por -
0 2696

Las técnicas orientales como las ventosas, aguja intradermal akabane o moxibustión, son un complemento útil y efectivo para los terapeutas que trabajen el cuerpo de sus pacientes. Aprende y descubre más sobre las principales técnicas para terapeutas.

Técnicas y prácticas orientales

Las técnicas y prácticas orientales (que incluyen las disciplinas chinas, japonesas e hindúes) son famosas en Occidente por su alto grado de efectividad y escasos o nulos efectos secundarios. Pueden servir y complementar a cualquier terapeuta que utilice algún tipo de trabajo o técnica que se aplique sobre la superficie del cuerpo de sus pacientes, ya sea de forma local, refleja o integral. Veamos tres ejemplos de los más usados.

Akabane, agujas intradermales

Como su nombre indica la inserción de una aguja Akabane se realiza de manera intradérmica, es decir debajo de la piel y por encima de la hipodermis, la ubicación depende de la localización del dolor pero mayoritariamente se coloca encima del mismo foco doloroso. La localización se hará por palpación de toda la zona de dolor delimitando el lugar más álgido para ubicar en él la aguja. La inserción tiene que ser indolora y no cruenta, si aparece dolor hay que emplazar en otro lugar la aguja, con el fin de que sea por completo indolora.

La aguja Akabane esta constituida por un cuerpo de metal de un centímetro aproximadamente y un grosor aproximado de 0,10mm, es decir extremadamente fina. Tiene una terminación circular que señala el fin del cuerpo y sirve como tope para impedir que se inserte en su totalidad.

Ventosas

Consiste en provocar un vacío de aire sobre la piel del paciente, con intensidad diferente según el objetivo terapéutico pretendido. Las ventosas suelen ser de cristal o de bambú, aunque actualmente se usan de plástico, si no hay que realizar sangrías.

¿Cómo actúan las ventosas?

  1. Abren los poros y sacan el frío, el viento y la sangre estancada en el cuerpo.
  2. Si añadimos alguna crema, o alcohol con plantas maceradas, éstos penetran en los poros y en los puntos de acupuntura, llegando a los tendones, músculos, huesos, meridianos y vasos luo, para dispersar el viento, la humedad, el frío y eliminar las toxinas.
  3. Calma el dolor, mejora la circulación de QI y XUE.
  4. Regula el sistema nervioso autónomo parasimpático, mejorando el metabolismo y la resistencia contra las enfermedades.

Moxibustión

La moxibustión consiste en quemar hojas de artemisa (follium artemisa officinalis) trituradas, y a menudo en combinación con otras plantas, en varias formas (conos, rollos, con aplicadores…) sobre el cuerpo de los pacientes, a veces de forma directa, otras de forma indirecta.

Propiedades terapéuticas de la moxibustión

  • Favorece el flujo armonioso de la energía y la sangre.
  • Introduce calor en los meridianos, eliminando el frío y la humedad.
  • Restaura el Yang.
  • Mantiene la salud y previene las enfermedades.
  • En general es ideal para las patologías Yin: frío, crónico, metabolismo lento… Existen 3 tipos de modos de aplicación: moderada, dando vueltas o mediante “picoteos de pájaro”.

Por Ramon Not, profesor de técnicas orientales de la escuela Vipassana.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

La acupresión, terapia para el alivio de los dolores

0 12172
Las terapias alternativas van ganando terreno en una sociedad que vive cada vez más deprisa y de forma menos natural. La...

0 1849
La madre transmite al feto durante el periodo del embarazo y sin ser consciente de ello, la ansiedad y los problemas...

2 7469
El diagnostico Bo Shin confirma que los rasgos físicos vienen a ser el espejo de nosotros mismos y de nuestra alma....

NINGÚN COMENTARIO

Responder