por -
0 2220

El tabaco se ha convertido en una de las grandes lacras de la ciudad. De hecho, cada vez son más los esfuerzos que realizan las autoridades sanitarias, ya sea mediante la aplicación de tratamientos, campañas de concienciación o guías explicativas acerca del tabaquismo, para que la gente deje de fumar.

Con este artículo queremos poner nuestro grano de arena y explicarte cuáles son los principales efectos negativos del tabaco sobre el organismo. Además, te animamos a que pruebes los productos Nicorette. Gracias a ellos, una tarea tan complicada como dejar de fumar se vuelve un poco más sencilla. Muchas personas ya lo han conseguido, ¿por qué tú no?

1. Problemas cardiovasculares y broncopulmonares. El tabaco afecta, en primera instancia, a los pulmones y a las arterias, así como al resto de los aparatos respiratorios y circulatorios. De hecho, las personas que fuman tienen unas probabilidades muy elevadas de tener afecciones frecuentes en la laringe y en los bronquios. Tanto es así que, con el paso del tiempo, pueden llegar a desarrollar cáncer de pulmón o de tener un infarto agudo de miocardio, entre otros muchos problemas de salud.

2. Problemas en la boca. El calor del humo del cigarrillo, con el paso del tiempo, acaba provocando problemas en las encías, los dientes y el conjunto de la boca. Esto se debe, fundamentalmente, a que afecta negativamente a la mucosa oral, lo que acaba dando lugar a la contracción de las encías y a la aparición de enfermedades como, por ejemplo, la gingivitis y la periodontitis, más conocida comúnmente como piorrea y que provoca la caída de las piezas dentales.

3. Problemas en el aparato digestivo. Puede que no lo creas, pero el tabaco afecta también gravemente al estómago y al conjunto del aparato digestivo de nuestro cuerpo. De hecho, es frecuente que, aquellos fumadores que llevan siendo adictos activamente durante largo tiempo, desarrollen úlceras que les impidan comer con normalidad. Esto supone un verdadero problema en términos de bienestar y calidad de vida.

4. Problemas en el sistema inmunitario. Seguro que, en alguna ocasión, has escuchado que aquellos que fuman tienen más resfriados y catarros y que estos duran más tiempo. Generalmente, esto se asocia al propio efecto del humo, pero lo cierto es que tiene mayor relevancia el impacto que las sustancias del tabaco ejercen sobre el sistema inmunitario. Y es que son capaces de debilitarlo y permitir la entrada de microorganismos que, de otro modo, permanecerían alejados del cuerpo.

5. Problemas en la piel. El consumo habitual de tabaco acaba desencadenando la degradación de las fibras elásticas de la piel, lo que impide que estas se regeneren y puedan funcionar al máximo de su capacidad. Esto conlleva, por ejemplo, la aparición de síntomas asociados con el envejecimiento prematuro.

6. Otros problemas. A esto hay que añadir que el tabaco provoca la aparición de un aliento realmente desagradable y propicio que los dientes se manchen y se vuelvan amarillos. Además, la tez de las personas que están enganchadas a esta sustancia se vuelve grisácea y cerosa y, además, ven como ante una herida, su capacidad de cicatrización se vuelve menor.

En definitiva, los efectos del tabaco son muy perjudiciales para la salud. Por ello, si fumas, lo mejor que puedes hacer es plantearte dejar de fumar y así tener una vida más larga, saludable y de calidad.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

0 3182
El 13 de junio se celebró el Día Europeo de la prevención del Cáncer de Piel, una jornada especialmente relevante de cara...

0 335
Los cigarrillos electrónicos son una garantía para muchos a la hora de dejar de fumar. Cuando tenemos esa fuerte adición a la...
Qué crema hidratante elegir

0 6739
Todos necesitamos hidratar nuestra piel, no sólo recordando la importancia de tomar agua sino también aplicando crema hidratante corporal y facial. Sobre...

NINGÚN COMENTARIO

Responder