Tratamientos tópicos, tratamientos naturales, fototerapia y fotoquimioterapia, tratamientos sistémicos, inmunomoduladores, etc.

Tratamientos tópicos

Están indicados para las formas más leves de la enfermedad, en general con menos del 25% de la superficie corporal afectada. Y aunque tienen menos efectos secundarios que los tratamientos sistémicos, su eficacia también es menor.

Emolientes y queratolíticos

Los emolientes son hidratantes del estrato córneo de la piel, y los queratolíticos eliminan el exceso de escamas. Están contraindicados en la psoriasis invertida (en los pliegues corporales).

  • Ditranol. Potente medicamento reductor, derivado de la crisarobina y utilizado sobre todo en la psoriasis vulgar. Puede administrarse de dos formas: siguiendo el método de Ingram, con dosis bajas de 0,05 a 0,5%; o por contacto breve, por aplicación directa en concentraciones del 0,5 al 5% durante un máximo de 30 minutos diarios. Sus inconvenientes son su capacidad irritante (por lo que no se puede utilizar en el rostro y los pliegues), y que deja una pigmentación pasajera en la piel.
  • Análogos de la vitamina D. Tienen acción antiproliferativa sobre los queratinocitos. Los más usados son el calcitriol (derivado natural de la vitamina D), el calcipotriol y el tacalcitol, con la misma acción que la vitamina D3, pero con un 10% de sus efectos hipercalcemiantes. Estos efectos hacen que estén contraindicados para otro uso que no sea el tópico. También son irritantes, por lo que no conviene usarlos en la cara y los pliegues. Existen preparados que también contienen corticoides.
  • Retinoides. Entre los derivados de la vitamina A se utiliza sobre todo el tazaroteno, un retinoide de tercera generación. Se usan concentraciones entre 0,05 y 0,1%, en forma de gel. Su eficacia se asemeja a la de los análogos de la vitamina D.
  • Corticoides tópicos. Se recomienda su uso durante cortos periodos de tiempo, y sólo en pacientes con psoriasis leves que no han respondido a otros tratamientos, o para localizaciones más delicadas, como la cara, el cuero cabelludo, los pliegues cutáneos o los genitales. Deben retirarse de forma gradual para evitar un rebrote de la enfermedad. Es importante vigilar la aparición de efectos secundarios, especialmente cuando se aplica en curas oclusivas.
  • Breas. Sus efectos antimitóticos, antiinflamatorios y antipruriginosos son eficaces, aunque no tanto como el ditranol o los corticoides. Por ello, por su fuerte olor y por lo incómodo que resulta en tratamiento (manchas en la ropa, etc.) su uso está cada vez menos extendido.

Tratamientos naturales

Existen derivados naturales, que por su efecto hidratante pueden aliviar los síntomas de la psoriasis. Es el caso del áloe vera con propiedades emolientes debido a su contenido en mucílago, o la pita.

Fototerapia

La fototerapia consiste en la utilización de radiaciones electromagnéticas no ionizantes, especialmente del espectro ultravioleta B (UVB) y A (UVA). En general es un tratamiento bastante efectivo, salvo en las formas pustulosas y eritrodérmica.

Sin embargo, no es recomendable usar tratamientos prolongados, porque aumenta la incidencia de cáncer de piel, sobre todo del cáncer escamoso y el melanoma.

Fotoquimioterapia

Son radiaciones radiaciones asociadas a fármacos. La pauta más clásica es la denominada PUVA, que asocia psoralenos tópicos o por vía oral (como el 8-metoxipsoralen, a dosis de 0,6 miligramos por kilo), y tras dos horas la aplicación de rayos UVA. Sus efectos secundarios (envejecimiento de la piel, carcinogénesis, problemas oculares…) aconseja reservar este tipo de tratamiento para pacientes con más del 30% de la superficie corporal afectada, y que no hayan respondido a ningún otro tratamiento.

Otra opción es la combinación de luz UVB con alquitrán o antralina.

En los pacientes con psoriasis crónica en placas la administración de 8-metoxipsoraleno y radiación ultravioleta A es más eficaz que la radiación de tipo B en términos de tasa de desaparición del cuadro, cantidad de sesiones necesarias para alcanzar este objetivo y duración de la remisión lograda.

Tratamientos sistémicos

Incluye todos los tratamientos que se suministran por vía oral o inyectable, y que actúan sobre todo el organismo. Suelen presentar más efectos secundarios que los tratamientos tópicos, por lo que se reservan para casos de psoriasis severas, incapacitantes, resistentes al tratamiento, y para las formas eritrodérmica y pustulosas. No se recomienda el uso de corticoides orales, ya que pueden provocar un brote de psoriasis pustulosa mortal.

