por -
0 4455

La rinoplastia es una cirugía que puede ser realizada bajo anestesia general o bien con anestesia local acompañada de sedación.

Esta operación consiste en, a través de una incisión realizada en la mucosa nasal, despegar la piel, retirar el exceso de hueso y cartílago del dorso y remodelar los cartílagos de la punta de la nariz. Cuando la resección de la cúpula ha ocasionado la separación de los huesos se procede a la fractura de los mismos con la finalidad de poder aproximarlos. Por otra parte, lo más importante y a la vez más difícil es conseguir armonizar el dorso y la punta resultantes.

Pero no siempre la nariz presenta las características mencionadas, por lo que la operación puede requerir otros tipos de procedimientos quirúrgicos. Los más frecuentes son los injertos de cartílago, tanto para elevar o rectificar el dorso como para modificar la punta; las alas de la nariz pueden necesitar su rotación cuando las narinas están muy abiertas o la resección (afinamiento) cuando son muy gruesas.

Si existe desvío de la nariz, o en algunos casos de dificultad respiratoria, suele ser necesario el tratamiento del septo. La misma dificultad respiratoria puede ser debida a alteraciones de los cornetes, lo que exigiría su tratamiento.

Por último, existe una patología de la piel de la nariz consistente en una hipertrofia de las glándulas sebáceas locales que conlleva una deformación característica y que recibe el nombre de rinofima. Su tratamiento consiste en la retirada y esculpido de la piel alterada, que, espontáneamente, cicatrizará y dará origen a otra piel de características normales.

La rinoplastia es una cirugía que puede ser realizada bajo anestesia general o bien con anestesia local acompañada de sedación.

La duración de la intervención es de entre una y dos horas y en la mayoría de los casos el paciente no necesita permanecer ingresado en el hospital.

Al final de la cirugía se coloca en el interior de las fosas nasales un taponamiento con gasa que se retira entre el 2º y el 7º día después de la operación, dependiendo del tipo de cirugía realizada.

En la parte externa de la nariz se aplica un vendaje con esparadrapo antialérgico y yeso con el fin de inmovilizar los tejidos. Su tiempo de permanencia está supeditado al tipo de intervención y suele ser entre una y dos semanas.

Rinoplastia: Cuidados antes y después de la cirugía

Cuidados antes de la operación

  • Durante un mes antes de la operación no se debe hacer uso de ningún tipo de sustancias o productos inhalados.
  • Durante los días anteriores a la cirugía es conveniente realizar ejercicios respiratorios, inspirando y expirando suavemente por la boca con la nariz tapada.
  • No se deben tomar aspirinas, u otros medicamentos que contengan salicilatos, durante dos semanas antes y dos semanas después de la cirugía.
  • También es recomendable practicar, durante la semana anterior a la operación, la respiración con la nariz tapada (pueden colocarse unos algodones en los orificios nasales durante unas horas en casa). De esta manera será mucho más cómodo el post-operatorio.

Cuidados después de la operación

  • Es normal que aparezcan moratones en mayor o menor grado, así como edema o hinchazón. Los párpados también pueden hincharse durante unos días. Los moratones desaparecen en una o dos semanas. El resultado definitivo no puede apreciarse hasta pasados 6 meses, cuando el proceso de cicatrización ha madurado.
  • En la cirugía simple de nariz normalmente se retira el taponamiento a las 48 ó 72 horas, mientras que si ha sido tratado el tabique deberá permanecer durante una semana.
  • El apósito externo (rígido) se retira en una semana, dejando durante una o dos semanas más un esparadrapo hipoalérgico.
  • Todas las suturas externas, si hubieran sido necesarias, se retiran entre el cuarto y séptimo día.

Es normal:

  • La presencia de edema, que disminuye progresivamente hasta la sexta semana, aunque el resultado definitivo no puede ser valorado hasta después de los seis meses.
  • Temperatura ligeramente elevada (hasta 38.3º C) en las primeras 48 horas.
  • Cierto grado de equimosis (moratones) alrededor de la nariz y de los ojos, esto desaparece gradualmente en 3 ó 4 semanas. Para acelerar el proceso conviene aplicar una crema específica siguiendo las instrucciones del cirujano.
  • Cuando el hematoma es importante puede extenderse hasta la conjuntiva ocular, provocando el enrojecimiento temporal de la esclerótica (parte blanca del ojo). No hay que alarmarse, no tiene mayor importancia a pesar de lo aparatoso que aparenta, y desaparece espontáneamente.
  • Que salga una secreción sero-sanguinolenta a través del taponamiento durante las primeras 48 horas. Puede secarse aplicando suavemente una gasa sobre el mismo. También puede sentirse que la secreción cae por la garganta, en este caso es preferible que no la trague.

Es importante:

  • Mantener la cabeza y el tórax elevados para descansar o dormir, intentando no girar lateralmente la cabeza.
  • Aplicar gasas heladas de manzanilla sobre los ojos cada 15 minutos durante las primeras 48 horas.
  • Lavar la cara con agua fría, después de las primeras 24 horas, evitando mojar el apósito.
  • Después de retirado el taponamiento, administrar suero fisiológico en ambas fosas nasales de tres en tres horas, y aplicar la pomada Rinobanedif, mañana y noche, con la ayuda de un bastoncillo de oídos, para limpiar las costras.
  • Comer alimentos suaves y fríos durante las primeras 48 horas, evitando masticar e ingerir bebidas alcohólicas durante dos semanas.
  • Hablar lo menos posible, evitando reírse o llorar, durante los diez primeros días.
  • No sonar la nariz y abrir la boca al estornudar, durante seis semanas.
  • No tomar el sol en la cara y evitar la exposición al calor durante seis semanas.
  • No realizar actividades violentas durante seis semanas.
  • No usar lentes de contacto en la primera semana ni gafas en las tres primeras semanas después de la cirugía.
Doctor en Medicina y Cirugía cum laude, especialista en cirugía estética, plástica y reparadora. Ex alumno del conocido Dr. Ivo Pitanguy. Director de la Clinica Dr. Arquero, con centros en Madrid y Vigo. Actual Presidente de la AECEP.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

2 5138
Las alteraciones pueden ser de carácter funcional o estético. Tradicionalmente se considera a la rinoplastia como la cirugía para el...

0 2448
La cirugía de la nariz es uno de los mayores retos para el cirujano plástico: es la combinación de la ciencia...

2 2203
La rinomodelación con materiales de relleno biocompatibles se hace de manera ambulatoria, sin anestesia general y sus efectos son reversibles.

NINGÚN COMENTARIO

Responder