por -
0 1001

La gimnasia sueca se practica combinando varios ejercicios que implican todas las partes del cuerpo. No hay agotamiento, ni extenuación, sino un trabajo armónico entre brazos y piernas que respeta equilibrio físico y mental.

Toda la vida practicando la gimnasia sueca

Un político incansable como Fraga afirma haber practicado la gimnasia sueca todos los días y durante toda su vida. Quizás es por ello, que a sus 83 años no se sienta cansado, sino que muy al contrario se considera lleno de energía.

Beneficios de practicar gimnasia sueca

  • Aporta a la persona una mayor resistencia pero sin llegar al agotamiento físico.
  • Consigue la relajación del individuo y mejora su relación con los demás.
  • Trabaja con el equilibrio y estimula la coordinación de las diferentes partes del cuerpo.
  • Ejercita la totalidad del cuerpo: glúteos, muslos, piernas, brazos y abdominales.

Gimnasia sueca: su origen y su importancia

La gimnasia sueca surge como su propio nombre indica, en Suecia, de la mano de Pier Henrich Ling, médico, militar y profesor de esgrima, el cual pretendió crear una gimnasia correctora completa llena de ejercicios estáticos y terapéuticos. En un principio Ling estableció cuatro ramas de gimnasia: pedagógica que tiene su equivalente en la gimnasia educativa; médica con funciones de cura de enfermedades; militar para que el buen soldado tuviera una buena condición física; y estética enfocada a la práctica del ballet.

Sin duda uno de los principales objetivos de su época fue la corrección de posturas viciosas en los soldados a los que se exigía tener una excelente condición física y muscular.

La gimnasia sueca y su influencia

La gimnasia sueca ha tenido un gran impacto en los ejercicios de Pilates, que también tienen como objetivo la corrección de posturas viciosas y de refuerzo de los músculos. Por lo tanto se puede decir que la gimnasia sueca ha sido la madre de otras disciplinas como Pilates, y el aerobic, en las que también se observa una preocupación por la postura y la respiración.

¿Cómo es una sesión de gimnasia sueca?

Normalmente una sesión de gimnasia sueca dura una hora, y se realiza con la ayuda de música que resulte estimulante para el ejercicio. En un primer momento se realiza el calentamiento y estiramiento de los músculos con el fin de evitar posibles lesiones. Luego se debe correr y realizar ejercicios cardiovasculares y de culturismo. Todo ello se continúa con una relajación de unos minutos para armonizar el cuerpo. En cualquier caso las sesiones de gimnasia sueca resultan suaves y ligeras, sin implicar el agotamiento de quien lo practica y acoplando la intensidad a los niveles alcanzados mediante la práctica.

Gimnasia sueca para todos los días
  • 5.00 / 5 5
1 voto, 5.00 valoración media (92% puntuación)

ARTÍCULOS RELACIONADOS

0 536
La sensación de piernas cansadas es un problema que afecta a gran parte de la población. En la mayor parte de...

0 227
La sed de la inmortalidad, constituye uno de los mayores anhelos de la humanidad y, por ello, la ciencia ha encontrado en...

0 204
Con sólo diez sesiones sentirás la diferencia, con veinte sesiones verás la diferencia, y en treinta sesiones te cambiará el cuerpo.

NINGÚN COMENTARIO

Responder