por -
1 9461
El tratamiento depende del tipo de secuelas que haya dejado el acné

El lasér constituye una posible terapia coadyuvante para acelerar el tratamiento convencional.

El láser no es la terapia de elección en el caso de un acné queratínico. Pero constituye una posible terapia coadyuvante para acelerar el tratamiento convencional y es una alternativa en caso de contraindicaciones de la terapia medicamentosa.

De hecho, la experiencia ha demostrado que el láser mejora la microcirculación, con lo cual aceleraría el proceso cicatrizante y curativo. Es desinfectante, lo cual es vital en esta patología porque limpiaría la zona. Y el láser además, produce un efecto antiinflamatorio, lo cual beneficiaría el proceso. Finalmente, el aumento de fibroblastos que provocaría el láser mejoraría la cualidad de la piel de la zona tratada.

Algunos se emplean para tratar el acné y otros únicamente para paliar las cicatrices que puede dejar el acné sobre el rostro. En el primer caso el láser Smooth Beam, el más utilizado, se emplea para destruir las bacterias responsables de acné pero, al mismo tiempo, la energía emitida consigue atrofiar la glándula sebácea con lo que se tiende a la normalización de la piel del paciente. El número de sesiones dependerá del estado de la piel y de la gravedad de las lesiones pero lo normal es que oscilen entre las 6 y las 20 a razón de una por semana.

En cuanto a la utilidad del láser como técnica reparadora existen varias posibilidades que dependen del tipo de secuelas que haya dejado el acné. El láser Vbeam se utiliza para blanquear las manchas rojas que suele dejar el acné sobre la cara pero si se trata de daños más importantes se recurre a la microdermoabrasión con un láser de CO2. Lo que hace este láser es exfoliar las capas más externas mejorando así el estado de la piel. Además el aumento de temperatura en las capas profundas de la dermis produce una proliferación de las fibras de colágeno que aumenta el espesor de la piel y la hace más tersa. Los resultados son óptimos gracias a la precisión y control que permite el láser durante todo el proceso de exfoliación.

Tratamientos naturales

De uso tópico pero de origen natural y sin efectos secundarios indeseables son el aloe vera, el alga roja marina, el aceite del árbol del té y la rosa mosqueta.

Con estos productos se han conseguido muy buenos resultados en el tratamiento del acné leve o moderado gracias a sus propiedades bactericidas, cicatrizantes y regeneradoras de la piel. spot

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Las supercremas naturales más novedosas

0 5924
Desde las más naturales, hasta los últimos avances. Los laboratorios se afanan por descubrir nuevos principios activos para frenar el envejecimiento.
Onicomicosis tratada con laser

10 17870
Especialistas consiguen utilizar efectivamente el láser para la erradicación total de la onicomicosis. Ya podemos acabar con los hongos en las...

0 3339
I Curso de actualización en técnicas láser organizado por el EAGLE (Grupo Europeo para el estudio sobre el Láser Endovenoso) y...

1 COMENTARIO

Responder