Tengo caspa descubre qué es exactamente la caspa

La caspa afecta al 50% de la población y todos la hemos sufrido en algún momento de nuestra vida.

Esas desagradables escamas minúsculas que caen sobre los hombros afectan al 50% de la población, principalmente hombres. En una sociedad donde el culto a la imagen es un valor en alza, padecer el problema de la caspa provoca en ocasiones situaciones embarazosas que originan inseguridad en el aspecto físico. Las personas con caspa se encuentran continuamente pendientes de la apariencia de su cabello y hombros, y tienen condicionada su forma de vestir.

¿Un hongo el causante de la caspa?

Un hongo del género Malassezia es el causante de la caspa y, no sólo, de la caspa sino de otros trastornos de la piel. Y ahora, un equipo internacional de científicos ha logrado completar el genoma de uno de ellos el Malassezia globosa.

Dicen los autores del estudio, publicado por la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos (PNAS), que este descubrimiento podría conducir a tratamientos más efectivos contra la caspa. Pero el problema de la caspa no está causado únicamente por el hongo, sino por la susceptibilidad de cada uno a padecer la enfermedad. Por lo que la caspa afecta principalmente a personas con una predisposición genética. Por lo tanto, la caspa aparece cuando se combinan tres factores: una susceptibilidad genética a la respuesta inflamatoria, la presencia de sebo en el cuero cabelludo y la presencia del hongo M. globosa. Este hongo se encuentra de forma natural en la superficie de la piel de todas las personas, incluidas lo que no sufren de caspa. Y se cree que en una cabeza humana puede haber un promedio de hasta 10 millones de hongos.

El hongo M. globosa

El M. globosa, que está relacionado genéticamente a la levadura, se alimenta de sebo, la sustancia grasa producida por las glándulas sebáceas de la piel. El sebo, compuesto de grasa y de desechos de células, actúa como barrera protectora y aislante del cabello y piel, impidiendo que se sequen, se vuelvan quebradizos o se agrieten. El M. globosa, que no tiene capacidad de fabricar sus propios ácidos grasos, que son esenciales para la vida, tiene que depender del sebo humano para sobrevivir.

Aunque en la actualidad existen en el mercado muchos champús anticaspa, no son efectivos al 100%.

Hace tan sólo cinco años que los científicos descubrieron que el M. globosa era la causa de la mayoría de los tipos de caspa.

Para codificar su genoma, los investigadores cultivaron 10 litros de hongos en un tanque, los congelaron en nitrógeno líquido y los convirtieron en pequeñísimos fragmentos para extraer su ADN. La investigación, llevada a cabo por un equipo internacional de científicos dirigido por Thomas L. Dawson, de la Universidad de Ohio, EE. UU., en colaboración con expertos de la multinacional Procter & Gamble, encontró que el hongo, que es 300 veces más pequeño que el genoma humano, con tan sólo 4.285 genes, produce unas enzimas llamadas lipasas.

El hongo utiliza primero las lipasas para descomponer el sebo, creando un compuesto llamado ácido oleico. Posteriormente penetra en la capa superior de la piel y estimula una renovación más rápida de lo normal de las células de la piel de personas susceptibles, cuyo resultado es la caspa.

Estos investigadores descubrieron que el hongo produce en total ocho tipos de lipasa, junto con tres fosfolipasas, que utiliza para digerir la grasa del cuero cabelludo. Las fosfolipasas son las que metabolizan el aceite del cuero cabelludo. Una persona sin este problema, sin esa carencia, tiene una renovación celular que se produce aproximadamente cada mes y, por tanto, no llega a verse la caspa. Sin embargo, en las personas con un exceso de ese hongo la renovación tiene lugar cada quince días, generando la insidiosa capilla blanquecina que se deposita en los hombros y da sensación de abandono y falta de higiene. Cada una de estas enzimas, podría, según los científicos, ser un posible blanco terapéutico para nuevos tratamientos anticaspa y también para la prevención de la caspa.

Champú genético contra la caspa

Los promotores de la investigación indican que “la caspa, ese desagradable polvillo blanco que se deposita sobre los hombros, podría desaparecer en un futuro cercano con un nuevo champú genético”.

La caspa puede estar relacionada en algunos casos con una mala nutrición, particularmente en referencia a deficiencias de zinc. El zinc puede encontrarse en alimentos comunes como las ostras, el pavo, el cerdo y también en algunos tipos de nueces. La ingesta diaria recomendada de zinc ronda los 10 miligramos; menos, claro, para bebés, niños y adolescentes, por su menor peso corporal, y algo mayor en el caso de las mujeres embarazadas y durante la lactancia.

Entre los productos eficaces para combatir la caspa se ha encontrado el poder de eliminación de hongos que tiene el aceite de las hojas de un árbol de té conocido como Melaleuca alternifolia, que es muy útil en el tratamiento sostenido de la caspa.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

El alisado brasileño cupuaçu con queratina

1 10397
Hasta ahora, para todos aquellos que deseaban tener un pelo liso, sólo estaba la opción de alisarlo con una serie de...
Como rizar el pelo trucos y consejos

1 7020
Mejorar nuestra apariencia no depende únicamente del maquillaje y de las prendas de vestir que elegimos, sino también del estado de nuestro...
Tipos de alopecia

1 39270
Es la alteración tricológica más común, pero hay que distinguir entre la caída del cabello fisiológica, que es normal y consiste...

NINGÚN COMENTARIO

Responder