La autoexploración mamaria es clave a la hora de encontrar un tumor de forma precoz. Cada vez somos más conscientes de ello y lo llevamos más a la práctica, lo que está más que demostrado que salva miles de vidas cada año. Y es que el diagnóstico precoz del cáncer de mama es indispensable para incrementar las opciones de éxito del tratamiento.

Obviamente, la detección de una protuberancia en el pecho no implica necesariamente la presencia de un tumor maligno, pero sí la necesidad de asistencia médica. Aquí queremos contarte cómo puedes hacer tú misma la autoexploración mamaria y qué hacer en caso de detectar algo extraño.

¿En qué consiste y cuándo debes realizarte una autoexploración mamaria?

Debes realizarte una autoexploración mamaria una vez al mes. El momento idóneo es justo después de que hayas dejado de sangrar por la regla. En el caso de que ya hayas entrado en la menopausia, fija un día en el calendario y llévala a cabo de forma escrupulosa. En concreto, lo que debes hacer es lo siguiente:

1. Ponte frente a un espejo y deja los brazos completamente caídos. Gira el tronco de un lado a otro en busca de protuberancias o enrojecimientos en la piel y en los pezones.

2. Levanta los brazos y comprueba, también delante del espejo, que el contorno de ambos pechos es uniforme y que ambos se elevan adecuadamente. Fíjate también en si hay zonas con una textura similar a la de la piel de naranja.

3. Palpa cada mama usando la mano contraria. Debes realizar movimientos circulares que vayan desde la parte externa de cada pecho hacia el pezón usando las yemas de tus dedos.

4. Procede a apretar tus pezones para comprobar si de ellos emana algo de líquido.

5. Finaliza la autoexploración palpándote las axilas. Ten en cuenta que, en este tipo de cánceres, es frecuente que el tumor origine la inflamación de las glándulas linfáticas presentes en esas partes del cuerpo.

¿Cómo proceder en caso de detectar un tumor en las mamas?

Lo primero que debes saber es que el 90% de los bultos detectados por las mujeres durante sus autoexploraciones mamarias no acaban siendo diagnosticados como un tumor maligno. Sin embargo, siempre es mejor prevenir que curar. Como hemos dicho anteriormente, en caso de que sientas dolor al palpar tus senos, notas que estos cambian de coloración o tienen una textura similar a la de la piel de naranja o si sale líquido de tus pezones, debes ponerte en manos de un médico.

En este sentido, tienes varias opciones. Puedes pedir cita a tu médico de cabecera, que será el que te reportará de urgencia al ginecólogo que te corresponda, o ir directamente a tu ginecólogo de confianza. En cualquier caso, cuando llames para concertar la visita, expón claramente tu caso para que te den la máxima prioridad. Lo normal es que, en un plazo de entre 3 y 5 días, hayas sido atendida, te hayan realizado todas las pruebas necesarias y los especialistas se encuentren estudiando cuál es la mejor opción para ti.

En definitiva, la autoexploración mamaria salva vidas. Y es que la detección de un tumor maligno en sus primeros estadios y la aplicación del tratamiento adecuado en esa fase conlleva un 80% más de probabilidades de éxito a la hora de superar la enfermedad. El Cuerpo La autoexploración mamaria para detectar tumores  Tu revista de medicina estetica, vida saludable, cuidado del cabello, cuidado de la piel, cosmética y bienestar.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Nueva técnica capaz de descubrir el cáncer de mama

0 2468
La mamografía se utiliza de forma habitual para buscar cáncer de mama, pero en torno a un cuarto de las mujeres...

0 2243
Toda mujer, desde su pubertad, ha de someterse a una revisión ginecológica cada cierto tiempo. En este sentido, la frecuencia normal es...

0 3598
Un equipo de neurocirujanos franceses ha logrado por primera vez, destruir metástasis tumorales en el cerebro de los pacientes con cáncer...

NINGÚN COMENTARIO

Responder