por -
0 5436
Para practicar la gemoterapia y curar con cristales hace falta mucha experiencia y dedicación

La gemoterapia es una práctica en la cual utilizamos piedras, cristales, gemas o cuarzos para sanarnos holísticamente. Esta manera natural de curar a las personas aporta equilibrio, bienestar y tranquilidad.

Las gemas y piedras se regalaban a los dioses y reyes, y desde siempre han llamado la atención su color, transparencia y dificultad para encontrarlas. Su uso no es solamente reciente, sino que nos lleva hasta las tradiciones de India, en las cuales se aprovechaban estas gemas y cristales para mejorar el ánimo de las personas.

Los cristales mejoran la energía que rodea a la persona y devuelven la armonía y el equilibrio que se desean recuperar.

¿Cómo nos ayuda la gemoterapia?

Cuando colocamos piedras y cristales sobre nuestra piel logramos otro efecto: facilitar la curación. Para que los resultados sean los esperados es importante elegir piedras naturales, de mina, que podemos conseguir de la tierra, y por lo tanto para curarnos no serán útiles las piedras de laboratorio.

El papel del terapeuta en la gemoterapia

Para practicar la gemoterapia y curar con cristales hace falta mucha experiencia y dedicación, por lo que el terapeuta debe estar preparado profesional y espiritualmente.

Piedras con formas diferentes 

Podemos encontrar cristales con diferentes formas, y su diseño particular determinará el efecto correspondiente.

Por ejemplo, una esfera transmite su energía por todas las direcciones. Las varas de doble punta, por el contrario, trasladan y sacan la energía, y las varas de una sola punta solamente llevarán la energía a un lugar específico.

Como las varas de una sola punta no llevan la energía a más de un lugar concreto, solamente cumplirán un objetivo, como puede ser eliminar el dolor o ayudarnos a recordar.

Diferentes piedras

El rubí nos regala energía y equilibrio. Es ideal para motivarnos, para mantenernos optimistas, para desintoxicar el sistema sanguíneo y linfático y para combatir la fiebre.

La ágata naranja regala energía en abundancia, nos ayuda a ser menos tímidos, nos tranquiliza, elimina el estrés y el nerviosismo, reduce nuestra ira y nos ayuda a ver el lado positivo de la vida.

Recomendamos el citrino topacio para personas que están enfrentándose a una situación difícil porque esta piedra nos mantiene energéticos, nos ayuda a expresarnos, mejora nuestra concentración, elimina miedos y nos motiva a compartir y a pensar en los demás. También nos ayuda a sentirnos mejor con nosotros mismos.

Y no olvidamos el poder del diamante, que mejora nuestras relaciones y aumenta la fidelidad y el compromiso. Nos ayuda a sentirnos fuertes y elimina el miedo, las penas y el dolor. El Cuerpo La gemoterapia  Tu revista de medicina estetica, vida saludable, cuidado del cabello, cuidado de la piel, cosmética y bienestar.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Auriculomedicina de Paul Nogier que es

0 6227
La auriculomedicina es una técnica de diagnóstico. Considerada una de las medicinas paralelas, intenta entender al hombre de forma total, al...
La acupresión, terapia para el alivio de los dolores

0 17867
Las terapias alternativas van ganando terreno en una sociedad que vive cada vez más deprisa y de forma menos natural. La...

0 4730
Ya comentamos que las técnicas y prácticas orientales tienen un alto grado de efectividad y escasos o nulos efectos secundarios. En la...

NINGÚN COMENTARIO

Responder