por -
0 2076

El reiki es una técnica de sanación milenaria que como muchas otras trata de conseguir la sanación del cuerpo. Muchos ven el reiki como un camino espiritual que guia hacia la felicidad.

El reiki tradicional japonés

El reiki es una práctica que se puede considerar como medicina complementaria. Pretende conseguir un principio de armonización natural con el que curar enfermedades tanto físicas como mentales. El monje japonés Mikao Usui fue el inventor de esta técnica a la cual llegó durante un retiro espiritual en el monte Kurama de Kioto.

El reiki y su teoría

Esta técnica curativa considera que para la sanación del cuerpo es necesario que se produzca un correcto fluir de energía, la cual debe de trasladarse de forma gradual por los centros energéticos denominados chakras. Cuando dicha energía se bloquea y se estanca en un determinado punto se producen las enfermedades que son la expresión física de este estancamiento.

La práctica del reiki

El reiki tiene como finalidad canalizar correctamente la energía vital mediante la imposición de las manos con el fin de paliar molestias y enfermedades. De esta forma los centros energéticos se desbloquean y se potencia la sanación del paciente en un nivel tanto físico como mental.

Se puede decir que el reiki a un nivel físico consigue aliviar el dolor y fortalecer el sistema inmunológico, mientras que a un nivel psicológico logra una profunda relajación y una gran paz que son de suma importancia para la cura de determinados procesos depresivos. En cualquier caso se debe de considerar al reiki siempre un método complementario de la medicina actual y no utilizarlo como una forma sustitutiva de ningún tratamiento médico convencional.

La sesión de reiki

En una sesión de reiki el receptor, sin quitarse la ropa, recibe la energía de las manos del practicante. Dicha energía fluye a través del paciente de forma que se trasmite por los siete chakras principales que se localizan desde la base de la columna a la parte superior de la cabeza.

Una sesión de reiki no tiene una duración determinada ya que puede durar desde unos cuantos minutos -sesiones de grupo- hasta incluso más de una hora. Todo depende del tiempo que considere necesario el especialista para conseguir regenerar la energía vital y restablecer el orden interior que se ha perdido. 

ARTÍCULOS RELACIONADOS

La acupresión, terapia para el alivio de los dolores

0 14531
Las terapias alternativas van ganando terreno en una sociedad que vive cada vez más deprisa y de forma menos natural. La...

0 4169
Aunque la homeopatía puede resultar para muchos una ciencia “sorprendente”, gran mayoría sigue confiando en ella para dar respuesta a muchas...
beneficios de la ortiga y propiedades

0 11480
Previene los resfriados, ayuda a personas con diabetes y también evita la anemia. ¿Conoces todas las propiedades de la ortiga? Nos...

NINGÚN COMENTARIO

Responder