El uso de cabinas de autobronceado entre los niños ingleses es muy alto. Así lo aseguran algunos estudios que informan que más de 250.000 niños en este país, de entre 11 y 17 años son clientes asiduos de este tipo de cabinas.

Niños ingleses, adictos a los rayos UVA

En un estudio llevado a cabo por el Instituto de Investigación del Cáncer de Reino Unido un 26,5% de niños reconoció someterse a sesiones de bronceado por lo menos, una vez al mes. Además un 40% reconoció darse sesiones de bronceado de forma semanal y en un 22% de los casos se utilizaban las cabinas sin ningún tipo de supervisión. Tan sólo en un 11,4% de los casos se dieron advertencias de los posibles daños para la piel que su uso podía ocasionar.

Supervisar las cabinas de autobronceado

Varios investigadores del Instituto de Investigación del Cáncer de Reino Unido de Medicina Molecular hacen un llamamiento para que las autoridades creen una legislación que prohíba a los menores de 18 años acceder a las lámparas de autobronceado. Para los expertos es importante, que como en otros países como Escocia -donde ya existe una legislación restrictiva- se prohíba el uso de este tipo de cabinas a los menores de 18 años. En Inglaterra, un 25% de menores reconoce darse rayos uva al menos una vez al mes. Por ejemplo, en otros países como Brasil, el Ministerio de Salud acaba de restringir el uso de los rayos uva salvo con fines meramente terapéuticos como la psoriasis, micosis y vitíligo y siempre con la consiguiente supervisión médica.

En España, el uso de este tipo de cabinas no está tan generalizado. Así, se estima que los jóvenes hacen un uso más moderado de este tipo de cabinas. Además, es necesario tener en cuenta que nuestro país es un país mediterráneo donde el fototipo que abunda es el III- una piel que se quema difícilmente y que es bastante oscura- caso que no ocurre con los ingleses que son un fototipo II. Por lo tanto, hablamos de una población, la inglesa, que tiene un riesgo mayor de contraer un melanoma de piel.

Aunque en España no existe una legislación referente a este tema, sí existen unas recomendaciones explícitas sobre el uso de cabinas autobronceadoras. En la actualidad, se hace cada vez más necesario la creación de servicios de inspección de los centros que suministran rayos uva pues existen numerosos que no están autorizados, lo que implicaría un grave riesgo para la clientela.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

0 1819
No todas las pieles se comportan de igual manera frente a la exposición solar. La reacción de nuestra piel frente al...

0 1525
La falta de restricciones legales hace que muchas cabinas de rayos uva escapen al control de las autoridades sanitarias no existiendo...

0 1075
Gorros, gafas, pastillas fotoprotectoras, prendas que incorporan filtros ultravioleta e, incluso, detergente para proteger la ropa como un escudo. Todo es...

NINGÚN COMENTARIO

Responder