por -
0 511

Cualquier mujer embarazada puede tener algún temor al momento del parto, no solo por el dolor, sino porque pueden surgir dificultades que pongan en peligro su vida o la del bebé. Para minimizar patologías preparto y postparto nada mejor que acudir a la fisioterapia.

Esta práctica puede aportar muchos beneficios a la salud materna, ya que durante el embarazo el cuerpo femenino sufre una gran cantidad de cambios. Algunos de ellos afectan a la postura, los músculos y en menor o mayor medida, a la movilidad.

La fisioterapia es una excelente herramienta para mejorar el estado de salud de la mujer y preparar el cuerpo para el parto tanto vaginal como por cesárea.

Beneficios de la fisioterapia en el parto

La preparación al parto incluye, entre otros aspectos, fortalecer la musculatura del suelo pélvico, el abdomen y las lumbares. Estos músculos desempeñan un papel fundamental en el alumbramiento.

Otro de los beneficios de la fisioterapia es que corrige las malas posturas que se adquieren durante el embarazo. Esto se debe a que por el peso del vientre el centro de gravedad cambia. La carga adicional suele provocar una hiperlordosis lumbar y, por lo tanto, una mayor curvatura que se empeora en el caso de que la mujer tenga alguna patología previa.

Para estos casos, el profesional de fisioterapia diseñará un programa de ejercicios específicos y adaptados a la embarazada. Estos suelen consistir en técnicas de estiramiento que mejoran la flexibilidad y la resistencia.

La fisioterapia también puede incluir técnicas de masaje que mejoran la circulación sanguínea y disminuyen la tensión. Durante el embarazo las piernas y los pies se hinchan generando una gran incomodidad.

Por último, otro de los beneficios de la fisioterapia es a nivel emocional. Durante el embarazo también es importante abordar la parte psicológica, por eso, con ejercicios de respiración y visualización se puede minimizar el estrés. Muchas mujeres sufren de ansiedad pensando en el parto y sus posibles dificultades. Con un enfoque más positivo se contribuye a afrontarlo con menos miedo y estar más relajada durante el último trimestre de embarazo.

¿Por qué practicar fisioterapia durante el embarazo?

Con la preparación al parto con fisioterapia se puede aprender a contraer eficazmente los músculos del suelo pélvico. Un parto vaginal suele conllevar una serie de secuelas físicas como la incontinencia urinaria. Un problema que afecta seriamente la calidad de vida de las mujeres que lo sufren.

La fisioterapia prenatal también es muy útil para las mujeres que se someten a una cesárea. Con una buena rehabilitación tras la operación, será más fácil que la musculatura se fortalezca y se recupere en menor tiempo.

Si estás interesada en la preparación al parto con fisioterapia, te recomendamos que busques a profesionales expertos en esta materia. Con una atención personalizada sentirás cómo mejora tu estado de salud durante el embarazo y estarás mejor preparada para el parto y el postparto. Esta práctica es de gran ayuda para que las mujeres gestantes puedan fortalecer su cuerpo y mente, de esta forma obtendrán una experiencia más positiva y saludable.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

0 9766
La ginecología y la obstetricia son disciplinas médicas en las que siempre hay novedades, y a todas las mujeres, no importa su...

0 4648
La presoterapia es un método terapéutico utilizado tanto en medicina estética como en fisioterapia, cuya finalidad no es sólo un objetivo estético,...
té de hoja de frambuesa para el parto

1 45130
¿Es verdad que las mujeres pueden facilitar el parto si toman té de hojas de frambuesa? Esta solución tradicional es muy eficaz. 

NINGÚN COMENTARIO

Responder