se empezaron a fabricar con otros fines – medicina/fisioterapia, deporte/fitness -. De esta manera cobro gran importancia su uso en el campo de la belleza/bienestar y para combatir la osteoporosis y el envejecimiento del sistema óseo, aunque tan sólo en centros médicos especializados ó en centros de fitness de alto nivel y con costes exorbitantes. Es en la actualidad, cuando finalmente las plataformas vibratorias están disponibles para todo el público que las desee utilizar.

Dos tipos de plataformas vibratorias

Plataformas con vibración vertical y multidireccional. La plataforma se mueve de arriba hacia abajo y logra, a diferencia del ejercicio físico normal, que los grupos musculares se contraigan y relajen sin sobrecargar tendones, cartílagos y músculos aumentando el metabolismo local y la circulación sanguínea. En las plataformas económicas la vibración no es perfectamente vertical sino más bien vertical-multidireccional, proporcionando un masaje mecánico al cuerpo. Este tipo de plataformas está indicado en los casos en donde existen retención de líquidos, grasa y problemas del tipo estético.

Plataforma con vibración basculante. La plataforma oscila de izquierda a derecha. Este tipo reproduce un movimiento similar al de la caminata. Actúa directamente sobre los músculos y la masa grasa y provoca un gasto calorífico permitiendo así desatascar las células adiposas.

Fitness

  • Mejora el tono muscular.
  • Incrementa elasticidad.
  • Mejora fuerza corporal.

Deporte

  • Aumenta la fuerza máxima.
  • Sube el nivel de hormonas de crecimiento.
  • Acelera la recuperación entre sesiones de entrenamiento.
  • Incrementa la potencia, agilidad, coordinación.

Beneficios en la tercera edad

  • Mejora la capacidad de andar y el equilibrio corporal.
  • Reduce el riesgo de caídas en personas mayores.

Beneficios estéticos y psicológicos

Es importante subrayar, la mejoría a nivel estético y de belleza que las plataformas vibratorias pueden ofrecer activando la circulación (la sangre alcanza los capilares hasta 50 veces durante el tratamiento), drenando así principalmente los tejidos y ayudando al cuerpo a liberar las toxinas y a eliminar celulitis en tiempo breve.

A nivel de bienestar psíquico-físico, las vibraciones de las plataformas actúan liberando en nuestro cuerpo, de manera natural, neurotransmisores como la serotonina y la dopamina que mejoran el humor y dan una sensación de bienestar general, muy similar a la que se tiene después de la práctica del deporte.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

0 4383
Con sólo diez sesiones sentirás la diferencia, con veinte sesiones verás la diferencia, y en treinta sesiones te cambiará el cuerpo.
Cardio training: entrenando al corazón

1 8862
Es obvio que el músculo cardíaco se diferencia del músculo esquelético. Todos comprendemos que un trabajo físico nos puede llevar al...

0 2582
El agua no sólo sirve para beber, sino que se puede convertir en un maravilloso escenario para adelgazar, fortalecer los músculos,...

NINGÚN COMENTARIO

Responder