por -
0 1680

Toda mujer, desde su pubertad, ha de someterse a una revisión ginecológica cada cierto tiempo. En este sentido, la frecuencia normal es de, aproximadamente, una al año, si bien es cierto que puede variar según las condiciones de cada persona.

A partir de los 35 años estas visitas al especialista son especialmente importantes ya que se incrementan exponencialmente las posibilidades de sufrir algunas enfermedades tan graves como, por ejemplo, el cáncer de mama. En definitiva, males que única y exclusivamente son detectables a través de pruebas que solo un ginecólogo puede llevar a cabo y que salvan miles de vidas cada año. Si estás interesada en hacerte una revisión ginecológica en Barcelona, te recomendamos SmartSalus.

Cualquier mujer mayor de 35 años ha de realizarse una revisión ginecológica de forma anual. Además, a partir de esta edad, en ellas se incluirá una mamografía ya que este es el momento en que se entra en el grupo de riesgo más alto. Esta herramienta es vital para realizar un diagnóstico precoz ya que, actualmente, es la única que permite obtenerlo con claridad, si bien es cierto que existen otros métodos menos invasivos como son las ecografías.

El cáncer de mama es, en la actualidad, el tumor que de forma más frecuente padecen las mujeres occidentales. De hecho, en España se diagnostican alrededor de 22000 nuevos casos cada año. Además, la tasa de supervivencia alcanza, si se diagnostica a tiempo, el 82,8%, una cifra que se reduce drásticamente en mujeres que no se sometían con regularidad a una revisión ginecológica y que se encontraban dentro del grupo de riesgo. Habitualmente, muchas mujeres acuden al especialista únicamente cuando se detectan un bulto en alguno de sus senos y, en estos casos, puede ser tarde.

Pero, además de la mamografía y la ecografía, el especialista también llevará a cabo durante la revisión ginecológica otro tipo de pruebas consideradas estándar como, por ejemplo, una citología. Asimismo, comprobará el estado de los genitales exteriores e interiores con el fin de detectar síntomas de cáncer de cuello de útero o la existencia de virus como el del papiloma humano. Por supuesto, también procederá a hacer una serie de preguntas relacionadas con la actividad sexual y la frecuencia con la que viene el período.

En definitiva, una revisión ginecológica es un proceso muy sencillo, rápido e indoloro cuya realización es de vital importancia para la salud de todas las mujeres. En este sentido, hay que destacar que no solo se trata del bienestar sexual puesto que, además, el especialista puede diagnosticar muchos males relacionados con otras partes del cuerpo según los síntomas que se presenten. Piensa que, como ya hemos comentado, un diagnóstico precoz es el mejor remedio para combatir enfermedades tan graves como el cáncer de mama o el de cuello de útero.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

0 1530
El 13 de junio se celebró el Día Europeo de la prevención del Cáncer de Piel, una jornada especialmente relevante de cara...
Nueva técnica capaz de descubrir el cáncer de mama

0 1794
La mamografía se utiliza de forma habitual para buscar cáncer de mama, pero en torno a un cuarto de las mujeres...

0 1683
Las recientes investigaciones persiguen hallar la relación entre el modo de vida y el cáncer con el fin de dar respuesta...

NINGÚN COMENTARIO

Responder