Técnicas novedosas para rejuvenecer

La cara vuelve a crear curvas armoniosas y el rostro recobra dulzura. Se relaja la frente, la nariz parece más pequeña, los pómulos más luminosos y los labios más carnosos.

Roger Amar

El cirujano francés Roger Amar ha hecho cientos de liftings desde 1975. Este tipo de cirugía rejuvenecedora ha sido su mejor escuela y uno de sus campos de investigación. El doctor Amar siempre pensó, tras realizar sus múltiples intervenciones, que cuando destruía la grasa se quedaba un tejido muy especial “que funcionaba mejor que la grasa misma”. A partir de este momento y tras una exhaustiva investigación ha inventado una técnica de rejuvenecimiento completamente novedosa.

Células madre para rejuvenecer

La grasa se ha considerado en cirugía “un relleno natural” que se viene utilizando desde hace más de un siglo. Ésta sin embargo, producía en muchos casos problemas de vascularización facial y hematomas de larga duración principalmente en los casos de injerto. Tras una persistente investigación el doctor Amar, el cual trabaja actualmente en una clínica de Marbella, adivinó las propiedades de las células madres para su aplicación posterior en operaciones de estética facial y rejuvenecedora.

Una técnica innovadora

Esta nueva técnica es completamente novedosa y consiste en extraer grasa del paciente localizada en el abdomen con el fin de centrifugarla, purificarla y obtener de ella células madre. Como siguiente paso el doctor Amar introduce el injerto de células madre sin sangre en los músculos faciales obteniendo magníficos resultados. Por lo tanto este nuevo método apuesta por inyectar en el rostro su propio tejido conectivo vivo en vez de realizar estiramientos y acortamientos por escisión de la piel sobrante.

Este tipo de intervención evita de esta forma los problemas de rechazo al tratarse de las células madre del propio paciente. El nuevo método a su vez, reduce considerablemente el riesgo de dañar nervios, arterias o venas. Se trata pues- según el doctor Amar de “la herramienta menos traumática para el rejuvenecimiento facial que existe en la actualidad”.

Cómo se realiza la intervención

1. Al paciente se le seda y se le deja descansar momentos antes de iniciar la operación.
2. Se extrae tejido adiposo del abdomen o de detrás de las rodillas para más tarde obtener de aquí las células madre.
3. A continuación se centrifuga el tejido graso y se purifica hasta separarlo en 3 capas de las cuales se utiliza la más densa y con mayor cantidad de células madre.
4. Estas células madre del propio paciente-al ser del propio paciente no producen rechazo-se introducen en cada uno de los músculos de la cara mediante 15 cánulas distintas siguiendo las fibras musculares por debajo del envoltorio de los huesos. Dichas células serán capaces de rejuvenecer los tejidos, los cuales comenzarán a regenerarse tras este tratamiento. El cirujano trabaja pues sin levantar la piel consiguiendo de manera natural que el músculo no envejezca.
5. El paciente tras la intervención puede volver a su casa en el mismo día.

Cursos y formación

El doctor Amar imparte en la actualidad cursos de formación sobre esta técnica a cirujanos estéticos en Estados Unidos, Europa y Corea del Sur. En dichos cursos, insiste sobre la necesidad de trabajar el frontal de la cara- aparte de los laterales- ya que en esta zona se localizan gran cantidad de músculos. Aparte de su labor docente, el doctor Amar dirige una fundación que tiene como objetivo subvencionar a partir del 2008, operaciones de cirugía estética dirigidas a personas desfiguradas por accidentes o tumores que no puedan costearse estos tratamientos por sus propios medios.

Hace tan sólo 4 años que está técnica se ha empezado a utilizar en casos que requieren cirugía reparadora tales como labios leporinos, pérdida de masa muscular o reparación de cicatrices.

Importancia de las células madre

La ciencia constata cada vez de forma más clara la importancia de las células madre dentro del campo de la estética y de la medicina regenerativa. En un primer momento dichas células se obtenían por lo general del cordón umbilical pero en el momento presente la grasa humana se convierte en una gran alternativa para la extracción de células madre. En la actualidad la obtención de este tipo de células del tejido adiposo se consolida como una alternativa fácil, segura y relativamente económica.

Hay que recordar sin duda que todos los tejidos del cuerpo contienen células madre pero que la grasa es la que contiene una mayor cantidad de ellas. Además la extracción en ella de células madre siempre resulta menos agresiva que la extirpación de otros tejidos. Este tipo de descubrimientos plantea nuevas esperanzas para que en un futuro más o menos próximo surjan nuevos adelantos dentro de la medicina regenerativa.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

2 8519
Antes la utilización de esta sustancia podía parecer una posibilidad muy cercana a la ciencia ficción, pero en la actualidad el...

0 1896
Existe un dicho que afirma, que si quieres saber cómo envejecerá tu mujer en el futuro tan sólo tienes que observar...

0 3846
Esperanza para los enfermos de corazón. La importancia de las células madres maestras como responsables de la producción de la mayoría...

NINGÚN COMENTARIO

Responder