por -
0 220

La vida sexual es fundamental para cualquier pareja. Y no solo por el innegable efecto físico y emocional que estos encuentros íntimos te reportan, sino sobre todo por la complicidad, la comunicación y la conexión personal que se consiguen cuando las relaciones sexuales son satisfactorias.

Ahora bien, el ritmo de vida actual, el estrés, las ocupaciones y un buen número de distracciones cotidianas, con frecuencia, nos impiden disfrutar del sexo. De hecho, con frecuencia, muchas parejas terminan por prescindir de él y se conforman con otras fórmulas de relación menos estimulantes y completas.

¿Cómo puedes mejorar tu vida sexual si piensas que está empezando su declive? Evidentemente, no hay una solución única: cada pareja es diferente y, su problemática, compleja. Sin embargo, sí que existen algunas claves y trucos que pueden ayudarte, en un primer momento, en ese objetivo necesario.

Hablemos de sexo, sin tapujos

El primer aspecto imprescindible es la comunicación: habla sin tapujos con tu pareja, cuéntale lo que te gusta y pregúntale que le gusta a ella. No te cortes, esas conversaciones os permitirán poner las cosas claras, reunir ideas para haceros disfrutar más mutuamente y, no lo dudes, serán el inicio de un proceso de estimulación muy positivo, que activará el deseo y, a continuación, derivará en pasión.

En este tipo de conversaciones, es fundamental ser positivo, proactivo… y muy sincero. No te centres en lo que hacéis mal, sino en lo que te encanta, en lo que te gustaría probar, potenciar o mejorar. Procura concretar, no generalices. Cuéntale tus fantasías y escucha las suyas. Seguramente, encontraréis puntos de mutuo interés que os ayudarán a excitaros. Por no mencionar que esto reforzará mucho vuestra relación, al sentir complicidad y confianza en tu pareja.

Probar e imaginar

No dudes en explorar tu propio cuerpo. Familiarízate con él y estarás en mejores condiciones para disfrutar y hacer disfrutar. Un consolador, un vibrador o cualquier otro juguete sexual es un excelente compañero para este tipo de estimulaciones individuales, con las que vas a aprender mucho de cara a tus siguientes encuentros sexuales. Además, llegado el caso, y dado que la imaginación y el juego son fundamentales para mantener la ilusión, el apetito y el deseo sexual, tal vez a corto plazo podrás incluir este juguete sexual en tus encuentros de pareja. Las posibilidades son inmensas. Si te interesa, los puedes comprar en esta tienda online.

Planificación y espontaneidad en el sexo

De este binomio, aparentemente contradictorio, depende en gran medida nuestra vida sexual cuando el ritmo y las obligaciones cotidianas nos dificultan la sexualidad. Es importante que la pareja organice sus agendas y tareas con el fin de dejar tiempo libre para ambos. Sin obligaciones, no significa que haya que realizar el coito en cuanto se tienen diez minutos libres. Comienza por encontrar tiempo para ambos, compartir momentos y conversaciones íntimas, pasar buenos ratos juntos, acariciaros, abrazaros y disfrutar mutuamente de vuestra compañía. Poco a poco, el deseo irá surgiendo y, en ese momento, la naturalidad, la espontaneidad y, de nuevo, la comunicación mutua serán determinantes.

El erotismo es un juego

En el sexo, como en todo, la precipitación es una pésima aliada. Relájate y disfruta. Tómate tu tiempo, juguetea con tu cuerpo y con el de tu pareja. Con calma, sin prisa, administrando el deseo en beneficio mutuo. Todo lleva su proceso, y cuanto más elaborado sea este mayores resultarán el éxtasis y la satisfacción obtenidos.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

0 8761
En la actualidad surge un nuevo grupo de individuos, los cuales son difíciles de identificar. Hombres o mujeres de todas las...

0 3684
Para algunos es una quimera, un engaño; a otros les ha reportado ventas millonarias de libros. ¿Existe el polémico punto G?

0 4486
El beso es una forma de comunicación y algunos incluso hablan del arte de besar. En la actualidad este acto tiene...

NINGÚN COMENTARIO

Responder