Metotrexato. Este fármaco citostático es muy eficaz, especialmente en el caso de la artritis psoriásica. Se administra tres dosis semanales de 2,5 a 5 miligramos separadas por intervalos de 12 horas. Esta pauta de administración es la que menos efectos adversos presenta, de los cuales los más importantes son la toxicidad medular y hepática. Existen autores que recomiendan la práctica de una biopsia hepática al llegar a la dosis acumulativa de 1,5 gramos, a partir de la cual se considera que existe riesgo de cirrosis hepáticas. Por otro lado, no se debe olvidar que este fármaco presenta múltiples interacciones farmacológicas.

Acitrecino. Es un retinoide que se utiliza a dosis de 0,25 a 1 miligramo por kilo y día, durante un periodo de 3 a 4 meses. Al ser teratógeno (es decir, puede causar alteraciones en el feto), es recomendable la toma de anticonceptivos orales durante el tratamiento y hasta dos años después de su finalización. Otros posibles efectos secundarios son el desarrollo de queilitis, xerosis y la elevación de los niveles de triglicéridos y colesterol en sangre.

Ciclosporina A. Este fármaco se utiliza para inhibir a los linfocitos T CD4 activados. Se comienza con dosis de 4 miligramos por kilo y día, y a las doce semanas se reevalúa al paciente. Si la respuesta no es satisfactoria, se puede aumentar la dosis progresivamente hasta un máximo de 5 miligramos por kilo y día. Por sus efectos adversos, es necesario controlar de cerca la función renal y la tensión arterial. También interacciona con muchos fármacos, si bien no presenta toxicidad aguda como el metotrexato.

Inmunomoduladores

En la actualidad se está investigando el uso de inmunosupresores para el tratamiento de la psoriasis, como el tacrolimus y los derivados de la ascomizina. El etanercept, inhibidor del TNF-α, ha sido aprobado en Estados Unidos para la artritis psoriásica.

Otros tratamientos en desarrollo están enfocados contra el TNF-α y otras citocinas inflamatorias, así como a inhibir la activación de linfocitos T y su destino. Entre ellos destacan el anticuerpo monoclonal antiCD4 (que destruye los linfocitos T CD4+) o el conjugado interleucina-2-toxina diftérica, pero de momento se reservan para casos muy graves.

Nueva tecnología: Excimer láser Xtrac

La tecnología ha avanzado y con el láser Excimer se están obteniendo muy buenos resultados. Ofrece múltiples ventajas:

  • Trata únicamente placas localizadas de psoriasis a través del sistema de fibra óptica.
  • Aísla el tejido circundante sano de los rayos ultravioletas UVB disminuyendo el riesgo de fotoenvejecimiento y cáncer.
  • Disminuye el número de tratamientos, pues con el láser se requieren de 6 a 10 sesiones aproximadamente, aunque la mayoría requiere de un promedio de 6, y hay pacientes que con 4 sesiones logran remover las placas.
  • Menor número de tratamientos dada su habilidad de administrar altas dosis específicamente a las placas.

Este Láser es de la compañía PHOTO MEDEX y está aprobado por la F.D.A. de Estados Unidos para el tratamiento de la psoriasis, el vitíligo y la dermatitis atópica.

Ecximer Láser. 308 nm: esta onda se encuentra en la mitad entre la banda estrecha de (UVB) (305-311mm). Esta ha probado ser la onda más efectiva para tratar la Psoriasis. El equipo cuenta con una fibra óptica a través de la cual opera capaz de liberar altas dosis de energía sin comprometer el tejido sano del paciente, solo trata las placas y no el tejido sano.

Los pacientes ideales para el tratamiento de la psoriasis con láser son los pacientes que tienen del 10 al 20% del cuerpo afectado y que presenten psoriasis de leve a moderada, y con placas estables. El tratamiento es rápido, las sesiones son de 5 a 10 minutos, no es doloroso y no requiere de anestesia.

Tratamientos para la psoriasis
  • 0.00 / 5 5
0 votos, 0.00 valoración media (0% puntuación)

ARTÍCULOS RELACIONADOS

0 237
La menopausia es un periodo de transición en la vida de la mujer en el cual los ovarios cesan su producción...

0 181
El estrés y el cansancio de la vida moderna hacen más visibles las arrugas, y restan frescura a la piel. ¿Por qué...

0 2602
La piel, para estar bella, debe estar hidratada, luminosa y firme. Con el paso de los años, la piel comienza a “caer”...

NINGÚN COMENTARIO

Responder