Muchas personas, cuando escuchan hablar acerca del CBD, no pueden evitar asociarlo al consumo de marihuana. Evidentemente, guarda una estrecha relación con ella, pero no del modo en el que creen. ¿El motivo? No contiene THC, por lo que no ofrece los efectos psicoactivos ni psicotrópicos de este elemento. En cambio, otorga a quien lo consume una serie de beneficios incuestionables. Aquí queremos explicar detalladamente cuáles son.

Pero ¿qué es exactamente el CBD?

El CBD o cannabidiol es una de las 113 sustancias químicas presentes en la planta Cannabis sativa. Carece de THC y está especialmente presente en su flor resinosa. En el año 2020, la ONU (Organización de las Naciones Unidas) recomendó su uso con fines terapéuticos. Lo mismo hizo poco después la OMS (Organización Mundial de la Salud), que le atribuye multitud de efectos beneficiosos para la salud. Además, este organismo no lo considera una sustancia adictiva siempre que la cantidad de THC en su composición esté por debajo de 0,2 % (su venta está prohibida si supera este umbral).

Además, la mejor manera de consumir cannabidiol no es fumando, sino mediante aceites. Esta sustancia se consigue mediante un proceso muy sencillo que, incluso, se puede realizar en casa si se dispone de una planta de Cannabis sativa.

En concreto, consiste en la aplicación de calor sobre la planta para, posteriormente, agregar aceite de oliva. Posteriormente, se caliente a 100º durante un par de horas. El aceite de oliva se evapora y lo que queda en el recipiente es el aceite CBD.

Beneficios del cannabidiol para la salud

Ahora bien, una vez que ya hemos explicado qué es el cannabidiol, llega el momento de hacer referencia a todas las propiedades beneficiosas para la salud que puede reportar. Vamos a ello:

  • Analgésico. Su consumo ayuda a la reducción de la sensación de dolor muscular. También es un antiinflamatorio muy efectivo.
  • Anticonvulsionante. Las personas con epilepsias refractarias, ya sean niños o adultos, son tendentes a sufrir episodios de convulsiones. De hecho, en muchos casos, no hay tratamientos que les ayuden a prevenirlos. El cannabidiol, por suerte, sí puede.
  • Antiemético. Con este término queremos decir que ayuda a evitar el vómito y las náuseas. Esta es la razón por la que su uso también se aconseja a los pacientes de cáncer sometidos a tratamientos de quimioterapia.

Pero hay más. Por ejemplo, hay estudios que afirman que una dosis diaria de entre 300 y 600 mg de cannabidiol ayuda a reducir el estrés y, sobre todo, la ansiedad. En este sentido, también facilita la conciliación del sueño y, con ello, una importante mejora en el estado de ánimo. Por su lado, otras investigaciones avalan que sirve para reducir los niveles de tensión arterial y que, incluso, ayuda a que las heridas cicatricen más rato.

Estas propiedades han hecho que, actualmente, el consumo de cannabidiol esté recomendado para todas las personas que sufren dolores crónicos. De forma especial, para los pacientes de fibromialgia. Aunque aún queda mucho camino por recorrer en materia de investigación, se atisban multitud de beneficios para las personas con enfermedades neuropsiquiátricas, síndromes metabólicos y enfermedades intestinales y de la piel.

El cannabidiol, un producto seguro y con muchos beneficios

En definitiva, los beneficios del CBD para la salud se encuentran avalados por multitud de estudios. Y, aunque es cierto que todavía se puede profundizar en algunos aspectos, los resultados son alentadores en términos generales. No es de extrañar que tanto la ONU como la OMS recomienden su uso para prevenir el dolor, erradicar el estrés y la ansiedad y en otras muchas situaciones. Un producto saludable, natural y fácil de utilizar.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

0 566
Después de años siendo estigmatizada y considerada como dañina para la salud, hoy en día la planta de cannabis no solo tiene...

0 1430
La forma de consumir CBD abarca muchos estilos, pero el aceite de cannabidiol es uno de los más habituales. Una de las...

NINGÚN COMENTARIO

Responder